20 de agosto, ¡DÍA DEL NIÑO!

Publicado por: 18/08/2017 0 comments 138 views

En nuestro país, el Día del Niño se celebra desde 1960. La fecha, en la que por tradición se regalan juguetes, tiene como finalidad reafirmar los derechos de los niños.

El domingo 20 de agosto es el Día del Niño. Se trata de la fecha por excelencia en la que los niños reciben regalos, además de mucho amor y de un día dedicado exclusivamente para ellos.

En nuestra ciudad, hay muchos lugares donde podés ir a buscar y elegir aquel juego o juguete que hará feliz a tu hijo, nieto o a los más pequeños de la familia.

Peluches, dinosaurios, patines, princesas, superhéroes, juegos de mesa, hamacas, disfraces, muñecas, set de artes, cocinitas, bancos de herramientas son excelentes opciones para la fecha. También los juegos didácticos.

A continuación, algunas sugerencias de Viví Mejor sobre qué regalarle a los chicos según su edad.

De 0 a 6 meses: juguetes con texturas, colores contrastantes y sonidos suaves. Pueden ser móviles y objetos colgantes para focalizar y seguir con la mirada. También los llamados “juguetes blandos”, todo tipo de formas pequeñas, fáciles de manipular y seguras. Sonajeros, cuneros, pelotas de tela y alfombras didácticas.

De 6 a 12 meses: el piso siempre es un buen compañero. De allí no se caen, se mueven con libertad, rolan y reptan. En esta etapa son ideales pisos de goma eva, formas blandas para apilar, libritos de tela, emboques y ensartados blandos, cubos con actividades y muñecos de apego.

A partir del año: comienzan los primeros pasos y llegan los juguetes duros. Se sugieren laberintos de alambre, pelotas para empujar, atrapar y patear. Formas para apilar, juegos de arrastre y una amplia variedad de formas en madera para plantar, ensartar y enroscar. Son excelentes los llamados “juegos de descarga”. El pata-pata es otro clásico.

A los 2 años: los mismos juegos pero màs complejizados. Los juegos con imágenes que estimulan la jerga y las palabras son bienvenidos. Libros con hojas gruesas y fáciles de manipular. Encastres de formas simples, y juegos que propicien el reconocimiento de las formas geométricas básicas y los colores. También los enhebrados.

A los 3: a esta edad se abre un mundo de actividades. Ya entusiasman los rompecabezas y la posibilidad de resolver pequeños problemas de correspondencia, seriación y clasificación. Asumen roles y ya juegan a la mamá, al cocinero, al superhéroe…  Disfrutan de estar con otros, buscan compartir e interactuar. Pueden aceptar reglas y acordar pautas para disfrutar de juegos de mesa simples tales como memotests y dominó.

A partir de los 4 años: exploran, ponen a prueba el cuerpo cada vez más, pedalean, saltan, trepan… Pelotas, bicis, barriletes, hamacas, minibowlings, tiro al arco, aros, cintas para bailar son buenas alternativas. Dibujan cada vez mejor, pintan y empiezan a hacer detalles. Disfrutan compartir actividades manuales como cortar y pegar. Pistas, autos, y hasta llegan a ser expertos en dinosaurios, o la princesa más rosa del mundo. Comienzan a manipular con habilidad las piezas de encastre.

A partir de los cinco en adelante: Rompecabezas, cajas de actividades plásticas, imanes, contadores, fichas con letras y números. Más juegos reglados y de construcción. Amplia variedad de juegos que consolidan los aprendizajes iniciales de la lectoescritura. Adivinanzas, juegos de ingenio y de lógica. Para los más grandecitos, un libro es una gran opción.

Sobre el Día del Niño

En nuestro país, se celebra desde 1960. En América Latina, se conmemora en distintas fechas. El Día del Niño fue establecido en diferentes países, no todos con la misma fecha, por recomendación de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en 1954. La fecha tiene como finalidad reafirmar los derechos de los niños y a destinar diversas actividades para lograr el bienestar de los niños del mundo.