2021: el año de las frutas y las verduras

Publicado por: 08/01/2021 0 comments 171 views

La obesidad causa muchísimas muertes en el mundo, además de ser un factor de riesgo del COVID-19. Por ello, la ONU declaró al 2021 como el año internacional de las frutas y las verduras para que los países fomenten una alimentación saludable.

Mónica Ritacca

El 2021 fue declarado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) como el Año Internacional de las Frutas y las Verduras para promover el aumento del consumo de estos grupos de alimentos, reducir el impacto medioambiental, y fomentar estilos de vida más saludables.

Las frutas y verduras son la piedra angular de una dieta sana y variada. Proporcionan al cuerpo humano abundantes nutrientes, refuerzan el sistema inmunológico y contribuyen a reducir el riesgo de contraer muchas enfermedades. Sin embargo, a pesar de estos enormes beneficios, no las consumimos en cantidades suficientes.

Viví Mejor charló al respecto con la Licenciada en Nutrición Virginia Yódice (M.P. N.º 619), quien es además miembro del Tribunal de Ética del Colegio de Graduados en Nutrición de la Provincia de Santa Fe

-La ONU estableció al 2021 como el año internacional de frutas y verduras. ¿Es un llamado de atención acerca de la necesidad mundial de incrementar el consumo de ambas? ¿Por qué?

-Es afortunado cómo vamos avanzando hacia una mirada más integral y a la vez menos farmacológica de la salud. Durante años para curarnos teníamos la concepción de que haría falta un remedio. Hoy la gente enferma por sus hábitos de consumo: sea la forma en la que come, las horas que pasa frente al televisión o la play y claro, el tabaco y el estrés.

En ese contexto, consumir frutas y verduras es una vuelta a volver más saludables nuestros platos pero en esta mirada general, también hay mucho empuje desde distintas organizaciones hacia una alimentación «plant based» (con mayor presencia de elementos vegetales y menos proporción animal) por ser más amigable con el medio ambiente. Y esto (aclaro porque a veces me lo mencionan) no es un grito «radicalizado» para volverse vegetariano necesariamente pero sí que está en el «tapete» la necesidad de cambiar los patrones de consumo desde las principales ONG internacionales.

-¿Cuáles son los beneficios de las frutas y las verduras en el organismo de una persona? ¿Por qué son sumamente importantes?

-Por muchas razones. En primer lugar, son –más allá de la pandemia- las enfermedades vinculadas al estilo de vida las que están socavando nuestra salud: obesidad, diabetes, cáncer, alzheimer, y no tiene que ver exclusivamente con una cuestión del peso. Comer frutas y verduras tiene factores protectores intrínsecos. Hoy por ejemplo sabemos que son el «alimento» para la microbiota intestinal, esta masa de bacterias que alcanzan kilo y medio y viven en nosotros, que forman parte del eje intestino-cerebro, regulando hormonas, neurotransmisores, con un papel central en alergias, el estado de ánimo y enfermedades autoinmunes. También por supuesto, una dieta rica en vegetales y frutas (y sumemos, legumbres, granos integrales, semillas) indirectamente hace que comamos menos de otras cosas no tan «saludables», entonces el paradigma ya no es «sacar» es «sumar para desplazar» y ganar en calidad.

-Para sentirse saludable, ¿cuál es la cantidad diaria que hay que consumir de frutas y verduras?

-Al menos la mitad de nuestro plato debería ser verduras, más 2-3 piezas de frutas. Y no todo es ensaladas: una pasta con brócoli es riquísima o una tabla de picadas puede tener aceitunas, queso, unas berenjenas en escabeche, unos tomates cheerry y unas ciruelas. Y fijate que te nombre «ciruelas». Recuperar lo de estación, que contiene todas las propiedades nutricionales que requiere el cuerpo según la estación del año, es más económico, colabora a huertas de la zona y genera menos gastos de combustible. No te digo ser anti bananas porque vienen de lejos, pero sí empezar a pensar que lo regional y de temporada, tiene ese valor agregado.

-¿Qué pasa en los chicos? ¿Somos los padres los responsables de que no las quieran consumir porque nos rendimos ante el primer NO QUIERO del niño?

-Hay situaciones donde los chicos naturalmente rechazan los vegetales, en ocasiones vinculadas a emociones (ej. llamar la atención de mamá con la llegada de un hermanito) pero en general, la mayoría de las ocasiones es porque los adultos no las ofrecemos o no las comemos. Entonces el niño no las incorpora con naturalidad. Es importante saber que desde la panza, el bebé ya se familiariza con los sabores de la comida de la madre, por ende desde la gestación es importante consumir una alimentación variada, rica en «plantas» (frutas, verduras, legumbres, etc).

-¿Se nota una merma del consumo de frutas y verduras a lo largo de los años y junto con ello el aumento de obesidad o, por el contrario, se nota más un aumento de personas que se vuelven vegetarianas?

-Lo primero. De hecho la encuesta nacional de factores de riesgo 2019 exhibe como aumenta la baja actividad física, sube la obesidad y disminuye la proporción de personas que come al menos 5 porciones de frutas y verduras por día.

-¿Qué pasa a la larga si no se consumen verduras y frutas?

-En general ese espacio lo ocupan otros alimentos y el resultado altera a veces el peso, pero además incidirá en la motilidad intestinal, colesterol, humor, respuesta inmunitaria, fatiga crónica… los signos de carencia son una baja calidad de vida, no tiene que ver sólo con los kilos.

-¿Es mito o realidad que las verduras no generan saciedad?

-La cuestión es que tenemos la saciedad alterada. Silenciosamente, comemos mucho más de lo que requiere nuestra biología, impulsados por emociones, disponibilidad y sobre estimulados con sabores comerciales que nos hacen comer hasta recostarnos en el respaldo de la silla sin poder respirar. Lo que puedo decirte es que cuando una persona comienza a comer más natural, su sensación de saciedad es temprana y su ansiedad baja.

Cambiar de hábitos, de eso se trata

Carlos Otrino (*)

«La Federación Nacional de Mercados Frutihortícolas o de Operadores de la República Argentina forma parte de una Organización que se llama Alianza Global para el Consumo de Frutas y Verduras. Es miembro colaborador de esa organización hace dos años. Esto lo cuento porque Alianza Global para el Consumo de Frutas y Verduras, junto a otras organizaciones, apoyó la idea de que se presente en la Asamblea de las Naciones Unidas la iniciativa de declarar al 2021 como el año internacional de las frutas y verduras, como finalmente ocurrió.

Para los mercados frutihortícolas de Argentina y el Mercado de Productores y Abastecedores de Santa Fe esta declaración es muy importante porque es trascendental para la salud. Hay que consumir entre 400 y 700 gramos de verduras y frutas al día, y estamos muy lejos de eso. Creo que con este tipo de acciones de la ONU se apunta a un cambio de hábitos en las personas a raíz de un crecimiento descomunal de la obesidad, de enfermedades crónicas no transmisibles como problemas hepáticos, presión arterial alta, etc., que son producto de una vida sedentaria y una mala alimentación».

(*) Miembro del Directorio Ejecutivo del Mercado de Productores de Santa Fe y presidente de la Federación de Mercados Frutihortícolas de Argentina.