Hepatitis C: Detectar para curar

Publicado por: 12/08/2016 0 comments 249 views

La hepatitis C es una enfermedad que tarda décadas en dañar al hígado. Hoy en día existe un tratamiento con una tasa de curación superior al 90 %, y para ello es clave detectar la patología a través de un análisis de sangre.

 

 

 

En la actualidad no existe una vacuna contra la hepatitis C, pero sí un tratamiento con una tasa de curación superior al 90 %. Como la enfermedad no presenta síntomas -hasta que las consecuencias son graves- se estima que más de la mitad de quienes tienen el virus, lo desconocen.

El Ministerio de Salud de la Nación cubrió, en 2015, 1.200 tratamientos para todos los pacientes, con o sin obra social. A partir de este año, la compra de los medicamentos fue sólo para quienes no tienen cobertura médica; el resto debe tramitarlo a través de su obra social.

El tratamiento dura entre 3 y 6 meses y la tasa de curación supera el 90 % de los casos. En la ciudad de Santa Fe, alrededor de 30 pacientes están en tratamiento contra la hepatitis C en el ámbito público.

“Como es una enfermedad asintomática, que tarda entre 20 y 30 años en dañar el hígado, la única forma de saber si uno está infectado es realizándose el testeo”, explica la jefa de Hepatología del hospital Cullen, Marcela Sixto.

¿Qué es la hepatitis?

La hepatitis viral es una inflamación del hígado causada por un grupo de virus (A, B, C, D y E). También puede deberse a otras infecciones, sustancias tóxicas (alcohol o determinadas drogas) o enfermedades autoinmunitarias. Muchas veces pasa desapercibida y, a lo largo de décadas, puede progresar lentamente a enfermedad hepática grave. En algunos casos, si no es tratada a tiempo, puede llevar a la necesidad de un trasplante hepático o a la muerte.

Para la hepatitis C aún no existe una vacuna, pero se puede prevenir evitando compartir agujas, jeringas y elementos cortopunzantes con otras personas. Es necesario garantizar la esterilidad de los elementos con los que se realizan piercings y tatuajes, así como al momento de realizarse procedimientos médicos endoscópicos y otras intervenciones con aplicación de inyectables.