Mi mascota... un animal exótico

El perro y el gato son los animales más tradicionales a la hora de pensar en una mascota para el hogar. Pero no son los únicos. También están los animales exóticos, cuya tenencia creció en los últimos años.

Por Mónica Ritacca

Foto: Guillermo Di Salvatore

El 29 de abril es el Día del Animal. En ese marco, Viví Mejor dialogó con el veterinario santafesino Nicolás Scoppa sobre los animales considerados exóticos que se adoptan como mascotas y los cuidados que requieren. En primer lugar, el especialista definió a las mascotas exóticas como aquellos animales -del tipo ave, reptil o mamífero- que no pertenecen a la fauna nacional ni regional. Son animales que por lo general vienen de otros países, o sea que son importados y está regulada y permitida su crianza y venta.

“A los animales exóticos hay que diferenciarlos bien de la fauna silvestre, que es la fauna local y su venta es ilegal. Dentro de esta categoría entran las tortugas terrestres argentinas, la cotorra, el loro hablador, el cardenal, el mono... Son animales muy populares pero que no deben utilizarse como mascota.  Esta prohibición existe desde siempre, y no desde hace algunas décadas que empezó a hablarse del peligro de extinción de algunas especies producto del avance de la agricultura y del mascotismo y de la destrucción del ambiente por parte del hombre en el avance de la civilización”, dice el veterinario. Y agrega: “Existe un mercado legal que permite la tenencia de animales que no son el perro y el gato. Dentro de las especies exóticas podemos dividirlos en aves, reptiles y mamíferos pequeños”

Los siguientes, son los animales exóticos “más adoptados como mascota”:

Aves: loros (de la especie ninfas, cocotillas y  agapornis), el canario y otras aves ornamentales que tengan historia de crianza en cautiverio.

Reptiles: una variedad de serpientes (por supuesto ninguna venenosa),  las pogonas, la iguana verde y las tortugas asiáticas o africanas.

Mamíferos pequeños: hurones, erizos, conejos, cobayos, hámsters y jerbos.

La decisión de tener una mascota exótica

Para el veterinario Nicolás Scoppa, “a la hora de tener una mascota en el hogar la responsabilidad es la misma para todos los animales. No porque tenga una mascota exótica voy a cuidarla más que a un perro o a un gato. Todos son seres vivos. Los cuidados deberían ser iguales que con una mascota tradicional. Lo que hay que tener en cuenta es que cada animal tiene sus particularidades, como por ejemplo las aves que vuelan, que tienen una alimentación específica y no son un mamífero”.

Como ejemplo, contó que a su veterinaria le llevan loros alimentados a pan con leche, cuando en la naturaleza jamás se alimentarían así.

Sobre los reptiles, aclaró que son animales de sangre fría. Por lo tanto necesitan exponerse a la luz ultravioleta y al sol para un metabolismo correcto del calcio. Las especies que se venden son de zonas tropicales y la nuestra no lo es. Entonces, a una iguana verde por ejemplo,  hay que brindarle un ambiente artificial que genere el mismo clima de donde proviene. Si no se hace tarde o temprano  va a presentar alguna patología.

Con respecto a los pequeños mamíferos hay que entender que tienen alimentaciones especificas porque poseen sistemas digestivos diferentes. Algunos son vegetarianos y otros comen semillas.

En definitiva, antes de decidir tener una mascota hay que conocer sobre la especie. Saber qué cuidados requiere y cuáles son sus necesidades para luego decidir. Para ello se debe recurrir a un veterinario, que es el profesional que conoce la biología y fisiología del animal.

“Hay un mercado que genera la venta del animal pero no el asesoramiento correcto. Uno se entusiasma en la compra de la especie exótica y después no sabe qué hacer. A mis clientes siempre les digo que ninguna jaula, pecera o patio grande va a ser como el lugar natural del animal. La idea es buscar la mejor opción para que mínimamente pueda desplazarse y entretenerse”, dice Scoppa.

En el marco del día del animal recomienda a la población que “aproveche la efeméride para reflexionar sobre los derechos que tienen los animales, las necesidades básicas que hay que brindarles y el respeto que hay que tenerles. Todo ello en pos de una tenencia responsable de  una mascota”. Además, remarcó que  “Argentina ha sido pionera en los derechos del animal pero hoy están un poco obsoletos y hay que hacer reformas para que los animales sean protegidos por la ley”.

 

Los animales exóticos son considerados no tradicionales. No son animales que el hombre haya podido domesticar. Se llegó a que los pueda tocar, pero no a un amansamiento completo.

 

Por qué se conmemora el Día del Animal

El 29 de abril se celebra en nuestro país el Día del Animal en conmemoración al fallecimiento del Dr. Ignacio Lucas Albarracín. Además de ser un abogado, fue un gran defensor de los derechos de los animales y Presidente de la Sociedad Protectora de Animales.

Después de obtener su grado académico, decidió dedicar su vida a defender a todos los animales, opinando que aún con su nivel de raciocinio inferior con respecto al hombre, no había necesidad de martirizarlos, castigarlos o gozar de su dolor. De esta manera, Albarracín luchó contra todas aquellas prácticas donde existía el maltrato a los animales.

También fue uno de los precursores de la Ley Nacional de Protección de Animales (más conocida en el país como la Ley Sarmiento), promulgada el 25 de julio de 1891. Esta declaración, que obliga a brindar protección a los animales, así como a impedir su maltrato y su caza, más tarde fue adoptada por la Liga Internacional de los Derechos del Animal en 1977 y aprobada por la ONU y la UNESCO.

Share this article

Inicia sesión para enviar comentarios