Ecografía de cadera en bebés

Publicado por: 11/11/2016 0 comments 1577 views

La ecografía de cadera en bebés es un método que no produce radiación. Se utiliza ultrasonido para el diagnóstico más confiable de displasia de cadera. El mejor momento para realizarla es alrededor de la sexta semana de vida no superando los seis meses.

¿Qué es la displasia de cadera?

Se considera que la Displasia del Desarrollo de Caderas es una enfermedad evolutiva en el tiempo, que se produce cuando la cabeza femoral no se ubica adecuadamente en el acetábulo (cadera). Como se puede desarrollar tanto en el período intrauterino como en los primeros meses de vida postnatal, un examen normal en el período de recién nacido inmediato no permite descartar la presencia de esta patología. Sin embargo, la mayoría se presenta en el período neonatal y solo ocasionalmente se manifiesta en forma tardía. La prevalencia es de 1 a 2 casos cada mil nacimientos. Sólo el 2 % son realmente congénitas y suelen corresponderse con síndromes genéticos o enfermedades neuromusculares.

¿En qué consiste la ecografía de caderas? 

Es un método que no produce radiación ni dolor, utilizando ultrasonido para el diagnóstico. Se ubica al bebé boca arriba con las piernas flexionadas. Se realiza de a una cadera por vez, realizando diferentes imágenes, con los padres acompañando al paciente. No necesita ninguna preparación previa.

¿Por qué se indica la ecografía de cadera en los bebés?

La ecografía resulta muy apropiada en los primeros meses de la vida y es superior a la Rx de pelvis, visualizando la cabeza femoral cartilaginosa y el acetábulo que estén correctamente ubicados. Permite, además, estudiar en forma dinámica la articulación y su estabilidad.

¿A qué mes se indica la ecografía?

En general recomendamos no hacerla antes de la tercera semana de vida ya que en ese período la articulación puede aún ser inestable y crear un falso diagnóstico. El mejor momento para realizarla es alrededor de la sexta semana de vida no superando los seis meses.

¿Es un estudio obligatorio o voluntario?

No es obligatorio pero se recomienda realizar en grupos de riesgos como:

-primer nacimiento de sexo femenino,

-antecedentes de escaso líquido amniótico durante el embarazo,

-embarazo gemelar,

-presentación podálica,

-antecedentes familiares de displasia de cadera,

-otras alteraciones en el niño de tipo muscular y ortopédica, y

-si el pediatra considera necesario por examen clínico dudoso o con gran sospecha:

chasquidos, asimetría de miembros, asimetría de pliegues cutáneos, limitación de la abducción, Maniobra de Barlow (cadera luxable), Maniobra de Ortolani (cadera reductible).

Qué información aporta la ecografía y por qué es importante hacerla tan temprano? ¿Es fundamental un diagnóstico precoz? ¿Por qué?

La ecografía constituye el método ideal de estudio en la detección de DDC, con alta sensibilidad en su detección. Es un método marcadamente operador-dependiente, que requiere de un observador experimentado. Es por esto que usar esta técnica como parte de un screening masivo implica una mayor eficiencia en la detección de DDC, pero a su vez un costo mayor y menor disponibilidad con respecto a la Rx de pelvis. Debe además considerarse que el examen físico puede resultar equívoco en la detección de DDC, aún en manos experimentadas.

El pronóstico de la DDC depende fundamentalmente de la precocidad del diagnóstico y del tratamiento, debido a que los primeros meses del niño/a la cabeza femoral aún no está  osificada, lo que permite un mejor tratamiento, evitando muchas veces la cirugía correctora.

Mientras más temprano sea efectuado el diagnóstico mejor será la respuesta al tratamiento ortopédico. De ahí la importancia de efectuar el estudio de manera precoz.

¿Por qué hacer este estudio en un lugar con aparatos de última tecnología y personal entrenado?

La ecografía y su sensibilidad mejora con equipos de última generación. Cuando el médico que realiza la ecografía esta adecuadamente formado y tiene experiencia, permite aumentar los hallazgos patológicos y no sobre-diagnosticar pacientes sin displasia.

Se considera que la Displasia del Desarrollo de Caderas es una enfermedad evolutiva en el  tiempo, que se produce cuando la cabeza femoral no se ubica adecuadamente en el acetábulo (cadera).

Dr. Guillermo Fernández. Pediatra

Esp. en Diagnóstico por Imagen Pediátrico SAP

M.P.4.239