Fiestas sanas y saludables

Publicado por: 12/12/2016 0 comments 277 views

Llegan las fiestas y el menú es tema de debate familiar. Si caliente o frío, si con vajilla o sin vajilla, si a la canasta o algo encargado en una casa de comidas… Lo cierto es que pensar qué habrá para comer en la mesa de Navidad y Año Nuevo suele ser todo un tema a esta altura del año, porque además hay que contemplar las altas temperaturas que suelen registrarse en  nuestra zona. Un menú saludable y liviano es la mejor opción.

Una mesa saludable es una gran opción para tener en cuenta en estas fiestas. Eso implica pensar en entradas en las que abunden las verduras, por ejemplo. O en no combinar alimentos que resulten una bomba calórica, como por ejemplo hidratos de carbono con proteínas. Otra opción puede ser reemplazar los clásicos de las fiestas por versiones más livianas.

No hay que perder de vista que diciembre es un mes que reúne el estrés del cierre laboral, libretas escolares y despedidas de fin de año, en un marco de mucho calor como el comienzo del verano. También se suma la celebración de la Navidad y Año Nuevo, con platos que responden a tradiciones del hemisferio norte, donde es invierno. La opción de menúes livianos y saludables son la mejor opción. A continuación, algunas sugerencias.

Vitel toné light: con peceto hervido con caldo, cortado en finas rebanadas, salsa diet de queso crema, mostaza, mayonesa light, atún al agua y vinagre todo procesado. Decorar con pepinos y huevo o perejil.

Lengua a la vinagreta light: lengua hervida, pelada y en fetas, con salsa diet de perejil,  morrones de colores, cebolla y huevo duro (todo picado), sal, vinagre y un aderezo light en reemplazo de aceite.

Copa de kanikama: palta, tomate cherry, palmitos y kanikama (o en reemplazo camarones o atún) con salsa diet de mayonesa light, ketchup y jugo de limón; ensalada con roquefort, apio, manzana verde, palmitos, roquefort mezclado con queso untable diet y opcional con una mariposa de nuez.

Ensalada de champignon: champignones frescos o en lata, rúcula o espinaca cruda, queso en hebras light y tomates secos hidratados en agua caliente y un chorrito de vino blanco.

Ensalada de frutas: frutas de estación combinadas con alguna lata diet (cóctel, pera, ananá, durazno) para utilizar su almíbar. Se puede agregar jugo en polvo diet de naranja o jugo exprimido natural.

Postre borracho diet: vainillas remojadas en almíbar light (de alguna lata de frutas diet con un chorrito de coñac), servidas en capas con un postre de leche diet de cajita preparado con leche descremada (vainilla, chocolate o dulce de leche).

Tiramisú diet: vainillas embebidas en café con edulcorante servidas en capas con queso crema 0% y claras batidas, saborizado con canela, cacao amargo, café instantáneo y ralladuras de limón o naranja.

Light y rico

Entre los consejos que brindan los nutricionistas frente a la inminencia de las fiestas de fin de año, que suelen convertirse en un dolor de cabeza para aquellos que están preocupados por la vida sana y por mantener la figura ante la cercanía del verano, también está la utilización de platos pequeños y el consumo de jugos en polvo light. Para el brindis, ¡una copita de alcohol está permitido! Es importante tener en cuenta que una cena habitual debe tener unas 600 calorías; pero cuando llegan las fiestas esa cifra se quintuplica.