Author Archives: ViviMejorSF

01/09/2020 0 comments 276 views

En invierno hay ganas de comer comida que nos caliente el alma. Sopas y guisos son nuestros aliados saludables; ésto es así si seguimos recetas que cuiden la cantidad de grasas y sal de estas preparaciones. A continuación, una deliciosa receta para cautivar a toda la familia.

Ingredientes (para 6 porciones)

-1/2 paquete lentejas remojadas por una noche (250 g).

-1 cebolla grande.

-1 morrón rojo.

-1 zanahoria chica.

-3 dientes de ajo.

-1 lata de tomates.

-1 bife de cuadril de 200 g.

-2 cucharadas de aceite de girasol.

-100 C/C. de vino blanco (opcional).

-Comino, pimienta blanca, pimentón y sal.

Pasos

  1. Lavar los vegetales. Picar finamente la cebolla, la zanahoria, el ajo y el morrón. En wok de teflón, agregar las 2 cucharadas de aceite y calentar a fuego moderado. Incorporar los vegetales picados revolviendo, y luego de 5 minutos de cocción agregar las lentejas ya remojadas y escurridas. Cocinar otros 5 minutos e incorporar el cuadril cortado en trozos tamaño dado. Condimentar. Continuar la cocción 5 minutos y verter el vino si se desea. Cocinar hasta evaporar el alcohol y agregar los tomates
  2. Bajar el fuego y cocinar por 25 a 30 minutos más hasta completar la cocción de la lenteja. Presentar en cazuelas de barro, si se desea con papas, calabaza o arroz. Agregar perejil o queso de rallar para decorar.
26/08/2020 0 comments 151 views

Expectativa de vida no es lo mismo que calidad de vida. Si bien es cierto que la primera aumentó de manera considerable los últimos años, también es cierto que la segunda se ve truncada por acciones que atentan contra ella. La buena noticia es que nunca es tarde para comenzar a llevar una vida saludable.

Dr. Marcelo Blank (*)

Hoy tengo buenas noticias para vos: ha aumentado de forma muy considerable la expectativa de vida de la población general. Hace 100 años, ésta era de entre 40 a 50 años, y hoy lo es de 82 años para las mujeres y 78 para los hombres.

Más llamativo aún es, si tomamos como referencia el inicio de las civilizaciones y a modo de ejercicio el pueblo Egipcio hace 5000 años, la expectativa de vida casi que no se modificó en forma significativa durante 4900 años. Pero sorprendentemente en los últimos 100 años ésta se ha duplicado, un hecho verdaderamente increíble.

Ahora bien, una cosa es la expectativa de vida, vale decir, cuantos años deberías de vivir y, otra muy diferente, la calidad de vida, que no es ni más ni menos que en qué condiciones de salud llegarás a los 40 años para poder disfrutar de estos 30 o 40 años más que estadísticamente la vida te depara.

En este contexto, en el mundo ocurre un efecto simultáneo muy extraño: por un lado la ciencia, la naturaleza, la evolución o Dios, como cada uno lo quiera interpretar, le ha concedido a la raza humana la posibilidad de vivir más años, casi un 100% más del tiempo, y por otro lado la especie humana parece que haría lo imposible para evitar que esto suceda.

Parece mentira pero como especie estamos empecinados en perder nuestro principal activo: la salud.

Te traje algunos datos actuales: entre las principales causas de muerte en Argentina se encuentran las enfermedades cardiovasculares, respiratorias y tumorales.

Todos son padecimientos no transmisibles, vale decir no se contagian. Además son prevenibles y previsibles en la mayoría de los casos. ¿Qué estamos haciendo mal? Simple:

—Inadecuada alimentación y sedentarismo conllevan a malnutrición, sobrepeso y obesidad.

—Tabaquismo, abuso de alcohol y mal manejo del estrés.

Todos estos factores anteriores aumentan el riesgo de la población adulta de padecer diabetes, hipertensión arterial e hipercolesterolemia: la fórmula perfecta para el infarto de miocardio, el accidente cerebro vascular, ciertas enfermedades respiratorias y cancerígenas.

Chau a las excusas

Amigos, dejemos de dedicarnos a perder la salud y vamos a las soluciones simples, convincentes, prácticas y efectivas. ¡Hoy es un buen día para empezar!

Comenzá a alimentarte un poco mejor, no es tan difícil:

—Reordená tus rutinas; desayuná, almorzá, merendá y cená.

—Evitá los ayunos prolongados y el picoteo innecesario entre las comidas.

—Disminuí el consumo de carnes, de harinas refinadas, productos manufacturados, bebidas gaseosas y azucaradas.

—Moderá el consumo de azúcar y de sal.

—Aumentá la ingesta de frutas, verduras, legumbres, hortalizas y de harinas integrales.

—Evitá la fritura y tomá mucha agua.

—No menos importante: aprovecha el momento de las comidas para el encuentro y el diálogo en familia.

—Realizá ejercicio físico adecuado para tu edad, estado y condición física. Si tenés dudas al respecto consultá con tu profe de educación física de confianza para que te oriente.

—Si sos una persona adulta y hace más de un año que no te haces un chequeo médico general, apenas se pueda visitá a tu médico para ver cuál es tu situación actual.

Me despido con buenas noticias: parte importante de tu salud que posiblemente te dedicaste a perder durante estos años la podes recuperar. En gran parte depende de vos. ¡Dale que vale la pena, no te vas a arrepentir!

¡Hasta la próxima!

(*) Médico. M.P. N° 3522. Diplomado Universitario en Nutrición Clínica.

26/08/2020 0 comments 124 views

Te invito a sacarte tres dudas sobre las infecciones urinarias, en realidad a saber si son afirmaciones reales o falsas.

Dr. José Ignacio Dalul (*)

Antes de comenzar a desarrollar el tema de MITOS & VERDADES en infecciones urinarias quiero resaltar que el urólogo no solamente atiende hombres, sino que las mujeres también pueden consultarlo. Esto se debe a que el urólogo es responsable de los cuidados de los problemas relacionados con el tracto urinario tanto para ellas como para ellos.

Ahora sí comencemos con lo que nos ocupa. La infección urinaria es un problema relativamente común. ¿Pero sabés lo que es verdad y que es mito? Veámoslo juntos.

Orinar después de una relación sexual previene la infección urinaria. ¿Mito o realidad? REALIDAD. El canal urinario femenino -llamado uretra- es muy corto; y durante la relación sexual las bacterias pueden ascender hasta la vejiga y causar una infección urinaria.

Retener por mucho tiempo la orina, causa infección urinaria. ¿Mito o realidad? REALIDAD. El acto de orinar es la forma más sencilla de prevención de episodios de infección. Estar largos períodos de tiempo sin orinar puede hacer que microorganismos y bacterias se proliferen en la vejiga, causando infecciones.

Todo dolor para orinar es por una infección urinaria. ¿Mito o realidad? MITO. Sentir dolor al orinar puede indicar problemas en la próstata, en la uretra, cálculos e inclusive tumores del tracto urinario.

Recuerda que tu Salud y bienestar es mi prioridad.

(*) Urólogo. M.P. N° 5276

26/08/2020 0 comments 102 views

El Centro Integral de Bienestar y Salud (Cibys), de Jerárquicos, busca que las personas logren cambios positivos, progresivos y sostenidos en el tiempo a través de tratamientos integrales, atención personalizada y tecnología de vanguardia. Sobrepeso y obesidad son algunos de los problemas que dejará la pandemia por Covid-19.

La pandemia por Covid-19, sin lugar a dudas, marcará un antes y un después en la vida de muchas personas.

Estrés y ansiedad son algunos de los problemas que se avizoran y que ya señalan los médicos como grandes preocupaciones en la medicina en un futuro cercano o lejano, apenas se encuentre una vacuna para el Covid-19 y las cosas empiecen a normalizarse. Pero otro gran tema es el de la obesidad y sobrepeso.

En Santa Fe, funciona el Centro Integral de Bienestar y Salud (CIBYS), de Jerárquicos Salud, en avenida López y Planes 4917. Uno de los servicios que brinda es el de tratamientos integrales de obesidad.

«Cibys abrió en abril de 2019. Antes de que se declare la pandemia teníamos 220 personas en tratamiento de la obesidad, otra pandemia de los tiempos que corren. La verdad es que venían con una buena tasa de descenso de peso, que para la persona es importante pero para nosotros no es lo fundamental porque apuntamos a crear hábitos saludables porque eso es lo que te lleva a tener salud», cuenta el doctor Adrián Modotti (M.P. 4407), médico de familia y director del centro. Y agrega: «La cuestión es que el 19 de marzo se declara la pandemia, cerramos por dos semanas y a la tercera arrancamos con 150 personas. O sea que hubo 70 personas que se distanciaron. Otro dato más: de esas 150 personas que siguieron el plan en cuarentena, a través de la telemedicina, lejos de bajar de peso o mantenerse, subieron. Con esto quiero dar cuenta de la gravedad del problema que se viene».

Por su parte, la pediatra y coordinadora de Cibys, dra. Vanina Solari señala: «la verdad que el futuro nos preocupa pero también nos ocupa. Cuando pase la pandemia yo creo que la salud mental va a encabezar todo, pero también todo lo vinculado a meses de sedentarismo y mala alimentación, o sea los problemas de obesidad y sobrepeso en adultos y niños».

NUNCA ES TARDE

Cibys surge como un modelo innovador para la atención de la obesidad , con el objetivo de empoderar a las personas de manera proactiva en la toma de decisiones ofreciéndole talleres integrales psicoeducativos y un seguimiento continuo.

Para ello, cuenta con atención profesional cardiológica, clínica especializada, nutricional y psicológica, además de ofrecer la realización de estudios complementarios como análisis bioquímicos, radiología digital y ergometría.

En el marco de la pandemia, ya abrió sus puertas nuevamente y trabaja bajo un protocolo que garantiza seguridad en todas su áreas y servicios.

«El sedentarismo y la mala alimentación hacen estragos. Pero siempre hay tiempo para cambiar hábitos. Con actividad física, con una correcta alimentación, con asistencia psicológica… se puede. Y corregir esos malos hábitos es clave para reducir la probabilidad de problemas de salud que pueden ser irreversibles. La buena noticia es que en Cibys tenemos todas las herramientas. La persona sólo tiene que tener voluntad; del resto nos encargamos nosotros», finalizó el doctor Adrián Modotti.

Integran el equipo de profesionales de Cibys: médicos clínicos, cardiólogos, nutricionistas, psicólogos, profesores especialistas en entrenamiento físico, traumatólogos, pediatras y bioquímicos. Allí también se puede sacar el apto médico deportivo y la carpeta médica laboral. Para mayor información, los interesados pueden llamar al 0342 4504857.

19/08/2020 0 comments 97 views

La actividad física, el estar en movimiento, es fundamental para cualquier persona. Pero mucho más lo es para una persona discapacitada. Muchas veces, la falta de estos ejercicios lleva al debilitamiento y perdida de movilidad. ¿Qué pasa con los discapacitados en tiempos de pandemia?

En personas con alguna discapacidad, en tiempos de pandemia y de confinamiento en casa, ¿la interrupción de las actividades físicas que se llevan a cabo en las sesiones de kinesiología puede tener consecuencias? El Licenciado Diego Cebey, kinesiólogo especializado en discapacidad, expresa que «una pausa en los tratamientos físicos es variable, desde ya lleva al debilitamiento, pero también a la perdida de movilidad muchas veces. El hecho de quitarles la rutina las desorganiza y las lleva a cambios nada positivos en su carácter. Muchas veces hasta se ponen violentos, estando acostumbrados a descargar la energía con actividad física que ahora no tienen en su día a día».

A partir del inicio de la cuarentena se pudieron desarrollar muchas tareas de manera online pero en este caso, el ejercicio no obtiene el mismo rendimiento virtualmente. «Si hubiésemos tenido el tiempo necesario para prepararnos y armar rutinas o programas, sería distinto, sólo por la falta de hábito en su uso», opina el Licenciado.

En estos meses de confinamiento son los padres y madres quienes no sólo están interviniendo en la clase escolar o artística de cada niño/a sino también en la colaboración a la hora de realizar las actividades kinesiológicas virtuales. «Desde ya que es importantísima la ayuda de los padres y madres para poder afrontar el tratamiento en forma remota, para esto se les envía videos sencillos y explicaciones claras, teniendo en cuenta los defectos comunes de cada ejercicio y sus cuidados. No se les da actividades que puedan tener algún riesgo», comenta Cebey.

Es necesario poder llevar a cabo estas sesiones aunque sea remotamente ya que al no hacerlo se genera un sedentarismo difícil de revertir tanto físico como mental, así como también para cuidar el vínculo entre profesional/paciente.

Discapacitados con Covid-19

En cuanto a los espacios destinados a la recuperación de los pacientes que son COVID-19 positivos, es necesario entender si están preparados para atender a personas con discapacidad, desde el equipamiento como sillas de ruedas y camas ortopédicas. Si bien es una situación completamente nueva y para la que no hay un protocolo establecido, el área de la discapacidad no se trató desde un principio con prioridad, lo que complica aún más los tratamientos.

«Los padres y madres asisten para que sus hijos/as sufran lo menos posible pero también hay que tener en cuenta su salud mental, no es fácil hacerlo sin ayuda profesional, creo que siguiendo los protocolos de sanidad de a poco se puede atender espaciadamente a los pacientes» detalla el Licenciado.

La mejor recomendación que se puede brindar es no perder la continuidad de cualquier actividad que ayude a desarrollar cada día la motricidad, «desde casa podemos incentivarlos ya sea subiendo y bajando escaleras, armando rompecabezas, cocinando, etc.» concluye Diego Cebey.

En cuanto a los espacios destinados a la recuperación de los pacientes que son COVID-19 positivos, es necesario entender si están preparados para atender a personas con discapacidad, desde el equipamiento como sillas de ruedas y camas ortopédicas. Si bien es una situación completamente nueva y para la que no hay un protocolo establecido, el área de la discapacidad no se trató desde un principio con prioridad, lo que complica aún más los tratamientos.

19/08/2020 0 comments 101 views

El embarazo y la lactancia provocan cambios importantes en las glándulas mamarias. Como respuesta al estimulo hormonal se llenan de liquido (edema), existe una hiperplasia o crecimiento de los lóbulos y lobulillos y comienza la producción de leche.

Todo ésto se refleja en un aumento externo del volumen de la mama, y puede haber dolor o molestias. Es normal la pigmentación de la areola y pezón.

La patología mamaria durante las etapas del embarazo y la lactancia es con frecuencia la misma que en una mujer no embarazada, pero se presenta la dificultad de cómo hacer el diagnóstico sin usar la mamografía (contraindicada en el embarazo, no así en la lactancia) como primera prueba diagnóstica.

Por otro lado, hay tumores benignos en íntima relación con el embarazo y la lactancia tales como el galactocele (quiste de leche), el adenoma de la lactancia, y diferentes cambios que pueden derivar en fibroadenomas o nódulos benignos ya conocidos.

La acumulación de leche y las grietas del pezón, favorecen a la inflamación- infección. Eso se llama Mastitis, y se torna visible cuando la mama se torna enrojecida, con dolor y aumento de la temperatura local y/o general. El tratamiento es con antibiótico, para evitar complicaciones, pero se puede continuar con la lactancia normalmente. ¡Es fundamental no bajar los brazos si esto ocurre!

Ecografía mamaria

Lamentablemente, cada vez se ven mas casos de cáncer de mama en mujeres jóvenes, y puede aparecer durante el embarazo o la lactancia.

El conocimiento de los cambios que pueden producirse en la glándula mamaria durante el embarazo y la lactancia , así como de los diferentes aspectos radiológicos de las patologías más frecuentes, nos ayudan a los médicos a hacer un diagnóstico correcto y con la mayor rapidez posible, ya que el cáncer de mama en la mujer embarazada tiene muchas veces un peor pronóstico debido al retraso en su diagnóstico.

La ecografía es la primera técnica de imagen en el estudio de los nódulos que aparecen durante el embarazo y la lactancia y nos es útil para diferenciar entre benignidad y malignidad. La mamografía puede usarse en caso de sospecha de malignidad.

(*) Especialista en Diagnóstico por Imágenes. M.P. 5251. Diagnóstico por Imágenes Junín.

14/08/2020 0 comments 162 views

Desde el 1 al 7 de agosto tuvo lugar la Semana de la Lactancia Materna en todo el mundo. Este año, atípico por la pandemia por Covid-19,  el tema fue: «Apoyar la lactancia materna para un planeta más saludable».

Mónica Ritacca

La Semana Mundial de la Lactancia Materna, que se celebra todos los años del 1 al 7 de agosto, es una campaña mundial coordinada por la Alianza Mundial para la Acción de Lactancia Materna (WABA, por sus siglas en inglés) para crear conciencia y estimular la acción sobre temas relacionados con la lactancia materna.

«Apoyar la lactancia materna para un planeta más saludable» fue el tema seleccionado de este año para la Semana Mundial de la Lactancia Materna 2020. El tema se centra en el impacto de la alimentación infantil en el medio ambiente/cambio climático y el imperativo de proteger, promover y apoyar la lactancia materna para la salud del planeta y su gente.

Invertir en la lactancia materna puede salvar vidas infantiles y mejorar la salud, el desarrollo social y económico de individuos y naciones. Por lo tanto, debe crearse un entorno propicio para la lactancia materna, así como otras facetas de la alimentación de lactantes y niños pequeños. La protección, promoción y apoyo de la lactancia materna requieren acciones coordinadas durante los tiempos normales y quizás aún más durante las emergencias. La pandemia de COVID-19 ha puesto de manifiesto la necesidad de abogar por la lactancia materna como una intervención de salud pública que salva vidas y previene infecciones y enfermedades en la población en general.

La leche materna es el alimento más adecuado para el desarrollo del lactante debido a su equilibrado contenido de nutrientes, ideales para un crecimiento y desarrollo óptimo. Es el primer alimento natural para los niños, proporciona toda la energía que necesitan durante sus primeros meses de vida y es el único que le da protección sostenida durante los primeros 2 años. Es la base de la seguridad alimentaria para todos los bebés del mundo y es uno de los recursos naturales renovables más valiosos.

Este líquido vital, entre otras cosas, promueve el desarrollo sensorial y cognitivo, siendo la mejor protección para el niño contra las infecciones. Ciertos estudios demuestran que los bebés alimentados con leche materna tienen menor riesgo de padecer diarreas, infecciones respiratorias, otitis, enfermedades atópicas, eccemas, diabetes, infecciones gastrointestinales y meningitis, entre otras afecciones. Por otro lado, reduce la mortalidad infantil y favorece un pronto restablecimiento en caso de enfermedad.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses y, a partir de ahí, seguir dando el pecho junto con otros alimentos hasta los 2 años o más ya que durante este periodo continúa siendo una fuente importante de energía, aportando muchos nutrientes de calidad y anticuerpos.

Cómo obtener una buena lactancia

Lo primero que se debe considerar es que cada niño/a requiere de un tiempo diferente para quedar satisfecho, por esta razón se recomienda dar el pecho de día y de noche, cuando se solicite. Por otro lado, es importante tener en cuenta que la madre no debe estar apurada ni medir el tiempo para dar el pecho.

Para que pueda producir la cantidad de leche necesaria, es recomendable amamantar con frecuencia y en el caso de separarse del niño (por razones laborales, por ejemplo) igual se puede continuar con la lactancia, extrayendo manualmente la leche, conservándola en un recipiente limpio y tapado.

En algunos casos, existen problemas frecuentes al iniciar la lactancia, como la bajada de la leche, dolor de pezón, grietas, congestión mamaria y mastitis. Ante cualquiera de estos casos, no se debe suspender la lactancia sino continuar amamantando de la mama afectada ya que estimula su curación.

– La bajada de la leche: suele demorarse un poco más en los partos mediante cesárea, pero no se debe dejar de ofrecer el pecho al bebé.

– Dolor en el Pezón: es común que se presente algo de dolor o molestia (ardor, picazón o pellizco) cuando el bebé comienza a alimentarse en los primeros días o semanas. No hay una causa clara del dolor en el pezón. Un simple cambio de posición del bebé mientras se alimenta puede aliviarlo. También se puede tener dolor en el pezón si el bebé continúa la succión a medida que se desprende de la mama, en este caso, se le puede ayudar al bebé a aprender a soltar el pezón, introduciéndole suavemente un dedo por un lado de la boca para interrumpir la succión.

– Grietas en el pezón: se debe cuidar la piel del pezón, si la piel está demasiado seca o muy húmeda puede causar lesiones en el pezón debido a la humedad de la zona, por lo que se recomienda el uso de sostenes confeccionados con telas de algodón, que ayudan a la aireación. Se debe evitar el uso de jabones o soluciones para quitar los aceites naturales de la piel que llevan a resequedad de ésta. El aceite de oliva, la leche de la madre y los aceites que contengan lanolina pueden ayudar a aliviar los pezones agrietados.

– Congestión mamaria: es causada por la congestión de vasos sanguíneos en la mama. Las mamas se inflaman, se endurecen, duelen y los pezones pueden no protruir (salir hacia adelante) para permitirle al bebé sujetarlos correctamente. El dolor, el estrés y la ansiedad pueden interferir con el reflejo de bajada de la leche, como resultado la leche se acumulará en los conductos galactóforos. El tratamiento consiste, en pedirle a la madre que se relaje, que encuentre una posición cómoda para el amamantamiento, y realizar masajes suaves durante y luego de la succión, además de aplicar calor a la mama. Alternar baños con duchas calientes y uso de compresas frías para ayudar a aliviar la molestia. Aumentar la frecuencia (ocho veces o más en 24 horas), durante no menos de 15 minutos en cada alimentación, extraer la leche manualmente o con un extractor o sacaleches ayuda a disminuir y prevenir la congestión.

– Mastitis: es una infección de la mama, causa dolor muscular, fiebre y un área roja, caliente y sensible en una mama. Cuando esto suceda, se debe consultar con el médico de cabecera. El tratamiento puede incluir: antibióticos para la infección, aplicación de compresas calientes y húmedas sobre el área infectada, un apropiado descanso y el uso de un sostén cómodo entre alimentaciones.

La experiencia de tres mamás con la lactancia

Marcela, mamá de Valentino. «La lactancia sin dudas es un acto de amor, sino no me explico cómo funciona. En mi caso no ha sido una gran experiencia al principio. Sentía muchísimo dolor. Nunca imagine que podía doler, nunca nadie habla de eso. Se habla de dolor de parto, de contracciones pero no de las posibles complicaciones de la lactancia. Fui insistente, hasta que un comentario justo en el momento que iba a tirar todo por la borda me empoderó: apropiate de tu lactancia porque tenés el poder. Y así fue. Me apropié, sanaron las heridas y comenzó a fluir…Lo que antes era muy difícil hoy se me hace cotidiano y puedo dar teta hasta parada».

Romina, mamá de Mateo y Julia. «Defiendo todo tipo de alimentación que puedas darle a tu hijo o hija. Se que lo intentas de la mejor manera y si no se logra de una forma se logrará con otra. Desde que me quedé embarazada tuve decidido que quería dar pecho. Pensé que era tan fácil como natural y que no me costaría ningún esfuerzo, pero no fue así. Mi relación con la lactancia no fue tan buena porque nunca pude cumplir con las expectativas que yo misma me impuse y con las exigencias que sentía de los demás: exigencias desde las imágenes perfectas sobre lactancia en redes sociales y exigencias desde el hecho de que la leche materna es lo mejor. Estoy de acuerdo con que la leche materna es lo mejor, pero también es lo mejor que la madre esté bien. A mi primer hijo lo amamanté exclusivamente con leche materna hasta el año. A mi segunda hija, llevo 6 meses».

María de los ángeles, mamá de Joaquín y Matilde. «A mis 23 años me enfrenté a mi primera lactancia sin tener mucha información ni alternativas. Siempre lo vi como la única posibilidad de alimentar a mi hijo y solo seguí mi instinto sin cuestionar si funcionaria o no. No fue fácil al principio pero luego caímos en una complicidad infinita que nos envolvió hasta sus 10 meses, recuerdo la etapa con mucha satisfacción, con mucho placer de saber que juntos podíamos enfrentar al mundo. Hoy con 32 años me preparo para la llegada de mi segunda hija , quiero que sea una etapa donde podamos disfrutar y conectarnos. Esta vez me he podido informar, leer y estudiar para vivir el proceso de la mejor forma, soltando expectativas y confiando en que la lactancia es mucho más que alimento.»

14/08/2020 0 comments 147 views

Hilo Blanco

Cuenta una leyenda oriental que las personas destinadas a conocerse están conectadas por un hilo rojo invisible. Este hilo nunca desaparece y permanece constantemente atado a sus dedos, a pesar del tiempo y la distancia. Entre ellyel 7 de agosto fue la Semana Mundial de la Lactancia Materna, que sin lugar a dudas es un acto de amor que deja huellas imborrables, algo así como un hilo blanco (la leche) que conecta a una madre con su hijo y crea un vínculo único entre ambos

PDF Embedder requires a url attribute

[

30/07/2020 0 comments 161 views

El absolutismo dominante de la tecnología ha invadido indiscriminadamente nuestros hogares y su impacto sobrepasa a los padres, cuyos hijos más pequeños tienen acceso simultáneo a la mamadera, el smartphone, la tablet y la computadora, antes que a los libros, los lápices y los cuadernos.


Psp.Ma.Alejandra Canavesio (*).

“—El sábado pasado aprendí a preparar panqueques y este finde me puse a armar pelotitas con lana para adornar la ventana de mi cuarto”.
—¡Qué lindo, Lali!.. ¿Es la primera vez que lo hacías?
—¡Sí! Lo aprendí mirando unos videos.


—Y resulta que lo podés hacer en un cartón con fibrones de distintos colores- me dijo Ariel, refiriéndose a la preparación de un cartel que tenía que hacer como parte de una tarea escolar.
—Claro. ¿Y cómo se te ocurrió eso?- quise saber.
—Lo vi en un video.


—Si querés una funda original para tu celu podés hacerla con silicona fría o caliente- me dijo Eugenia- Es re-fácil… aunque no hayas hecho una nunca.
—¿Vos hiciste alguna?
—¡Obvio!- me respondió con aires de suficiencia- Hice una para mí, otra parecida para Juli y una para mi mamá.
—¿Y quién te enseñó a hacerlas?- le pregunté.
—Lo aprendí con un video.


(Los ejemplos serían casi interminables)”

Es indiscutible que la cultura de las pantallas gobierna la vida actual, y los más pequeños, por indefensos y vulnerables, son los que quedan más expuestos a esta influencia. Resulta, incluso, que aún antes de aprender a hablar ya saben cómo manipular estos dispositivos, y conocen la forma de ingresar a la web para acceder a distintos tipos de videos desde muy temprana edad.


Esta zambullida precoz en un mundo táctil en el que el niño entrena los pulgares más que el pensamiento es una consecuencia de ponerles en la mano distintos aparatitos para que se entretengan solos y no molesten. Resguardados en el hecho de que los hijos se entretienen y que por estar dentro de la casa están seguros, los padres han perdido la perspectiva del control, la dosificación y la restricción en el uso de estos aparatos, cediendo a la tecnología un poderío inmanejable dentro del hogar.
Hasta hace unos años, lo que decían los adultos no sólo valía sino que se consideraba como “palabra santa”. Ante cualquier cosa que contáramos y nos preguntaran cómo lo sabíamos, la respuesta era “me lo dijo mi mamá”… el abuelo, la maestra, etc. Que nuestros hijos hoy acudan a las máquinas no solamente para divertirse sino también para enterarse y conocer indica claramente el alejamiento en la búsqueda de adultos reales como referentes para la enseñanza-aprendizaje… y es penosísimo.


Si bien el avance tecnológico es imposible de frenar, no debería ser quimérico pretender que los adultos responsables eviten “soberanice” la vida y dinámica de cada familia. Debería hacernos reaccionar que demasiados niños, hoy, digan que de grandes quieren ser youtubers… y no maestros de escuela.

(*) Psicopedaoga. M.P. N° 279.L.I.F.8.