“Hay que darle mayor prestigio a la bicicleta como vehículo”

Publicado por: 13/10/2017 0 comments 72 views

El mes pasado se desarrolló en nuestra ciudad el primer Foro Argentino de la Bicicleta,  evento que nació de la ciudadanía y que contó con la presencia de académicos nacionales e internacionales que disertaron sobre ciclismo urbano. Mariana Salvador, de Santa Fe en Bici, conversó con Viví Mejor.

 -En septiembre se realizó en Santa Fe el 1er. Foro Argentino de la Bicicleta. ¿De qué se trató el evento y con qué finalidad?

 -El 1er Foro Argentino de la Bicicleta (FAB), fue organizado por ABI (Argentina en Bici- colectivo Nacional que nuclea 36 colectivos de todo el país en pos de la promoción del ciclismo urbano) siendo Santa Fe en Bici anfitrión.

La principal característica del evento es que fue diseñado y organizado por ciudadanos organizados y comprometidos. Salvo puntuales colaboraciones, fue autogestionado y autofinanciado a través de una plataforma virtual de financiamiento colectivo.

En el mismo se abordaron temáticas relacionadas al ciclismo urbano y temas que les son transversales (género, urbanismo, infraestructura, seguridad vial, salud, medio ambiente e inclusión).

Nuestro primer Foro Nacional buscó reflexionar sobre cómo las ciudades pueden ser organizadas para el beneficio de todas las personas bajo el lema “Ciudades para Armar (y Amar)” y visibilizar temáticas que hoy permanecen ocultas en las agendas de quienes toman decisiones. Demostrar que hay un deseo de la ciudadanía de transformar nuestras ciudades; deseo que es legítimo y desafía a quienes tienen la decisión política para transformar nuestra ciudades

Fue el comienzo de un espacio para empoderar a las organizaciones del país, un lugar donde poder pensar las problemáticas y abordajes posibles en torno de la bicicleta y establecer redes de trabajo colectivo.

Cabe destacar la escasa presencia de políticos y la gran presencia de ciudadanos, fue el foro de la ciudadanía comprometida.

-¿Por qué se debe fomentar el ciclismo urbano?

-Porque es necesario replantearse la calidad de vida que estamos teniendo en las grandes y medianas urbes. La bicicleta es parte de una respuesta a la problemática ambiental, de movilidad, violencia vial y urbana de origen delictivo. El ciclismo urbano es una herramienta fundamental para crear y re armar sociedades habitables, inclusivas y respetuosas con la vida.

-¿Cuál es la realidad en Santa Fe a la hora de pensar en la bicicleta como un medio de transporte para llegar al lugar de trabajo o salir a pasear?

-La realidad de Santa Fe (con mayor o menor diferencia), no escapa a la realidad de la mayoría de las ciudades latinoamericanas. Son ciudades hechas para las máquinas (vehículos motorizados, principalmente el automóvil particular), no para las personas. Son ciudades alejadas de la escala humana,  por eso tenemos poco espacio para peatones y ciclistas (veredas reducidas, ausencia de ciclovías o bicisendas conectadas y seguras) y el 80 % aproximadamente del espacio público son calles destinadas para los vehículos motorizados, con normas de tránsito pensadas para las velocidades de estos últimos.

Esto trae muchísimas consecuencias negativas; vulneración del derecho humano a la movilidad, desigual distribución del espacio público, exclusión, violencia vial, incremento de la violencia de origen delictivo, deterioro ambiental y de la calidad de vida en general.

Las mujeres somos muy afectadas por el modelo de ciudad actual, ya que es en el espacio público donde se reproducen las conductas patriarcales (como el frecuente acoso callejero) y nos vemos mayormente afectadas por los problemas de movilidad (transporte público deficiente, mayores gastos por la necesidad de usar taxis o remís por miedo, mayor custodia hacia los hijos que no pueden andar solos, falta de infraestructura inclusiva o universal).

Hoy los niños  no pueden jugar en la calle, para un adulto mayor es hostil cruzar de un lado a otro de la vereda, y las personas con discapacidad no cuentan con infraestructura adecuada.

Esto pasa porque nuestra ciudad no es inclusiva, sólo fue diseñada para “pocos” preferentemente hombres de edad productiva, ágiles y jóvenes.

Nosotros desde Santa Fe en Bici, pensamos una ciudad a escala humana, donde ya no haga falta hablar de inclusión porque es pensada para todos.

Antes se invertía en la ciudad, en lo público. La verdadera “habitación” era la ciudad que debía ser hermosa, apta para paseo, para el encuentro para el juego; hoy se invierte en lo privado, en la casa, en el auto (como extensión de la propiedad privada) y se abandona la ciudad, el contacto con el “otro”, las miradas, no vemos los rostros, y la ciudad abandonada se hace aún más peligrosa, agresiva, inhumana. Mientras más los adultos pasen su tiempo en el auto, más peligrosa se torna la ciudad para todos, especialmente para los niños.

Los ciclistas además de esquivar pozos, tenemos que lidiar con quienes conducen un autos y se sienten agredidos por la mera presencia de una bicicleta y manifiestan su desprecio y falta de consideración por un vehículo y al que consideran sin derecho a estar ahí en la calle.

-¿Hay obstáculos que se deben sortear y que por ahí no ayudan a su empleo, como la inseguridad por ejemplo o el estado de las ciclovías?

-Con fundamentos basados en las estadísticas, hoy hablar de inseguridad, es hablar de siniestros del tránsito. No se puede desconocer que hay muertes por violencia de origen delictivo pero en comparación son muchas más las muertes por siniestros del tránsito y los políticos deberían abordar este tema, mediante serias políticas públicas que apunten a la “visión zero”. “La pérdida de vidas humanas no puede ser aceptada como un resultado inevitable del tránsito”

-¿Cuál es el rol del Estado en esta temática?

-Acá lo principal para nosotros es que la bici no puede ser utilizada como trampolín político partidario pero si hay que reconocer al Estado en todos como responsable, aunque no el único, se requiere el compromiso de las instituciones educativas (fundamentalmente las Universidades) e instituciones sociales en general, las empresas privadas y de todos los ciudadanos.

Es claro que el estado Municipal es en la ciudad el principal responsable, porque las polìticas públicas deben buscar el bien común, es decir, el bienestar de todos los ciudadanos y ello implica el derecho de movernos en la ciudad, en cualquier medio de forma segura y sin riesgos.

-¿Con el pasar de los años hubo un incremento del uso de la bicicleta? ¿Por qué?

-¡Si! Es un fenómeno que podemos observar empíricamente, pero no tenemos datos estadísticos fehacientes. Es por eso que desde Santa Fe en Bici, vamos a realizar una encuesta nunca antes hecha  en la ciudad orientada a determinar el “Perfil Ciclista”, la misma ha sido ideada por “Transporte Ativo”, una asociación brasilera destinada al estudio de medios de movilidad a propulsión humana. En los próximos días saldremos a las calles y tomaremos una muestra adecuada para determinar los problemas y necesidades de las personas que se mueven en bicicleta. Los resultados de dicha encuesta serán presentados en un evento mundial llamado Velo-city en 2018.

Consideramos que el uso de la bicicleta se incrementó los últimos años porque existió un fuerte impulso a la bicicultura y mayor prestigio de la bicicleta como vehículo.

-¿Qué le dirías a las personas que tienen ganas de sumarse al ciclismo urbano y aún no se deciden por diferentes motivos?

 -Que pedalear por las calles de la ciudad es el acto político más directo, libre y sincero para quienes pretendemos cambiar un poquito la realidad para mejor y esto debe empezar por uno, por la unión con la cadencia, el equilibrio interno y la conciencia de que la suma de la acción individual puede definitivamente hacer un mundo mejor para vivir y convivir con el “otro”, con esa otredad que el sistema nos aparta.