Mamá a los 40

Publicado por: 15/12/2015 0 comments 30 views

Muchas son las causa por las cuales la mujer postpone su maternidad en estos días. Factores personales como realización profesional y laboral, razones económicas, etc.

Con o sin reproducción asistida, muchas son las ‘celebrities’ que han sido madres pasados los 40. Entre ellas: Madonna, Kim Basinger Jennifer Lopez, Susan Sarandon. En el ámbito nacional, Marcela Tinayre, Marisa Brel, etc.

Debemos resaltar que la edad es un factor clave para lograr un embarazo. Por cada año que se retrasa, las posibilidades de quedar embarazada se reducen un 5%, debido a la disminución de la calidad y reserva de óvulos. A partir de los 35 años empieza a haber más dificultades para concebir.

Los estudios de la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva afirman que pasados los 40 las probabilidades de lograr un embarazo en un único ciclo de ovulación se reducen hasta el 5%.
Sin embargo debemos considerar:

Ventajas
Muchas veces a los 40 se ha alcanzado una mayor estabilidad económica, profesional y emocional que a los 20.
Generalmente son madres y han pensado mucho en tomar esta decisión. Según estudios científicos de la Asociación Dietética Estadounidense: estas madres mayores de 40 estarían más preparadas para amamantar, tomando decisiones más acertadas sobre la alimentación de sus hijos.
Además, ser madre pasados los 40 alarga la vida. Así lo indica un nuevo estudio de la universidad de Harvard que revela que las madres que dan a luz a esta edad generalmente suelen envejecer más lentamente y viven más años que otras mujeres
Según el doctor Thomas Perls y colaboradores, el hecho de que muchas mujeres centenarias hayan tenido niños después de los 40 sugiere que existe una relación clara entre la maternidad tardía y la longevidad.
Por otro lado debemos remarcar que la depresión posparto es una entidad menos frecuente en madres maduras.
Sin embargo, algunas poseen un temor recurrente: ¿Podrán conocer a sus nietos y disfrutar de la vida adulta de sus hijos? Felizmente, la esperanza de vida femenina actual puede llegar a los 80 años.

Desventajas
Frente a las ventajas enumeradas se halla una lista de inconvenientes que debe ser tomada en consideración. En primer lugar, las posibilidades de quedar embarazada disminuyen a pasos agigantados a medida que avanza la edad de la mujer. La cantidad y la calidad de los óvulos comienzan a descender 15 años antes de la menopausia.

Según la bibliografía internacional las mujeres de 40 años tratadas por infertilidad cuentan con una probabilidad del 10% de lograr un embarazo en un tratamiento de reproducción con sus propios óvulos. A los 44, las posibilidades se reducen hasta el 1,6%. Por eso para obtener una mayor tasa de embarazo, en estas pacientes se aconseja la técnica de ovodonación con 50% de posibilidades de lograr el embarazo tan deseado.
La edad paterna, también es un factor a considerar, ya que la calidad espermática desciende en edades avanzadas.
Luego de los 40 años se incrementan las posibilidades de abortos espontáneos debido a la presencia de aneuploidías.
La hipertensión y la diabetes son otros de los riesgos a los que se enfrentan las madres que superan las cuatro décadas de vida. Por ello, todos los embarazos pasados los 40 son considerados de alto riesgo y sometidos a un control exhaustivo por parte del especialista.

Riesgos para el bebé
Estas medidas de precaución no sólo afectan a la salud de la futura mamá, sino también a la del feto. Uno de los principales riesgos es que el bebé presente anomalías cromosómicas. La posibilidad de que el niño tenga Síndrome de Down es de 1 entre cada 100 casos, mientras que en madres de 20 años la cifra es de 1 de cada 10.000 casos. Pruebas como el triple Screening y la amniocentesis ayudan al diagnóstico de estas posibles entidades.
En madres añosas se observan con más frecuencia partos prematuros, sufrimiento fetal y nacimientos de bebés de bajo peso.
Una serie de pautas de vida saludable ayudarán a reducir los riesgos durante el embarazo.
A modo de conclusión podemos decir que la balanza entre factores positivos y negativos se encuentra equilibrada. A medida que la ciencia avanza se puede tener un embarazo seguro y saludable con mayor edad. La decisión sobre la edad más apropiada corresponde, al fin y al cabo, a la madre.

Dra. Monasterolo Patricia
Especialista en Medicina Reproductiva. Y Endocrinología Ginecológica.
Miembro titular de sociedad argentina de endocrinología ginecológica y reproducción (S.A.E.G.R.E )
Medica de planta Servicio de Ginecología Hospital Iturraspe- área endocrino y reproducción-