Funcional, el entrenamiento de este verano

Publicado por: 12/01/2017 0 comments 97 views

El entrenamiento funcional tiene cada vez más adeptos en los gimnasios. Se trata de una forma de actividad física basada en ejercicios cortos y de gran intensidad que permite generar un alto gasto calórico en poco tiempo.

El concepto de entrenamiento funcional (functional training) se fue poniendo de moda en los últimos años. Varios deportistas conocidos y algunos famosos que hacen deporte difunden sus  “buenos” resultados. Se trata de una actividad que tiene muchos años de existencia, aunque es real que ahora está de moda y es la disciplina de este verano.

Por definición “el entrenamiento funcional” significa entrenar con un propósito concreto. En otras palabras, que se diseña y enfoca para alcanzar pura y exclusivamente un objetivo.

El entrenamiento funcional adopta la multi-faceta (diversidad de ejercicios) y un acercamiento integrado para mejorar la fuerza y el acondicionamiento total de aquellos que lo utilizan. Originalmente este acercamiento funcional estaba circunscrito a ámbitos de la rehabilitación y la medicina deportiva. Ahora se convirtió en una forma de entrenamiento en los propios gimnasios.

De moda

El entrenamiento funcional está de moda; se dice que es el de este verano. Más allá de eso, como todo entrenamiento debe cumplir y garantizar una serie de factores importantes si se quieren conseguir objetivos. Existen tres puntos esenciales que no se deben olvidar al desarrollar cualquier programa de entrenamiento:

  1. Pensar cómo lograr los objetivos.
  2. Invertir el tiempo de manera efectiva.
  3. Garantizar seguridad ya sea en una rehabilitación o prevención de lesiones.

Los tres puntos señalados exigen que los entrenadores desarrollen programas de entrenamiento que los tomen en cuenta. Si bien el entrenamiento funcional es muy relativo a la actividad que se realice y también a la persona que se esté entrenando,  es de gran importancia no olvidarse de un principio básico: todos los seres humanos tienen un mismo funcionamiento anatómico y biomecánica. Funcionamiento anatómico no es lo mismo que estructura anatómica. La estructura es muy variable entre géneros, edades, tamaños, etcétera. Pero la función (anatomía funcional) es igual para todos, al menos de que exista patología.

Es decir al correr o andar en bicicleta no importa si la persona es obesa, alta, pequeña, delgada, de 12 años u 80 , deportista de alto rendimiento o un aficionado; todas las personas utilizan la misma biomecánica para dar la pedaleada o la misma biomecánica para correr o caminar. 

El entrenamiento funcional utiliza ejercicios que imitan los patrones de movimiento naturales que se producen en la vida diaria y/o en los deportes, trabajando todo el cuerpo de manera extremadamente variada y efectiva. Se busca mejorar capacidades físicas como la fuerza, la velocidad, la resistencia, la agilidad, la movilidad, la estabilidad, la coordinación o el equilibrio. Por eso es muy adecuado para evitar o recuperarse de lesiones, para tonificar y mejorar nuestro aspecto o como complemento en cualquier plan de alimentación para bajar de peso.

Esta actividad física contribuye a mejorar la flexibilidad, movilidad y equilibrio del cuerpo; a la vez que se queman grasas y se desarrolla masa muscular.