Author Archives: ViviMejorSF

25/11/2020 0 comments 39 views

Desde muy temprana edad, los chicos manejan celulares, controles remoto, etcétera. Pero cuidado, que eso tiene consecuencias en la motricidad fina. Menos tecnología y más manos para crear.

Psp. Ma. Alejandra Canavesio (*)

«- ¡Es que no pueeeeedoooooo!- se exasperó Joaquín cuando, por tercera vez consecutiva, las cartas que intentaba acomodar en su mano se le cayeron al piso- ¿Por qué no me sale como a vos?…


De pronto, Agostina revoleó al aire la bandita de toalla con que pretendía atarse el final de una trenza.

-Ahhhhhhhhhhhh- protestó, apretando las mandíbulas mientras me mostraba los dientes- ¡esta gomita es una porquería; no sirve para nadaaaaaaa!…


Cada vez que procuraba sacar un palito, el montón acababa desmoronándose ante la mirada furiosa de Samuel.

  • ¡Oooooooodio los palitos chinos! Este juego es lo peor que han inventado.

  • Es que la seño dice que no me entiende…- se quejó Vanesa.
  • ¿Qué es lo que no te entiende?- le pregunté.
  • ¡La letra!- casi gritó- ¿No ves que es horrible? Ni yo entiendo lo que escribo.
  • Y si vos misma no la entendés, ¿por qué te molesta que ella te diga que tampoco la entiende?

Vanesa se encogió de hombros, refunfuñó y, acto seguido, hizo un bollo el papel en que acababa de escribir algo y lo encestó en el tacho de basura.

  • Listo: ahora ya nadie va a verlo…»

Desde muy pequeños los niños manejan controles remotos, teclados, celulares y tablets, usando solamente pulgares e índices para presionar botones o rozar pantallas, y están convirtiéndose en pequeños geniecitos de la electrónica… pero a costa de un impacto severo en la motricidad fina.

Los recién nacidos pueden mover brazos y manos, pero son actos reflejos porque el cuerpo aún no controla conscientemente sus movimientos. El desarrollo de la motricidad fina (manos y dedos) es decisivo para la habilidad de exploración, experimentación y aprendizaje sobre el entorno; es progresivo y fundamental para la adquisición de la lectoescritura. Manejar pantallas usando sólo el índice inhibe la utilización de los tres dedos de la mano esenciales para poder escribir.

Antes de permitir a los niños el acceso a la tecnología, es imprescindible posibilitarles el uso de objetos y juguetes para manipular a fin de que ejerciten manos y dedos para las prensiones y agarres, facilitándoles las acciones de precisión, firmeza y coordinación, así que… aparatos a un costado y… ¡manos a la obra!

(*) Psicopedagoga. M.P. N° 279.L.I.F. 8.

25/11/2020 0 comments 49 views

La glándula tiroidea se encuentra en la base del cuello y tiene forma de mariposa. Su función es la de regular el metabolismo, aunque muchas veces puede verse alterada por diversas causas. Se estima que el 10% de la población mundial padece algún trastorno tiroideo. La ecografía es la principal herramienta para diagnosticar cáncer de tiroides.

Los trastornos tiroideos pueden afectar a personas de cualquier edad. Pero ¿por qué es importante la glándula tiroides? Porque se encarga de regular el metabolismo del cuerpo mediante la producción, almacenamiento y liberación de hormonas tiroideas: tiroxina (T4), triyodotironina (T3) y calcitonina. Éstas influyen en casi todas las células, tejidos y órganos; son necesarias para la síntesis de muchas proteínas esenciales en los períodos de crecimiento y contribuyen con el desarrollo del sistema nervioso central.

Además se destaca su influencia en la frecuencia cardíaca, el nivel de colesterol, la fuerza muscular, la regulación de la temperatura corporal, el ritmo intestinal y la función reproductiva, entre otras. Por su parte, la masa ósea se ve beneficiada por la calcitonina.

Síntomas y trastornos

No todos los trastornos tiroideos presentan síntomas. Por un lado, la tiroides puede manifestar una alteración de su estructura, cuando la glándula aumenta su tamaño se lo denomina «bocio». Esta disfunción puede clasificarse en: difuso (cuando toda la glándula está afectada uniformemente), nodular o polinodular (cuando uno o más nódulos han crecido en su superficie). Los nódulos tiroideos generalmente son asintomáticos, pero en algunas oportunidades, si son de gran tamaño, pueden producir dificultades para tragar, respirar o incluso el paciente puede manifestar algunos cambios en la voz. Los nódulos tiroideos son en su mayoría benignos, se diagnostican y se controlan mediante la ecografía. Si tienen características dudosas o de sospecha, se biopsian para estudiar sus células.

Por el otro lado, las alteraciones de funcionamiento más conocidas son el hiper e hipotiroidismo, disfunciones que pueden ser acompañadas o no del aumento del tamaño de la glándula. Estas alteraciones se diagnostican mediante la clínica y los análisis de sangre específicos.

El hipotiroidismo se trata de una disminución en la producción de hormonas tiroideas. Sus síntomas más frecuentes son: decaimiento, sueño, fatiga, sobrepeso (es responsable de un aumento que oscila entre 2 y 4 kilos; producto de la retención de líquidos, también denominado edema) y dificultad para su baja y trastornos en la función reproductiva como alteración de las menstruaciones o infertilidad.

El hipertiroidismo, al contrario de lo anterior, se caracteriza por un exceso de la función de la glándula tiroidea y puede manifestarse con irritabilidad, taquicardia, pérdida de peso (con un apetito normal o incluso mayor) y nerviosismo, temblor y calor.

La ecografía de Tiroides

Una ecografía de tiroides puede ser pedida si en un análisis de sangre la prueba de la función tiroidea es anormal. Una ecografía también puede ser pedida si el médico sospecha la presencia de un tumor (nódulo) en la tiroides cuando se examina el cuello.

La ecografía es un método indoloro que utiliza ondas sonoras para crear imágenes del interior del cuerpo. Para el caso de tiroides, se acuesta al paciente con el cuello extendido. El especialista en imágenes aplica un gel lubricante en el cuello y luego pasa una varita, llamada transductor, sobre el área.

El transductor libera ondas sonoras, las cuales pasan a través del cuerpo y rebotan desde el área objeto de estudio (en este caso, la glándula tiroides). Un ordenador estudia el patrón que las ondas sonoras crean cuando rebotan y elabora una imagen. Para este examen no se necesita ninguna preparación especial y el paciente no siente nada de dolor, a lo sumo un poco de incomodidad porque el gel está frío.

Material elaborado por Diagnóstico por Imágenes Junín. Santa Fe.

18/11/2020 0 comments 62 views

El 14 de noviembre se conmemoró el Día Mundial de la Diabetes. El objetivo de la fecha es aumentar la concientización global sobre esta enfermedad que, según la Organización Mundial de la Salud, padecen en el mundo 350 millones de personas. El sobrepeso, el sedentarismo y la mala alimentación son tres factores que impulsan una patología que creció fuerte en la Argentina durante los últimos diez años.

El 60% de los argentinos tiene sobrepeso u obesidad y la mitad realiza poca actividad física. Por eso aumentan la cantidad de personas que padece Diabetes tipo 2, la que está relacionada con los malos hábitos alimentarios y el sedentarismo, y que representa el 95% de los casos. En el mundo la enfermedad está considerada como una pandemia.

Los alimentos industrializados, en general, tienen más azúcar, más sal y más grasa. Son hipercalóricos y tienden a generar aumento de peso. Además cada vez hay más autos, más confort y largas jornadas de trabajo, lo que estimula el sedentarismo. La verdad es que es el combo perfecto para que crezcan los casos de Diabetes tipo 2.

En una década, la Argentina pasó de tener de un 7,5% a un 10,5% de la población afectada. Por ello, el Ministerio de Salud de la Nación recomienda tener una alimentación completa y saludable, que incluya al menos medio plato de verduras en el almuerzo y en la cena, frutas y excluya los productos con alto contenido de azúcares, grasa y sal, además de elegir el agua como bebida habitual. También destaca la importancia de realizar al menos 30 minutos de actividad física todos los días y no fumar.

En cifras

De acuerdo a las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el número de personas con Diabetes aumentó de 108 millones en 1980 a 422 millones en 2014.

La prevalencia mundial de la Diabetes en adultos (mayores de 18 años) se incrementó del 4,7% en 1980 al 8,5% en 2014.

La Diabetes es una importante causa de ceguera, insuficiencia renal, infarto de miocardio, accidente cerebrovascular y amputación de los miembros inferiores. Se estima que en 2012 la Diabetes fue la causa directa de 1,5 millones de muertes, y que otros 2,2 millones de muertes eran atribuibles a la hiperglucemia.

Tres tipos de Diabetes

La Organización Mundial de la Salud explica que la Diabetes es una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce insulina suficiente (la hormona que regula el azúcar en la sangre) o cuando el organismo no la utiliza en forma eficaz.

Diabetes tipo 1: se la conoce como insulinodependiente. Se desconoce su causa y no se puede prevenir con el conocimiento actual.

Diabetes de tipo 2: representa la mayoría de los casos mundiales y se debe en gran medida a un peso corporal excesivo y a la inactividad física. No es insulino dependiente y se suele dar en la edad adulta, aunque en los últimos años se dieron casos en niños.

Diabetes gestacional: se caracteriza por hiperglucemia (aumento del azúcar en la sangre) que aparece durante el embarazo y alcanza valores que, pese a ser superiores a los normales, son inferiores a los establecidos para diagnosticar una Diabetes. Las mujeres con Diabetes gestacional corren mayor riesgo de sufrir complicaciones durante el embarazo y el parto.

Para tener en cuenta

¿Cómo se puede presentar la Diabetes? Puede ser asintomática durante años y debutar con alguna complicación.

¿Cuáles son los síntomas? Sed intensa, disminución inexplicable de peso, constante necesidad de orinar, falta de energía, irritabilidad, hambre excesivo, infecciones frecuentes.

¿Cuáles son las complicaciones? Los adultos con diabetes tienen 2 a 3 veces más riesgo de padecer accidente cerebrovascular e infarto de miocardio. La afección de los nervios de los pies (neuropatía) combinada con los trastornos circulatorios aumenta el riesgo de lesiones, infecciones y amputaciones. Otras complicaciones son retinopatía diabética, que puede llevar a la ceguera, y daño de los riñones con insuficiencia renal.

¿Cuáles son los factores de riesgo? Antecedentes familiares de diabetes, sobrepeso, alimentación inadecuada, falta de actividad física.

¿Cómo se puede prevenir? Con una alimentación saludable, sin azúcares ni grasas saturadas; con un peso corporal normal; haciendo actividad física por lo menos 30 minutos y de una intensidad moderada, la mayoría de los días de la semana; evitando el cigarrillo y controlando la glucemia capilar según consejo médico.

18/11/2020 0 comments 59 views

El agujero de ozono permite que mayores cantidades de radiaciones solares lleguen a la superficie terrestre. Las indicaciones para restringir nuestra exposición a la radiación ultravioleta (UV) guardan relación con el daño que ésta produce. Todos utilizamos protector solar para proteger la piel durante los meses más cálidos, pero muchos olvidan proteger también los ojos.

Dra. Eliana Segretin Gutiérrez (*)

El verano supone pasar más tiempo al aire libre, y los estudios muestran que la exposición a la luz del sol puede, además de aumentar el riesgo de cáncer de piel, generar daño a los ojos e incidir en patologías que incluyen cataratas, degeneración macular relacionada con la edad y lesiones de la superficie ocular de tipo degenerativas, como el pterigion (crecimiento anormal por inflamación de tejido de la conjuntiva, que tiende a dirigirse desde la parte blanca del ojo hacia el tejido de la córnea. Se inflama por falta de lubricación, por exposición solar, el viento u otros agentes irritantes).

En general, el nivel de radiación guarda relación con la intensidad del brillo de la luz y es mayor al reflejarse en la arena, en paredes, en cemento, en el agua o en la nieve.

Las lesiones en el ojo, como el pterigion, pueden aparecer a cualquier edad en personas que pasan largas horas bajo el sol del mediodía o en las condiciones de UV-intensos cerca de ríos, océanos y montañas; especialmente pescadores, agricultores, esquiadores, surfistas, entre otros.

El daño por los rayos UV es acumulativo y expone al ojo humano a un estrés oxidativo constante. Personas de todas las edades deben tomar precauciones cuando están al aire libre. Es importante comenzar a usar protección para los ojos a una edad temprana para resguardarlos de los años de la exposición ultravioleta.

El daño solar en los ojos puede ocurrir en cualquier momento durante el año, así que hay que asegurarse de llevar gafas de sol, que bloquean los rayos UV y sombreros de ala ancha cuando se está al aire libre, sobre todo en estas circunstancias:

  • Durante el verano, cuando el nivel de la radiación ultravioleta (UVA y UVB) es al menos tres veces mayor que durante el invierno.
  • En la playa, río o pileta.
  • Al realizar deportes de invierno, especialmente, a altas altitudes (esquiadores).
  • En días nublados, ya que los rayos del sol pueden atravesar nubes y neblina.
  • Nunca mirar directamente al sol, dado que puede conducir a la retinopatía solar, que es el daño a la retina del ojo por la radiación solar.
  • Usar anteojos de sol con etiqueta » protección UV 100%»: utilizar sólo gafas que bloqueen los rayos UV-A y UV-B y que están etiquetados. Elegir anteojos con estilos envolventes para que los rayos sol no puedan entrar por el costado.

Los estudios también han demostrado que la exposición a la radiación ultravioleta (UV) durante el bronceado artificial, «camas de bronceado», puede causar daño a los ojos. Hay que asegurarse de proteger los ojos de la luz UV durante su uso.

(*) Oftalmóloga. M.N. 111.134. Sección Superficie Ocular e Infectología. Servicio de Oftalmología Hospital Italiano de Buenos Aires.

Es importante comenzar a usar protección para los ojos a una edad temprana para resguardarlos de los años de la exposición ultravioleta.

16/11/2020 0 comments 43 views

Hay que ver al paciente como un «ser integral», con cuerpo, alma y espíritu. Siempre es tanto o más importante tratar su estado general que la o las enfermedades en forma individual.

Dr. Guillermo A. Piovano (*)

Desde el mismo día de la creación en el huerto del Edén, el ser humano lucha contra las enfermedades con diferentes recursos naturales y artificiales. La aparición de las especialidades médicas, tanto como la industria de los medicamentos, significaron un extraordinario avance en la lucha contra las enfermedades y la notable prolongación de la expectativa de vida.

Pero… de la misma manera fue y es un duro golpe al «corazón» de la medicina desarticulando su principal concepción: ver al paciente como un «ser integral» con cuerpo, alma y espíritu. Por el contrario plantea un abordaje de «descuartizamiento» donde cada profesional hace su parte, cayendo en el «cuasi necesario» exceso, tanto de los estudios médicos, como de la prescripción de medicamentos.

Creo que estamos en la era donde «los medicamentos se impusieron a la medicina» despojándola de su principal función. Por esta razón proponemos un retorno al concepto de «medicina integral», guardando sus principales principios (tomados de la guía para pacientes, Salud Integral, del Dr. Guillermo Piovano)

  1. EL PACIENTE, NO ES UN «CUERPO ENFERMO», SINO UN «SER HUMANO» ENFERMO con una historia de vida, con pérdidas, duelos, emociones de toda clase, angustias, conflictos que no se pueden resolver, abandonos, malos hábitos, y muchas más realidades que afectan el ALMA (la manera de pensar o sentir), el CUERPO, con todas sus dolencias y el ESPÍRITU que conecta con la fe y la esperanza.
  2. ES TANTO O MÁS IMPORTANTE TRATAR EL ESTADO GENERAL, QUE LA O LAS ENFERMEDADES EN FORMA INDIVIDUAL. Cada enfermedad, sea cual sea: hipertensión arterial, diabetes, artrosis u artritis, demencia, depresión, cáncer, etcétera, tienen su tratamiento convencional de «farmacia» o «cirugías» que siempre encuentra un «techo» donde ya nada más se puede hacer. Allí, más que nunca, cobra gran importancia el estado «general» del paciente, donde siempre «hay algo» por hacer y comprobar as una notable «mejoría» en la «vitalidad» y «capacidades» para la vida diaria.
  3. EL ÉXITO DE TODO TRATAMIENTO, ESTA EN FORTALECER LA «SANIDAD» PARA ENFRENTAR LA «ENFERMEDAD». Las enfermedades dañan, lastiman, debilitan, matan o degeneran células normales. Un gran secreto es alimentar cada célula comprometida con moléculas específicas para resistir el deterioro de la enfermedad. Eso puede lograrse con cualquier órgano o sistema del cuerpo, y en cualquier momento del diagnóstico y obviamente cualquiera sea la enfermedad ¡cuánto antes mejor!
  4. LOS MEDICAMENTOS «DE FARMACIA», NO SIEMPRE SON NECESARIOS E INOCUOS, EN EL TRATAMIENTO DE ENFERMEDADES CRÓNICAS. Hay una notable «sobre-medicación» (Medicado de más) en muchos pacientes con enfermedades crónicas. Ningún medicamento de farmacia es inocuo: es decir que no provoca algún daño. Todos los que se utilizan en enfermedades crónicas (exceptuando los vitales) tienen «efectos netamente indeseables» que, con su uso diario y sostenido, muchos de ellos (No todos) se transforman en «efectos invalidantes» y a veces también «mortales». La máxima es ¡cuánto menos medicamentos de farmacia mucho mejor! Dicho de otra manera por el profesor Julio Busaniche «El mejor medicamento es el que no se da».
  5. AUNQUE NO PODAMOS «CURAR», SI PODEMOS «MEJORAR» LA CALIDAD DE VIDA, LO CUAL ES LO MAS SATISFACTORIO. La medicina, ha avanzado mucho en los diagnósticos y en los tratamientos sobre todo invasivos o quirúrgicos y adaptaciones; pero muy poco en los tratamientos de enfermedades crónicas e invalidantes. El principal objetivo entonces es «mejorar la calidad de vida» Ello significa dos cosas; primero: que dicha enfermedad progrese muy lentamente, utilizando muy pocos medicamentos de «farmacia» y segundo: que las complicaciones y limitaciones, aparezcan mucho tiempo después. ¡Un gran éxito!
  6. LOS «BUENOS HÁBITOS» EN LA VIDA COTIDIANA, GARANTIZAN EL 50% DE LOS «BUENOS «RESULTADOS» Y LA «LONGEVIDAD» SALUDABLE. La herencia genética o «antecedentes personales de enfermedades» sólo condicionan el 25% de nuestra longevidad, mientras que el 75% restante se debe a nuestro estilo de vida. Los hábitos cotidianos como: la alimentación sana, ejercicio adecuado, trabajo moderado, buen descanso y recreación; evitación del tabaco, el estrés, y cualquier otra dependencia, así como el control de los «factores de riesgo cardiovasculares» nos ayudan a «prolongar saludablemente la vida»
  7. CONTROLAR LOS SINTOMAS INVALIDANTES DE LAS ENFERMEDADES, ES EL GRAN OBJETIVO, AUNQUE NO DESAPAREZCAN. No podemos curar las enfermedades crónicas; pero sí podemos controlar sus síntomas más invalidantes; por ejemplo el «dolor». Ello significa dos cosas: primero, que sea mucho menos intenso, y segundo, que responda más rápidamente a menores dosis de analgésicos, disminuyendo así su uso, hasta niveles mínimos. Lo mismo ocurre con cualquier otro síntoma. ¡Esto también es mejorar… y mucho!
  8. LA MALA ATENCIÓN Y ASISTENCIA AL «SER HUMANO», ES UNA ENFERMEDAD SOCIAL, QUE TAMBIÉN PUEDE LLEVAR A LA MUERTE. La mala praxis y los errores médicos, son la tercer causa de muerte en muchos países. Pero también lo son la apatía, la indolencia, la indiferencia o la incomprensión por parte del o los profesionales y agentes del sistema actual de salud. Turnos a distancia que se hacen eternos para el paciente, estudios y diagnósticos que llegan tarde, cuando ya poco se puede hacer; obras y seguros sociales que «no autorizan» tal o cual práctica médica… A veces llevan a la discapacidad y la muerte, mucho más rápido, que la propia enfermedad.

(*) Médico Geriatra. M.P. N° 2727.

16/11/2020 0 comments 61 views

El ejercicio físico hace bien a la salud. A poco más de un mes del inicio del verano, Viví Mejor te cuenta qué hacer para que la práctica sea segura y la puedas disfrutar.

Mónica Ritacca

Llevamos casi 8 meses de una vida completamente diferente a la que teníamos a principio de este 2020. En noviembre del año pasado era impensado que, en el próximo noviembre ( o sea éste que está en curso) la gente tenga que salir a la calle con barbijos, colocarse alcohol en gel luego de agarrar un billete o saludarse codo a codo. Ni hablar de otras situaciones atípicas como la suspensión de clases presenciales en las escuelas.

La pandemia por coronavirus trastocó la rutina de cualquier persona, eso es indudable. Pero también es indudable que a medida que pasan los días y los meses hay necesidades que vuelven a hacerse presentes. Entre ellas, la práctica de actividades deportivas. Siempre bajo una premisa: que prime el cuidado de la salud.

Para el 21 de diciembre, que es cuando llega el verano, es un deseo sentirse bien, con ganas y mucha energía. ¡Y hoy arranca la cuenta regresiva! En Viví Mejor te vamos a contar qué cosas tenés que tener en cuenta para hacer actividad física al aire libre y que no suponga un riesgo para tu salud ni para la de otras personas. En el marco de ir, despacio, hacia una nueva normalidad tené siempre presente que, además de tu bienestar, las prioridades son la seguridad y la salud.

Frente al COVID-19 las únicas medidas eficaces para evitar un contagio son las de protección, consistentes en el uso de barbijos y máscaras, el lavado de manos y utilización de sanitizantes o alcohol en gel, y el distanciamiento social.

En este nota vamos a abordar cómo, de una forma racional, podemos adaptar estas protecciones a las características de cada deportista o persona que quiere hacer actividad física al aire libre.

Independientemente de los consejos que podemos dar, es imprescindible un estricto cumplimiento de la normativa y recomendaciones que hacen públicas las autoridades sanitarias.

Antes de salir a hacer deporte al aire libre es importante que:

-valores si tenés fiebre, tos o dificultad para respirar. En esos casos, debes abstenerte de practicar deporte y consultar con tu médico.

-No realices actividad física al aire libre si estuviste – o sospechás – con alguna persona con síntomas compatibles a Covid- 19.

-Realizar un chequeo médico para saber cómo está tu estado de salud en general.

ANTES, DURANTE Y DESPUÉS

Si vas a salir a la costanera o a algún lugar al aire libre para caminar, correr o hacer bicicleta es importante seguir los siguientes consejos:

-Usá una muda de ropa deportiva limpia.

-Antes de salir de casa lavate las manos con mucha agua y jabón.

-Llevá tu propia botella de agua y no la compartas con nadie. Lo mismo si llevás elementos como colchonetas y/o mancuernas.

Tenés presente que el uso de barbijo es obligatorio en el traslado, pero no durante la práctica deportiva ya que puede ser contraproducente.

Durante el ejercicio es fundamental el distanciamiento de otras personas porque es una de las medidas más efectivas para evitar el contagio y la transmisión del COVID-19.

Durante la práctica deportiva, debemos estar solos y a distancia de otras personas. El virus puede estar presente en el sudor o en el vapor de agua que exhala un deportista, por ese motivo debemos evitar que el viento nos pueda llevar estas partículas hacia nosotros y aumentar las distancias.

Al tocar objetos contaminados podemos contagiarnos si luego nos tocamos en alguna de nuestras mucosas, por este motivo también es muy importante no tocar objetos mientras dure la actividad física al aire libre.

Al volver a casa debemos proteger a los que conviven con nosotros ante un posible contagio. Por este motivo tenemos que procurar minimizar riesgos, siguiendo los siguientes consejos:

-lavarnos las manos, aunque no hayamos tocado nada.

-desinfectar con agua y lavandina el material que hayamos utilizado, como mancuernas o paletas.

-Lavar la ropa deportiva utilizada.

Resta decir que hay muchos estudios científicos que constatan los efectos beneficiosos para la salud y el bienestar que genera el ejercicio físico. Hoy pocos tienen dudas: hacer deporte es saludable. Previene enfermedades, puede ser un tratamiento para muchas de ellas y sirve de manera inmejorable para la rehabilitación. Pero, sobre todo, mejora la calidad de vida. De todas maneras, en estos tiempos que estamos atravesando es fundamental desarrollar cualquier actividad deportiva con responsabilidad y cuidados que no se pueden obviar.

Los siete beneficios de las actividades al aire libre

  • Mejora la memoria a corto plazo.
  • Tiene efecto antiestrés.
  • Elimina la fatiga.
  • Combate la depresión y la ansiedad.
  • Protege la vista, reduciendo el riesgo de desarrollar miopía.
  • Ayuda a la concentración.
  • Mejorar el rendimiento académico.
16/11/2020 0 comments 52 views

Cuenta regresiva

Falta poco más de un mes para la llegada del verano. Las altas temperaturas ya se sienten en la ciudad y es un buen momento para hacer ejercicios al aire libre después de muchos meses de encierro por la pandemia que estamos atravesando. Es fundamental mantener el distanciamiento social, entre otras medidas de prevención.

30/10/2020 0 comments 121 views

Hay muchos estudios que demuestran la importancia de la música como ayuda en el crecimiento intelectual de los más pequeños, siendo el estímulo humano que más partes del cerebro activa.

Prof. Melina Bruera (*)

Este mes de octubre celebramos el día de la madre y quiero, en este espacio, destacar el hermoso don que tiene una madre: dar vida. Y en este dar vida, la madre se conecta con su bebé a través del sonido y la música. A los tres meses de gestación el oído humano ya está formado. Por ello, los sonidos que escuchan los bebés en el vientre materno, desde la voz de los padres hasta los ruidos de fondo, se convierten en sus primeras interacciones con el mundo.

La música, especialmente, genera una sensación de estar acompañados, que puede ayudar a calmar a los bebés. La música es indispensable en nuestras vidas. Prácticamente estamos rodeados por melodías y canciones gran parte del día y sin darnos cuenta.

La música es un medio de expresión y tiene numerosos beneficios en el ser humano, sobre todo en sus primeros años de vida. Desde que nacemos afecta nuestro cerebro y, durante la primera parte de nuestra vida, ayuda al desarrollo cognitivo, social, motor, emocional y del lenguaje.

¿Sabías que la exposición de los recién nacidos a la música, especialmente a la música clásica, tiene numerosos efectos positivos? ¿Y que, si el niño va acompañando su crecimiento cantando, bailando o tocando un instrumento, durante sus primeros años de vida, es muy beneficioso?

Te enumero alguno de estos beneficios:

1- Mejora la memoria, la atención y la concentración de los niños. Al escuchar música atienden a la melodía y la letra, ejercitando la memoria.

2- Mejora la fluidez de expresión tanto hablada como la expresión corporal. Los niños al cantar están reproduciendo frases complejas que de otro modo no las reproducirían. El bailar escuchando música ayuda a la expresión con el cuerpo. También, tocar un instrumento hace que el niño se exprese de otro modo.

3- Facilita la resolución de problemas. La percepción de patrones rítmicos aumenta la capacidad para encontrar soluciones complejas a problemas matemáticos y de lógica. Y si se le añade la educación musical, el efecto aumenta porque el comprender la duración de las notas musicales en una partitura, activa la zona del cerebro relacionada con las matemáticas.

4- Estimula la imaginación y la creatividad. Aquí aparece el mundo interior del niño. La música ayuda a potenciar la imaginación y la creatividad como lo hacen las actividades artísticas como el dibujo y la pintura. El reconocimiento de patrones rítmicos actúa sobre la región creativa del cerebro impulsando así la imaginación.

5- Refuerza el lenguaje. El aprender nuevas canciones aporta palabras y sonidos haciendo que el niño pueda ampliar su vocabulario.

6- Aumenta la sociabilidad. El hecho de que un niño reconozca que conoce la misma canción con otro niño, va desarrollando la sociabilización. Cantar con otros en un coro, tocar instrumentos junto a otros o en grupos ayuda a que el niño se sociabilice, no solamente con otros niños, sino también con adultos.

7- Controla los estados de ánimo. La música evoca emociones y, por lo tanto, la música puede relajarlos o activarlos, según el tipo de música que escuchen y en el momento que se escuche.

8- Implanta rutinas. En los niños se da que asocien canciones a actividades concretas. Por ejemplo, cada vez que el niño escucha la canción de guardar o de saludar, va desarrollando las actividades y lo va disciplinando.

9- Aumenta la autoestima. Aprender canciones, moverse al compás de la música, tocar instrumentos y realizar una melodía mediante un aprendizaje divertido aumenta en el niño el amor propio.

10- Mejora la salud. La música tiene un efecto maravilloso en la salud ya que ayuda a aliviar o reducir el dolor, aumenta el sistema inmunológico, coordina la respiración y los latidos del corazón.

En resumen, rodear al niño de música en todo su desarrollo es un refuerzo positivo y poderoso. Seamos, los adultos, el nexo para hacer posible ese refuerzo. ¡Viva la música!

(*)Docente de Educación Musical y cantante.

La música es un medio de expresión y tiene numerosos beneficios en el ser humano, sobre todo en sus primeros años de vida. Desde que nacemos afecta nuestro cerebro y, durante la primera parte de nuestra vida, ayuda al desarrollo cognitivo, social, motor, emocional y del lenguaje.

30/10/2020 0 comments 81 views

La respuesta es sí. Hoy, se puede recurrir a un abordaje «integral» a fin de que cada paciente incorpore buenos y definitivos hábitos. La artrosis no se cura y avanza, por lo que es importante tratarla.

Dr. Guillermo A. Piovano (*)

La artrosis es una enfermedad silenciosa, que avanza afectando las pequeñas y grandes articulaciones de los huesos, siendo las más frecuentes los dedos de la manos (nudillos que están cerca de las uñas), la muñeca, la columna cervical, la columna lumbo-sacra, caderas y rodillas.

Es una enfermedad crónica, es decir que nunca se detiene, y a la vez invalidante, porque una vez que se manifestó genera limitaciones en el movimiento, y dolores cada vez mayores.

Historias repetidas

Las historias de artrosis se repite en la gran mayoría de los pacientes que la padecen, que tienen entre 50 y 90 años.

Durante los primeros 5 a 10 años, inclusive más, el paciente toma antiinflamatorios de venta «libre», sin advertir que está «tratando» un síntoma que tarde o temprano se convertirá en verdugo «insoportable».

Es allí cuando decide consultar, y recibe la noticia de su traumatólogo acerca de que la única solución es la cirugía y reemplazo con prótesis adecuadas; o bien que continúe con analgésicos, control del peso y actividad física hasta que se decida «operar».

¿Cuál es el mejor tratamiento? Hay que tener en cuenta seis premisas:

1. Aquel que se active cuanto antes. Hacer un diagnóstico bien temprano es muy importante. No hay que esperar a sentir dolor insoportable para consultar. Cuando apenas aparece, hacer la consulta. Allí el médico hará un triple diagnóstico:

-Si tiene artrosis? Sí o no

-¿Cuántas articulaciones son las afectadas?

-¿Si la enfermedad es leve, moderada o grave?

2. Aquel que permita, aplanar la curva de «evolución». Es decir que en vez de que avance a 140 km por hora (a modo de ejemplo) lo haga a 40 km por hora. O sea que «posterga» la aparición de limitaciones y eventuales cirugías.

3. Aquel que permita el «control del dolor». Esto significa dos cosas. Por un lado que el dolor obviamente sin desaparecer disminuya considerablemente de intensidad; y segundo que responda más «rápidamente» a diferentes anti-inflamatorios. Uno de los éxitos del tratamiento es que el paciente disminuya el 70 % su uso.

4. Aquel que permita «nutrir» el cartílago de los huesos, a fin de que resista más la destrucción de la enfermedad, combinando una técnica que alcance a «todas las articulaciones» del cuerpo: columna, cervical y lumbo-sacra, caderas, rodillas, manos y muñecas, hombros; etc.

5. Aquel que logra «recuperar» al paciente la posibilidad de moverse y realizar las tareas de la vida diaria de manera «estable y placentera», en forma progresiva y constante.

6. Aquel que logre «involucrar» al paciente para un control del peso y rutina de actividad física propicios, integrando el cuerpo con las emociones y el espíritu.

El tratamiento

¿Existe tal tratamiento? ¡Sí! Hoy podemos recurrir a un abordaje «integral» a fin de que cada paciente incorpore buenos y definitivos hábitos para el control de peso y la actividad física «correcta».

La nutrición del cartílago, fundamental para el control del dolor y desaceleración de la enfermedad, se realiza mediante la inoculación intramuscular (en glúteos) de proteínas de origen «biológico».

Este tratamiento se logra con una dosis de «impregnación» (mucho volumen en el menor tiempo posible) los primeros 6 meses; para luego continuar con una dosis de mantenimiento mes por medio.

Con más de 2.500 pacientes tratados, hemos observado:

– Control del dolor en los primeros 3 meses.

– Recuperación de la movilidad en forma progresiva.

– Disminución del 70 % en el uso de anti-inflamatorios.

– Mejoría en la calidad de vida y bienestar del paciente.

– Mayor autonomía en las actividades de la vida diaria.

– Descenso programado y vigilado del peso, en caso de ser necesario.

– La importancia del acompañamiento médico permanente.

Una pregunta y respuesta final. ¿Es correcto tomar «cartílagos» de venta libre, publicado en los medios? Claramente «NO». Ningún tratamiento con «medicinas» es correcto sin «el médico» que lo indique, cualquiera sea.

¡No se trata de un medicamento o un producto! Se trata de «un abordaje integral» que se complementa con el correcto examen físico exhaustivo; la realización «a tiempo» de los estudios para evaluar no solamente si tiene artrosis sino cualquier otra enfermedad que aún no ha sido diagnosticada e influye en forma directa en el deterioro general del paciente. Se trata de sostener y acompañar al paciente, en cada logro por más pequeño que parezca y sobre todo en el arte de la medicina de «combinar» todos los recursos disponibles para el mejor resultado.

(*) Médico Geriatra. M.P. N° 2727.