Los Kinesiólogos celebran su día

Publicado por: 12/04/2019 0 comments 133 views

Viví Mejor conversó con el kinesiólogo Gonzalo Torrieli acerca de la importante función que cumple la especialidad en la actualidad. Además, mañana estos profesionales conmemoran su día.


Mónica Ritacca

 

—13 de abril: Día del Kinesiólogo. ¿Qué saber acerca de esta rama de la salud que no sólo está vinculada a solucionar lesiones con rehabilitación sino también a prevenirlas?
—La kinesiología es el estudio del movimiento de nuestro cuerpo, entiende cómo funciona cada parte, aislada y en conjunto, para realizar las funciones de la vida diaria. Con estos conocimientos, podemos decidir qué terapias realizar, para que nuestro cuerpo se desenvuelva en el ámbito laboral o deportivo de la mejor manera posible.

—El ritmo de vida actual, donde parecería ser que “no hay tiempo para nada”, ¿influye en que los kinesiólogos se hayan convertido en parte fundamental de los equipos de salud? ¿Por qué?
—Si, porque cumplimos un rol primordial en la prevención y rehabilitación de lesiones provocadas por malas posturas, incorrectas técnicas deportivas o laborales, y todo eso debe ser enseñado a los pacientes para evitar enfermedades.

—¿Cuál es la patología que encabeza el podio de consultas más frecuentes? (contracturas de cuello, problemas de columna, etc).
—Las contracturas musculares son las patologías más comunes, generadas por lo mencionado anteriormente, sobre todo en músculos de la espalda y cuello.

—Cuidados del Litoral es un servicio integral de salud domiciliario que ofrece en su lista de profesionales varios kinesiólogos, entre otros especialistas. ¿El hogar es un ámbito beneficioso para la rehabilitación? ¿Por qué? ¿Qué rol juegan los familiares del paciente, que también habitan ese hogar, en la recuperación?
—El hogar es muy importante para los pacientes, ya que se sienten seguros, les da tranquilidad y están al cuidado de las personas que más quieren, y eso, es muy beneficioso para su salud física, mental y social. Los familiares cumplen un rol significativo en la rehabilitación, ya que se les enseña las movilizaciones, ejercicios, y cuidados para ser realizados en los horarios en que el profesional no se encuentra, y así acelerar o mantener este proceso.

 

Qué hacer si…
“Paso muchas horas trabajando”. “Se pueden realizar ejercicios de fortalecimiento y estiramientos en el trabajo, son muy sencillos y no demandan mucho tiempo. Si se los efectúa diariamente, los dolores de cabeza, cuello y espalda, mejoraran notoriamente. También es importante realizar actividad física, organizarse con el horario de trabajo, y por lo menos 30 minutos diarios de caminata. Ni hablar si se toman unos días de vacaciones, no escuché a nadie quejarse por eso”.

“Siento mareos y malestar general”. Los mareos pueden ser provocados por contracturas musculares fuertes de espalda y cuello, o hernias de disco en las vértebras cervicales. Lo más importante es visitar a nuestro médico de confianza y someternos a análisis que conlleven a un diagnóstico claro y preciso de la razón que provoca esos síntomas.

“El celular es una herramienta de trabajo que no puedo evitar”. Si es nuestra principal herramienta de trabajo, se pueden tomar medidas preventivas para evitar dolores de cuello, espalda, lumbares, incluso de la vista. Tomar descansos de 10 min por hora para realizar estiramientos musculares y descansar la vista, pueden hacer que trabajar con el celular, no sea un problema.

 

Perfil
Gonzalo Torrielli es Licenciado en Kinesiología y Fisiatría (M.P. 1328) Integra el equipo de kinesiólogos de Cuidados del Litoral, empresa que brinda al paciente y a la familia asistencia en su domicilio, realizada por un equipo multiprofesional e interdisciplinario, cuya misión es promover, prevenir recuperar, rehabilitar y acompañar a los pacientes de acuerdo a su diagnóstico y evolución, en los aspectos físicos, psíquicos, social y espiritual, manteniendo la calidad, el respeto y la dignidad humana.

 

La efeméride
El Día del Kinesiólogo es reconocido como tal el 13 de abril, desde el año 1950 cuando bajo la presidencia de Juan Domingo Perón se declaró por medio del Decreto 8648. Es en recuerdo de la creación en 1937 de la primera escuela de Kinesiología en el ámbito universitario.