Estimulación temprana

Publicado por: 16/11/2015 0 comments 34 views

Algunas actividades que pueden poner en práctica para estimular la creatividad de los niños.

 

Bebés
• Llevar a su bebé consigo, siempre que pueda, para que tenga la experiencia del movimiento.
• Asegurarse de tener materiales impresos de muchos colores en su habitación donde el niño los pueda ver.
• Cantar y hablar con el bebé—rimas, canciones de cuna.
• Tocar/poner música.
• Dar al pequeño juguetes o artículos caseros para que juegue con ellos.

 

Caminantes
• Ofrecer muchas actividades que impliquen movimiento—p. ej., moverse como lo hacen los animales, bailar con la música.
• Tener disponibles crayones, pinturas y otros materiales para actividades artísticas.
• Más que con juguetes, a los niños de esta edad con frecuencia les gusta jugar con objetos “reales”—cajas, sartenes, llaves.
• Leer cuentos y estimular al pequeño a que hable sobre los cuentos, o que invente uno propio.
• Llevar al niño a paseos para conocer la naturaleza, y hacer descubrimientos.
• El juego acuático siempre es divertido: puede permitir que su hijo juegue en el agua o en la bañera, con cosas con las que puede experimentar.
• Hacerle preguntas abiertas como forma de estimular su imaginación (¿Cómo podemos decorar esto?).

 

Edad preescolar
• El juego de fantasía o teatral es el distintivo especial de los años preescolares. Dele al niño muchos materiales y muchas oportunidades para dedicarse al desempeño de diferentes papeles, por ejemplo, artículos de ropa con los que puede disfrazarse.
• Hacerle preguntas abiertas; pedirle que invente cuentos.
• Dirigir algunas veces sus actividades de juego, dándole materiales y asignándole temas sobre los que puede trabajar.
• Continuar con la música y con las actividades que impliquen movimiento.
• Involucrarlo en actividades de cocina o de la ciencia.

 

Edad escolar
• Aún abunda el juego imaginativo para los niños en edad escolar, p. ej., imitar a su héroes o a personajes de la cultura popular.
• Dar al niño más decisiones a tomar, incluso equivocándose a propósito para probar sus aptitudes cognoscitivas o sus soluciones para los problemas.
• Escribir cuentos, hacer ilustraciones, narrar historias.
• Ofrecer actividades físicas y artísticas más formales — música, danza, deportes.

 

Para fomentar el desarrollo creativo del niño:
Es muy importante dejar que el niño juegue, de manera libre y espontánea. Diariamente, con materiales interesantes y variados que lo estimule a explorar. El objetivo es que el niño logre por si solo crear, que actúe por iniciativa propia. Como papas debemos apoyar los esfuerzos de nuestros hijos y ayudarles a sentir bien de cerca esos esfuerzos.
prana.