Cómo superar una caliente noche de verano

Publicado por: 17/02/2017 0 comments 43 views

La ola de calor aumenta el riesgo de sufrir el trastorno llamado “insomnio de verano” que suele ser pasajero e incluso puede afectar a personas que de manera habitual duermen bien.

Para conciliar el sueño, el doctor Alberto Sacristán, miembro del Centro de Investigación sobre Fitoterapia (INFITO), recomienda hidratarse, cenar liviano y, en caso de necesidad, tomar infusiones de Pasiflora, Tilo y Valeriana, que no provocan los efectos secundarios de los somníferos sintéticos.

El experto hizo referencia al consumo de alcohol que suele aumentar en esta época de año: “Suele interrumpir el sueño y si se acompaña de cenas pesadas, supone el cóctel perfecto para tener problemas al dormir”.

Sobre la temperatura y el buen dormir especificó: “Se estima que la calidad del sueño disminuye a partir de los 26 grados y, teniendo en cuenta la ola de calor que atravesamos, será difícil conciliarlo con más de 30, ya que una mayor temperatura corporal hace que nuestro cerebro genere menos melatonina, la hormona responsable del sueño”.

Recomendaciones para conciliar el sueño

Según Sacristán, estos tips pueden aportar una ayuda considerable:

• Ventilar la casa el tiempo y tener las persianas bajas mientras dé el sol para evitar, en la medida de lo posible, dormir con aire acondicionado.

• Darnos una ducha de agua templada a fría antes de ir a la cama.

• Tomar agua u otra bebida sin cafeína ni estimulantes y cenas ligeras.

• Utilizar pijamas de algodón que no provoquen una sudoración excesiva.

• La somnolencia diurna es también muy habitual en verano pero hay que tener precaución porque “supone una de las principales causas de accidente de tráfico y laboral”, concluye el especialista.

“Se estima que la calidad del sueño disminuye a partir de los 26 grados y, teniendo en cuenta la ola de calor que atravesamos, será difícil conciliarlo con más de 30, ya que una mayor temperatura corporal hace que nuestro cerebro genere menos melatonina, la hormona responsable del sueño”.