Ensaladas de primavera

Publicado por: 11/09/2017 0 comments 276 views

Para quienes prefieren pasar poco tiempo en la cocina, o no pueden porque su tiempo es limitado, la llegada de septiembre es motivo de alegría. Es que los platos calientes, que suelen demandar más tiempo de cocción, empiezan a ser remplazados por fríos.

Pensar en una ensalada nutritiva a esta altura del año ya empieza a ser una buena idea. Por eso Viví Mejor, conversó con el chef Francisco Martino, quien aportó unas deliciosas recetas para hacer en primavera. ¡Pegalas en tu heladera porque son riquísimas y propias de esta estación!

Ensalada Caprese. Esta ensalada es un clásico. Es fácil, deliciosa y fresca. Es una ensalada  de origen italiano (concretamente de Capri, de ahí el nombre) compuesta básicamente de rodajas de tomate, rodajas de mozzarella fresca y hojas de albahaca fresca, de la variedad “hoja grande”, todo eso bien regado con aceite de oliva. Se le puede agregar pimienta en grano molida en cualquiera de sus variedades. Hay quienes le agregan aceitunas negras y queso rallado. Luego, condimentar a gusto con sal y aceite.

Ensalada griega. No hay excusas a la hora de preparar una ensalada en 5 minutos. Esta, la griega, es una de ellas. Solamente hay que tener los ingredientes y listo. Lleva: tomates, cebolla, pepino y queso feta. Luego, condimentar a gusto con sal y aceite.

Ensalada primavera. Otro clásico de la estación que arranca en septiembre es la ensalada primavera, una colorida mezcla de vegetales ideal para acompañar carnes. Se necesita lechuga, tomates cortados en rodajas, aceitunas negras también en rodajas, trocitos de palta, pimiento cortado en tiras, granos de choclo y una cebolla cortada en aros. Luego, condimentar a gusto con sal y aceite.

Ensalada de pimientos asados. Esta ensalada lleva un poco más de tiempo de elaboración que las otras. Pero te aseguro que el sabor que tiene es inigualable. Los ingredientes son: pimiento rojo, pimiento verde, pimiento amarillo, aceite, dientes de ajo, sal, pimienta negra molida, vinagre, albahaca, cebolla de verdeo y perejil. ¿Cómo se prepara? Así… disponer en una asadera los pimientos enteros con el aceite. Llevar a un horno precalentado. Asarlos a temperatura media, dándolos vuelta con frecuencia, durante 15 minutos, o hasta tostar todos sus lados. Retirar, taparlos con un repasador de cocina y dejarlos reposar 5 minutos. Con la ayuda de un cuchillo, raspar la piel y retirarla. Desechar el corazón, las semillas y las nervaduras a cada pimiento y, a continuación, cortarlos en tiras anchas. Mientras eso queda aparte, picar los dientes de ajo y mezclar con los pimientos. Acomodarlos sobre una fuente de presentación. Condimentar con vinagre,  sal y pimienta negra molida. Espolvorear con hojas de albahaca, cebolla de verdeo picada  y perejil.

Ensalada de pollo y queso azul. Para esta ensalada vas a necesitar pechuga de pollo, rúcula, apio, pepino, tomate, cebolla de verdeo, nueces picadas, sal, pimienta negra molida y nuez moscada, queso azul, leche, vinagre y aceite. Para esta ensalada, para que sea rápida de preparar, es factible emplear alguna pechuga de pollo que haya sobrado de la parrilla. Así, lo único que habrá que hacer es procesar el queso azul,  la leche, el vinagre y el aceite para luego incorporarle a los trocitos de pechuga con el resto de los ingredientes.

  

En primavera los días son más largos y luminosos y el paladar pide sabores frescos y frutales que  combinen perfecto con la estación.  Una rica ensalada es, sin lugar a dudas, una gran opción.