Ecografía mamaria: ¿por qué puede indicarse durante el embarazo y la lactancia?

Publicado por: 19/08/2020 0 comments 71 views

El embarazo y la lactancia provocan cambios importantes en las glándulas mamarias. Como respuesta al estimulo hormonal se llenan de liquido (edema), existe una hiperplasia o crecimiento de los lóbulos y lobulillos y comienza la producción de leche.

Todo ésto se refleja en un aumento externo del volumen de la mama, y puede haber dolor o molestias. Es normal la pigmentación de la areola y pezón.

La patología mamaria durante las etapas del embarazo y la lactancia es con frecuencia la misma que en una mujer no embarazada, pero se presenta la dificultad de cómo hacer el diagnóstico sin usar la mamografía (contraindicada en el embarazo, no así en la lactancia) como primera prueba diagnóstica.

Por otro lado, hay tumores benignos en íntima relación con el embarazo y la lactancia tales como el galactocele (quiste de leche), el adenoma de la lactancia, y diferentes cambios que pueden derivar en fibroadenomas o nódulos benignos ya conocidos.

La acumulación de leche y las grietas del pezón, favorecen a la inflamación- infección. Eso se llama Mastitis, y se torna visible cuando la mama se torna enrojecida, con dolor y aumento de la temperatura local y/o general. El tratamiento es con antibiótico, para evitar complicaciones, pero se puede continuar con la lactancia normalmente. ¡Es fundamental no bajar los brazos si esto ocurre!

Ecografía mamaria

Lamentablemente, cada vez se ven mas casos de cáncer de mama en mujeres jóvenes, y puede aparecer durante el embarazo o la lactancia.

El conocimiento de los cambios que pueden producirse en la glándula mamaria durante el embarazo y la lactancia , así como de los diferentes aspectos radiológicos de las patologías más frecuentes, nos ayudan a los médicos a hacer un diagnóstico correcto y con la mayor rapidez posible, ya que el cáncer de mama en la mujer embarazada tiene muchas veces un peor pronóstico debido al retraso en su diagnóstico.

La ecografía es la primera técnica de imagen en el estudio de los nódulos que aparecen durante el embarazo y la lactancia y nos es útil para diferenciar entre benignidad y malignidad. La mamografía puede usarse en caso de sospecha de malignidad.

(*) Especialista en Diagnóstico por Imágenes. M.P. 5251. Diagnóstico por Imágenes Junín.