Alimentos para aumentar la producción de leche

Publicado por: 15/08/2019 0 comments 59 views

El período de la lactancia requiere de una adecuada alimentación de la mamá para cubrir tanto sus necesidades como las de la producción de la leche que alimentará a su bebé, por lo que debe realizar una mayor ingesta de nutrientes. ¿Cuáles son algunos de los alimentos que favorecen la producción de leche materna?

A muchas madres les preocupa la idea de no producir suficiente leche. Estos alimentos que detallamos a continuación pueden ayudar a aumentar la producción de leche materna. La buena noticia es que todos están disponibles todo el año en nuestra zona, según informó Carlos Otrino del Mercado de Productores y Abastecedores de Frutas, Verduras y Hortalizas de Santa Fe.

Ajo. El ajo contiene galactagogue y esto ayuda estimular la lactancia. No es necesario comerse el ajo directamente, pero sí se puede añadir a las comidas. El ajo se ha utilizado por las madres lactantes para ayudar a impulsar la leche desde hace décadas.

Zanahorias y remolachas. Tanto las zanahorias como las remolachas contienen beta-caroteno, son una fuente saludable de carbohidratos y ayudan a aumentar los niveles de potasio. El beta-caroteno es, además, beneficioso para el crecimiento del recién nacido. Estos alimentos favorecen la producción de leche y pueden ayudar a la mamá a perder algo de peso después del embarazo, si las come entre horas (en lugar de bollos, dulces, etc.)

Hinojo. Las semillas de hinojo también ayudan a aumentar la producción de leche. Esta planta actúa como un galactogogo, que es una sustancia que ayuda al cuerpo de la mujer a producir más leche. Además, estas semillas ayudan a la digestión y a prevenir los cólicos del lactante.

Jengibre. El jengibre es otro alimento que ayuda a impulsar la leche materna. Se puede añadir a muchas recetas o preparar una infusión con la raíz (recomendable también para las náuseas del embarazo).

 

Tanto en el embarazo como durante la lactancia materna, la mujer deber cuidar su alimentación llevando una dieta equilibrada y saludable. Hay que tener en cuenta que el bebé se alimenta a través de la madre y, por tanto, los alimentos que ingiramos le afectarán directamente.