Bienestar corporativo: una demanda que crece

Publicado por: 12/10/2018 0 comments 43 views

La ansiedad y la depresión son enfermedades que muchas veces están relacionadas con el trabajo. De ahí, la necesidad de crear empresas saludables como uno de los factores más importantes de prevención.

Cada vez más, empresas nacionales e internacionales se ocupan de hacer modificaciones para crear ambientes saludables.

Según Gabriel Caruso, arquitecto y director del área de Project Management de una consultora inmobiliaria, no se trata de una moda sino de una necesidad actual de las corporaciones, que comprende el análisis de la forma de trabajo actual, el cambio generacional y nuevas necesidades.

Detrás de un diseño atractivo y moderno no hay únicamente una elección de preferencia estética. Las razones que rigen la búsqueda de una mejor calidad de vida de los empleados y de incremento de la productividad son la clave de la decisión de aplicar este concepto en su espacio.

La aplicación inteligente de materiales adecuados a cada necesidad soporta la creación de situaciones acorde a cada tarea, mejorando el confort acústico, tipo de iluminación y calidad del aire, generando ambientes con mejores condiciones de habitabilidad. Los beneficios de estos programas están comprobados: existe una clara mejora de eficiencia en las empresas que adoptan con seriedad estos programas.

Contra la ansiedad laboral

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la ansiedad y la depresión son enfermedades que muchas veces están relacionadas con el trabajo. Esto se traduce en dificultades en el desempeño laboral, que conllevan menor productividad y mayor ausentismo, es por eso que la promoción de empresas saludables es uno de los factores más importantes de prevención.

Uno de los motivos que facilitan este cambio son los avances tecnológicos. “El uso de la tecnología nos provee de soluciones innovadoras que integran el movimiento y la adaptabilidad al mobiliario de trabajo, como la inclusión de sensores que nos informan el uso y respuestas del usuario, recomendando mejores posturas y evitando así el sedentarismo”, afirmó Caruso.

Hábitat saludable

El proceso para generar esta transformación en los espacios se da en un primer momento por la necesidad de promover un impacto positivo en quienes habitan, poniendo en juego un concepto que comienza a sonar cada vez más en el ambiente corporativo: hábitat saludable.

Los principios que se fomentan en este entorno son la productividad, la creatividad y la retención de los empleados. “Esto implica el correcto control del aire y su temperatura, la calidad de iluminación, los colores que rodean a los empleados y las prestaciones”, explicó Gabriel Caruso.

Para el arquitecto, es importante destacar que este nuevo paradigma de trabajo no es parte de una política de innovación de las empresas, sino que son “nuevas soluciones integrales que se ven en el mercado laboral, que surgen en respuesta de una necesidad”.

 

Las personas que se sienten más cómodas y felices en su trabajo son más productivas, creativas, mejores líderes y tienen mayor resistencia ante el estrés y el trauma.