Vacaciones: y…qué hacemos con las plantas

Las vacaciones suelen ser de los momentos más esperados por toda la familia. Al igual que con los animales, las plantas del hogar requieren de cuidados, que hacemos con estas durante nuestra ausencia.

 

Una de las preocupaciones más comunes que surge cuando nos vamos de vacaciones es el cuidado de nuestras plantas. ¿Qué va a pasar con ellas? ¿Quién se va a ocupar de regarlas? Éstas son algunas de las cuestiones que nos planteamos antes de partir hacia nuestro destino. Por eso, si quieres que tus plantas se mantengan sanas y en buen estado mientras no estás en casa, aquí algunos consejos.

  1. La primera opción que siempre contemplamos para cuidar las plantas durante nuestras vacaciones es encomendar la tarea de regarlas a algún familiar, conocido o vecino. Así que si tienes la oportunidad de contar con alguien de confianza que se encargue de ello, no la desaproveches.
  2. Es importante que antes de salir de casa, te encargues de regar todas las plantas y eliminar sus partes dañadas, así como las ramas y hojas secas. Esto hará que las plantas absorban menos agua durante el tiempo de tus vacaciones. Sobre todo en verano, tus plantas requerirán unos cuidados especiales y específicos.
  3. Uno de los métodos más tradicionales para mantener las plantas húmedas hasta nuestro regreso es colocar las macetas en la bañera. Antes de hacerlo, debes tapar el desagüe, poner una tela o un plástico que cubra el fondo y colocar sobre él un objeto absorbente que sirva de soporte a las plantas, ya sean ladrillos u otros soportes de madera. Una vez coloques las plantas, llena la bañera de agua hasta cubrir unos 5 cm de altura, aproximadamente. Así, las plantas absorberán el agua cuando lo necesiten.
  4. Otra buena idea es el siguiente remedio casero. Toma un cordón de algodón e introduce uno de sus extremos en cada maceta y, el otro en un cubo con abundante agua. Con este método, las plantas irán absorbiendo el agua cuando estén secas.
  5. También tienes la opción de crear un sistema de riego por goteo casero, una buena manera de que las plantas estén bien cuidadas en tus vacaciones. Necesitas una botella de plástico llena de agua y un alfiler para hacer un pequeño agujero en el tapón. Por último, debes colocar la botella boca abajo sobre cada planta para que el agua caiga gota a gota.
  6. Aquellos que van a estar mucho tiempo fuera de casa o han planeado viajes largos pueden optar por los sistemas de riego automáticos que cuentan con un temporizador. Son métodos más costosos pero merecen la pena si queremos encontrar las plantas sanas y saludables a la vuelta, sobre todo cuando se trata de jardines.
  7. Por último, también puedes acudir a las hidrojardineras. Son unos maceteros que disponen de un depósito de agua en la parte inferior, el cual va suministrando agua a las raíces de las plantas. Es una opción que puedes aprovechar durante todo el año pero es más cara, ya que cada maceta necesita una de ellas.

Todas estas técnicas son eficaces para cuidar las plantas durante tus vacaciones, aunque lo mejor es combinar unas y otras. Por ejemplo, utilizar las hidrojardineras para las plantas más grandes y remedios caseros como colocar las plantas más pequeñas en la bañera.

 

Share this article