Los kinesiólogos celebran su día

Publicado por: 16/04/2018 0 comments 54 views

13 de abril, los kinesiólogos celebran su día. Autoridades del Colegio que nuclea a estos profesionales, de la 1era. Circunscripción, conversaron con Viví Mejor sobre el importante rol que desempeñan en la sociedad y en los equipos multidisciplinarios de salud. Además, brindaron una serie de recomendaciones a tener en cuenta.

Mónica Ritacca

“La kinesiología es una profesión que integra los equipos de salud y que tiene diferentes campos de acción. Tiene dos aspectos fundamentales. Uno es la kinefilaxia, que es la parte preventiva y el otro la rehabilitación en cuestiones traumatológicas, deportivas, neurológicas, respiratorias, por decir algunas áreas. Nuestro trabajo es muy abarcativo, de mucha salida laboral y de gran participación en equipos de salud”, arrancó diciendo a Viví Mejor el Licenciado en Kinesiología, Javier Ragogna, actual presidente del Colegio de Kinesiólogos que nuclea a los profesionales del centro norte provincial.

-¿Debo darme cuenta de que debo visitar un kinesiólogo o puedo ir aún sintiéndome bien?.

-La kinesiología es una profesión de 2do contacto. Necesitamos la derivación médica, cuando hay alguna patología de por medio. Con esa derivación, el kinesiólogo hará una evaluación kinésica que lo acercará más aún al diagnóstico médico. O sea que se necesita primero consultar con un médico y que éste lo derive.

 -¿Qué pasará a futuro si no hago caso a las señales del cuerpo?

-Si el cuerpo nos da señales debemos responder a ellas. No hay que dejarlas pasar. Las enfermedades pueden tener una evolución desfavorable y si se vuelven crónicas son más difíciles de tratar.

Tips a tener en cuenta

Desde la Kinesiología, qué hacer si…

“Paso muchas horas trabajando”. “Realizar pausas activas, es decir ejercicios específicos para mantener una postura acorde con el objetivo de quitar fatiga a grupos musculares y tensiones articulares que van a generar dolores, contracturas, etcétera. Cada trabajo tiene pausas activas diferentes. No será la misma pausa activa de un trabajador de la construcción que el de un oficinista”, señalan las autoridades del colegio.

 “Siento mareos y malestar general”. “Siempre que haya mareos o malestar general hay que acudir al médico para que descarte procesos infecciosos, entre otras patologías. Luego, desde nuestro rol, evaluaremos el tratamiento a seguir”, agregan.

“El celular es una herramienta de trabajo que no puedo evitar”. “Es verdad que hoy el celular es una herramienta de trabajo. Por eso, retomo el concepto de pausas activas”, finalizan.

Las lesiones de columnas en el podio

En los tiempos que corren es muy común que las personas manifiesten, en cualquier momento del día, dolores de cuello, de cintura, de espalda… También que tengan una mala postura a la hora de sentarse frente a un escritorio o que adviertan sensaciones feas como mareos producto de contracturas. Para prevenir todo eso, ya que el sedentarismo es muchas veces la causa de todos esos malestares, es fundamental moverse. El cuerpo es 70 % estructura blanda y necesita movimiento para tener funcionalidad.

En el consultorio de un kinesiólogo, el mayor porcentaje de las visitas diarias corresponden a malestares de columna. En ello mucho influyen el uso de celulares, computadoras y llevar una vida sedentaria.

En las últimas décadas la kinesiología creció mucho. Quienes desempeñan esta profesión reconocen que los médicos tomaron conciencia de la importancia del trabajo que realizan derivando sus pacientes a tratamientos de rehabilitación o para prevenir enfermedades o retardar la aparición.

El Colegio de Kinesiólogos de la 1era. Circunscripción, cuya sede está en la capital provincial, tiene 1.100 profesionales.

La efeméride

El Día del Kinesiólogo es reconocido como tal el 13 de abril, desde el año 1950 cuando bajo la presidencia de Juan Domingo Perón se declaró por medio del Decreto 8648. Es en recuerdo de la creación en 1937 de la primera escuela de Kinesiología en el ámbito universitario.

 Los primeros Cursos de Kinesioterapia en la Argentina, comenzó a dictarlos la Doctora Cecilia Grierson en el año 1904. Esta mujer fue la primera en graduarse como médica en Sudamérica y dictaba sus clases en la Facultad de Medicina de Buenos Aires.

Ya en el año 1922 comienza a dictarse un curso de Kinesioterapia, cuya duración era de dos años. Ello a pedido del Dr. Octavio Fernández, quien fuera considerado el primer Maestro de la Kinesiología en el país.

Bajo la iniciativa del Dr. Octavio Fernández, se funda el 13 de Abril de 1937 la Escuela de Kinesiología de la Universidad de Buenos Aires. El Curso logra transformarse luego en Carrera con una duración de tres años y en los años 80 se extiende a cinco.

La palabra Kinesiología según su definición etimológica se refiere al estudio del movimiento. Más precisamente se trata del estudio científico del movimiento humano. El kinesiólogo es el profesional dedicado al mantenimiento de la capacidad fisiológica del individuo y la prevención de sus alteraciones, interviene en la recuperación y rehabilitación psicomotora, mediante la aplicación de técnicas y procedimientos de naturaleza física. La aplicación de sus conocimientos puede tener un uso terapéutico, preventivo, o de alto rendimiento. Su accionar hoy en día abarca mucho más que hacer un simple masaje o colocar un aparato de fisioterapia. Podemos encontrar las especialidades en Kinesiología Deportiva, Psicomotricidad y Neurodesarrollo, Kinesiología Intensivista, Geriatría, Auditoría Kinésica, Traumatología y Ortopedia, Kinesiología Pediátrica, Cardiopulmonar, entre otros.