Bebidas frías para el verano

Publicado por: 29/12/2017 0 comments 233 views

Limonada, agua frutal y smoothie refrescante. Estas tres bebidas son ideales para la estación en curso. Y la razón es muy sencilla: quitan la sed y aplacan el calor. Eso sí: ¡hay que servirlas heladas!

 Hace calor y se siente. El cuerpo pide bebidas refrescantes para mantenerse hidratado y combatir el calor y la sed.

A continuación, algunas de la bebidas ideales para sobrellevar las altas temperaturas.

Limonada casera. La limonada es, por excelencia, la bebida perfecta para combatir el calor. Tanto los adultos como los niños estarán encantados con esta receta. Para prepararla, como para unas seis personas, se requieren 5 limones, 2 limas, 400 ml de agua, 100 g de azúcar, 20 g de ralladura de limón y 10 hielos. El tiempo estimado de preparación es de 30 minutos. Pero es importante dejarla reposar unos 20, para luego consumirla. El secreto fundamental de esta limonada casera es no utilizar agua y azúcar mezclado con el jugo de los cítricos sino preparar primero un jarabe con el agua y el azúcar. Al proceder de esta manera, el azúcar quedará perfectamente disuelta.

Ahora sí, manos a la obra. Lo primero que hay que hacer es poner el agua y el azúcar en una cacerola con unas cortezas de lima y de limón. Llevarla a ebullición removiendo hasta disolver el azúcar. Tras unos diez minutos a fuego muy lento, se obtendrá un jarabe ligero, que prácticamente no habrá espesado. Dejar enfriar y guardarlo.

El resultados serán aproximadamente unos 450 ml de jarabe. Para hacer una jarra de limonada, hay que poner la mitad del jarabe (225 ml) en el fondo de una jarra amplia.

Cortar los limones y las limas por la mitad y a cada uno quitarle una rodaja muy finita que también añadimos a la jarra para decorar. Exprimir el jugo de los cítricos y echarlo sobre el jarabe de agua y azúcar, rellenando la jarra con un poco más de agua fría y removiendo ligeramente. Añadir el hielo y meter cinco minutos la jarra a la heladera para que se termine de enfriar antes de servir.

Agua frutal. Esta bebida también calma la sed y aplaca el agobiante calor. Además, es perfecta para cuando se te antoja algo sencillo y refrescante. Vas a necesitar: agua natural o mineral y  frutas congeladas, como manzana, frutilla o ananá. Preparación: en una jarra o vaso poné las frutas congeladas de tu preferencia, pueden ser frutillas, arándanos, uvas, cubitos de piña, rodajas de naranja o lo que más se te guste. Podés endulzarlo con edulcorante o jarabe de agave, o dejarlo solo con la fruta y agregar el agua que hayas elegido.

Smoothie refrescante. Este batido es una mezcla antioxidante deliciosa y  para prepararlo necesitas: frutillas o frambuesas congeladas, yogurt y hielo. En una licuadora tenés que agregar las frutas congeladas, media taza de yogurt y hielo. Luego de licuar, podés servir y ¡disfrutar!