Mantener la cadena de frío es clave para evitar riesgos con los alimentos

Publicado por: 27/02/2019 0 comments 89 views

La carne, el pollo, los pescados y los lácteos en mal estado pueden ocasionar descomposturas y enfermedades graves. Es necesario mantenerlos a temperaturas que no superen los 8º C y descongelarlos con cuidado.

Las altas temperaturas auguran un verano duro en Santa Fe. Entre todos los cuidados que hay que tener, uno muy especial debe trasladarse a las comidas. Dentro de las acciones domésticas más importantes, no cortar la cadena de frío de los alimentos resulta vital para prevenir una intoxicación.
El riesgo de enfermedades transmitidas por los alimentos se incrementa durante toda la temporada de calor. Por lo tanto, distintos organismos públicos y especialistas de la ciudad recomiendan medidas para una alimentación segura.
“Lo fundamental es que los alimentos perecederos como carnes, aves, pescados, lácteos y productos congelados conserven la cadena de frío. Es necesario mantenerlos en temperaturas que no superen los 8º C. Caso contrario, pueden desarrollar microorganismos que afectan la salud, generando diarrea y/o vómitos.
Cada alimento o producto alimenticio requiere una temperatura idónea, ya sea ambiental, en refrigeración o en congelación. Para ello, esa temperatura debe garantizarse desde que el alimento se prepara, en su distribución, transporte y en la conservación en los hogares”, recomienda un especialista en seguridad alimentaria al ser consultado por Viví Mejor.

Consejos

A la hora de descongelar es necesario tener en cuenta algunas recomendaciones. Lo más seguro (aunque lleve más tiempo) es descongelar sacando los alimentos del freezer y colocándolos en la heladera. Otra opción segura es hacerlo con el microondas.
Por el contrario, no se deben sacar los alimentos del freezer para que se descongelen al aire libre. Una vez que un alimento ha sido descongelado, no debe volver al freezer, salvo que ya esté cocinado.
En cuanto a la cocción, los alimentos deben descongelarse por completo antes de ser cocinados. Una vez cocida y enfriada, la comida podrá volver al refrigerador; también puede ser freezada. Cuando decida ingerirla, asegúrese de recalentarla bien.
También se recomienda mantener los alimentos en la heladera hasta el momento de servirlos, especialmente aquellos a base de cremas o mayonesas, en vez de prepararlos con demasiada anticipación. Y cuando la temperatura es superior a los 30 grados centígrados, los alimentos no deben quedar fuera de la heladera por más de una hora.

Para tener en cuenta
En los supermercados y almacenes es importante verificar que los productos refrigerados exhibidos estén a una temperatura de 0º C a 5º C y que los alimentos congelados se encuentren a -18º C, observando los visores de temperatura en los equipos de frío.

No hay que volver a congelar los alimentos descongelados, ya que pueden presentar problemas de contaminación microbiológica.

Descongelar en la heladera y no a temperatura ambiente, sobre todo las carnes.

Separar los alimentos refrigerados y congelados.