Deporte adaptado: Cruzando barreras

Publicado por: 22/03/2016 0 comments 209 views

“Nosotros vemos a diario los progresos que tienen los alumnos mediante las actividades físicas y recreativas que realizamos. Es una instancia de vínculo, donde no existen barreras y la superación individual y colectiva es una constante”.

La voz pertenece a una docente especial santafesina (prefirió reservar su nombre) y marca un parámetro de lo trascendental que es para los chicos con discapacidad tener a diario una rutina de actividades físicas adaptadas.
Conceptualmente, el deporte adaptado representa una real importancia en el desarrollo personal y social del individuo que lo practica. Uno de los principales beneficios a tener en cuenta es aquel de índole psicológico.

Toda persona con alguna disminución de sus capacidades deberá enfrentar una sociedad construida sobre parámetros “normales”, siendo muchas veces estos parámetros las barreras que diariamente las personas con discapacidad deberán sortear, según afirma el sitio especializado efdeportes.com.
En un principio, el deporte ayudará a abstraerse, por momentos, de los inconvenientes que esas barreras acarrean, además fortalecerá su psiquis (afectividad, emotividad, control, percepción, cognición). Pero lo que es más importante es que el deporte crea un campo adecuado y sencillo para la autosuperación; ese esfuerzo busca establecer objetivos a alcanzar para poder superarse día a día y luego a partir de ellos proyectar otros objetivos buscando un reajuste permanente, un feedback. La autosuperación no sólo acarrea beneficios de índole psicológica sino también social.

Mejoras psicológicas y sociales
Los beneficios psicológicos del deporte pueden darse a través de la Deportividad, según Arnold, la cual lleva “aceptar tácitamente someterse a las reglas, a actuar de acuerdo a lo justo y a aceptar las tradiciones del deporte”.
También otro de los medios para estos beneficios están dados por el Entrenamiento que, según Guiraldes: “Es el conjunto de actividades que tienden a desarrollar las cualidades mentales y físicas con el objetivo de alcanzar el máximo de entrenamiento personal”.
Rodríguez Facal señala: “El entrenamiento a partir de sus principios pedagógicos no es un medio en sí mismo, sino un mejoramiento de la salud y una preparación para la vida”.
De la mano de los beneficios psicológicos del deporte adaptado aparecen los beneficios sociales. Entender que todas las personas pueden practicar deportes y recibir este servicio como un bien social más, es el principio de la inserción social y por ende el primer paso hacia la integración.

Fernando Martín Vicente habla de diferentes niveles de integración de las personas con discapacidad a través del deporte, estos son:
1- El disminuido participa en el deporte exclusivamente en su ambiente con otros disminuidos. Esta es la forma menos avanzada de integración. Clubes para discapacitados.
2- En paso posterior en el progreso de la integración es la forma en que los clubes deportivos para convencionales tienen una sección de Deporte Adaptado.
3- La forma más avanzada de integración es aquella en que personas con discapacidad realizan deportes junto a personas sin discapacidad.
Dentro de los puntos 1 y 2 se encuentran los deportes exclusivos. Dentro del punto tres se observan los deportes inclusivos. Estos nunca serán de características competitiva.
Estos tres niveles de integración, a través del deporte, no se dan como un proceso sino que se establecen de acuerdo al carácter, los objetivos y el ámbito donde se desarrolla el Deporte Adaptado. A saber:
-Deporte Adaptado Escolar.
-Deporte Adaptado Recreativo.
-Deporte Adaptado Terapéutico.
-Deporte Adaptado Competitivo.
Aún cuando se persigan objetivos diversos en el uso del deporte, y sea adaptado o no, el fin implícito siempre será la inclusión social y el desarrollo de su independencia y autonomía, tanto como sea posible.