Dietas Detox

Publicado por: 15/01/2020 0 comments 109 views

Las dietas de este tipo están de moda, pero no promueven la adherencia alimentaria ni los cambios a largo plazo que son fundamentales en cualquier plan para bajar de peso. Lo ideal, y que realmente sirve, es cambiar ciertos hábitos


Dr. Marcelo Blank (*)

 

Nos adentramos en el verano y todos queremos estar en forma. Pero antes hay que deshacerse del producto de tanto exceso invernal y sedentarismo.

¿Qué mejor que una dieta detox para volver a estar en línea? Hay opciones más saludables.
Las dietas detox no son lo que parecen ni tampoco sirven para lo que prometen. Hoy te explicaré qué son, qué no son y por qué huir de ellas.

La palabra detox viene de detoxificación, es decir, eliminar toxinas. Pero las toxinas no son esas sustancias producidas por los excesos y la mala alimentación.

La palabra toxina proviene de toxikon, que en griego significa flecha, por su potencial dañino.
Se denominan toxinas a las sustancias de origen biológico cuya finalidad es dañar un organismo. Podemos llamar toxinas al veneno de una víbora o las sustancias de ciertas bacterias.

No son toxinas las sustancias de desecho producidas por tu propio cuerpo como consecuencia de la digestión y el metabolismo. Pueden ser peligrosas, pero no son toxinas.

¿Qué es una dieta detox?
Propone cambios alimenticios puntuales, que pueden durar de varios días a semanas y que suelen estar relacionados con jugos y batidos restringiendo la cantidad de alimentos sólidos.

A estos batidos se les atribuyen todo tipo de bondades para la salud que se suelen englobar en una frase: “Sirven para limpiar tu organismo”.

Ahora bien… ¿en qué se basan para afirmar tal cosa? En poco o nada. La evidencia científica no avala los supuestos beneficios de este tipo de dietas. Por otro lado, sí que hay evidencias que nos alertan sobre ellas.

¿Por qué deberías tener cuidado? Por qué no necesitás eliminar toxinas. Y esto es más importante que una sencilla cuestión de semántica, porque lo único que necesitás para eliminar las sustancias de desecho es tu sistema digestivo, con la colaboración de tu hígado y tu riñón. No requieres de ningún alimento especial para eliminar sustancias tóxicas.

Y si esto no es capaz de procesar las sustancias peligrosas, tenemos un problema porque, o bien no funciona adecuadamente o bien estamos ante una toxina real (como el veneno de una serpiente o un agente químico peligroso) en cuyo caso necesitaremos asistencia médica y no un batido de verduras.

¿Qué podés hacer para volver a perder los kilos del invierno? Lo mejor es una alimentación saludable complementada con actividad física. Adoptá una dieta que puedas seguir para evitar el efecto rebote o la interrupción de la misma al poco tiempo.

Situaciones posibles
¿Tuviste el día anterior una transgresión alimentaria? Lo ideal es hacer dos comidas livianas, almuerzo y cena: arroz, manzana, tomate, sopa de verduras casera, ensalada de frutas y mucha, pero mucha agua. Con esto debería de bastar.

¿Querés comenzar a cuidarte y tener una primera semana un poco más estricta para sentir algunos cambios?
Traje 5 almuerzos y cenas diferentes para tal fin.

Almuerzo: en base a ensalada de tomate, arroz y zanahoria agregaremos cada día una opción distinta: remolacha, arvejas, lentejas, garbanzos, choclo. Acompañaremos con un jugo de fruta natural con ingredientes lógicos como frutilla, naranja y pomelo y no como las propuestas de los batidos detox que se parecen más a pociones de la bruja Cachavacha que a jugos.

Cena: sándwich chico de tomate y lechuga variando con: atún, pollo, lomito, cerdo, jamón y queso que acompañaremos con una sopa de verdura o ensalada de frutas según tu gusto.

 

Reflexión: una dieta detox es una dieta estricta, no promueve la adherencia alimentaria ni los cambios a largo plazo. El factor más importante para que una dieta para adelgazar funcione es la adherencia.
Lo mejor que podés hacer es cambiar tus hábitos. Esto dará mucho mejor resultado que cualquier dieta detox a la que simplemente abandonarás.

 

(*) Médico. Diplomado Universitario en Nutrición Clínica.

La evidencia científica no avala los supuestos beneficios de este tipo de dietas. Por otro lado, sí que hay evidencias que alertan sobre ellas.

Las dietas detox no son lo que parecen ni tampoco sirven para lo que prometen.