La resiliencia

Publicado por: 14/09/2018 0 comments 9 views

Todos los seres humanos poseemos un FMI: un fondo monetario interno. Dicho fondo consiste en los recursos que llevamos adentro y la mayoría de nosotros desconocemos.

Por Bernardo Stamateas (*)

Casi siempre, éstos ven la luz en medio de las crisis que atravesamos. Tuve la oportunidad, en un famoso programa de televisión, de conocer a uno de los mineros chilenos que quedaron atrapados a 700 metros bajo tierra. Fue atrapante escuchar cómo hicieron esos hombres para lograr sobrevivir en semejantes condiciones.

Toda adversidad en nuestras vidas, por terrible que parezca en su momento, siempre esconde una oportunidad para aprender algo y crecer. Cuando atravesás circunstancias duras sin quedarte atascado en éstas, aunque puedas sentir lo contrario, te fortalecés y sos transformado de manera positiva. Dicha capacidad de enfrentar dificultades sin ser abatidos es lo que se conoce como resiliencia. Sos una persona resiliente. Todos lo somos.

La resiliencia nos permite hacer las cosas bien, aunque todo lo que nos rodea sea negativo.

La resiliencia nos hace salir fortalecidos de las pruebas, de esas situaciones en las que creemos que no vamos a salir adelante.

La resiliencia nos ayuda a resistir las presiones y a sortear los obstáculos.

Leí la historia de un niño que vio a su hermano menor morir ahogado. Tal fue el impacto emocional que tuvo, que ese mismo año comenzó a tener problemas en la vista. Como su familia no contaba con los medios para pagar el tratamiento, finalmente la criatura quedó ciega. Pero su mamá no dejó de repetirle que, a pesar de su ceguera, su cerebro funcionaba a la perfección. Esto hizo que usara los recursos de su FMI. Entró en un colegio para ciegos pero, por ser afroamericano, no le permitieron realizar muchas de las actividades que realizaban los demás. Ese niño, al crecer, se convirtió en un músico mundialmente famoso: Ray Charles.

¿Cómo podemos aumentar nuestra resiliencia?

Trabajando en nuestra autoestima, es decir, la imagen que tenemos de nosotros mismos. Una estima elevada hace que nos afirmemos en nuestro interior y tengamos confianza, de mente y espíritu, y seguridad en nosotros mismos. También nos permite valorar positivamente a los demás. Lo peor que nos puede pasar es pensar mal de nosotros mismos.
En Estados Unidos hay códigos de construcción muy estrictos. Si, por ejemplo, alguien compra un terreno, no puede construir una casa de chapa porque una tormenta huracanada podría volarle el techo y dañar a terceros. Por eso, está bien especificado en dichos códigos, los materiales permitidos y los materiales prohibidos. Si un inspector descubre una infracción en una edificación, le aplica una multa altísima.
Construí tu vida con los mejores materiales. Desarrollá madurez para ser capaz de soportar las tormentas que se levanten en tu contra. Este rasgo tiene que ver con nuestra forma de reaccionar frente a la adversidad. Antes de despegar, un avión siempre es presurizado: recibe presión interna para que la presión externa no lo destruya. Levantate cada día bien presurizado. Aplicale presión positiva a tu vida. ¿Cómo? Hablando bien de vos, respetándote, cuidándote y tratándote bien siempre, pase lo que pase afuera.
¿Sabías que los diamantes vienen del mismo carbón que se usa para hacer un asado? Al aplicarle temperaturas extremas, el carbón se convierte en diamante. Sos un diamante. Todos los seres humanos lo somos. Cada lucha que tenemos que afrontar en la vida solo logra convertirnos en personas resilientes: resistentes a todo.

Si tenés alguna inquietud, podés escribirme a bernardoresponde@gmail.com

(*) Psicólogo. Especialista en autoayuda, liderazgo, motivación y trabajo en equipo.

 

Levantate cada día bien presurizado. Aplicale presión positiva a tu vida. ¿Cómo? Hablando bien de vos, respetándote, cuidándote y tratándote bien siempre, pase lo que pase afuera.