Mate sagrado

Publicado por: 22/03/2016 0 comments 627 views

En esta nota, un recorrido por su historia y los beneficios para la salud que conlleva su consumo.

 

En sus comienzos, era una bebida consumida hace siglos por los pueblos originarios guaraníes. Pero luego, su uso se trasladó a los colonizadores españoles en la región y así se convirtió en una pieza fundamental de países sudamericanos como Argentina, Uruguay o Paraguay. Actualmente, es la infusión preferida por los argentinos, quienes consumen 100 litros al año.

Uno de los grandes valores añadidos del consumo de esta infusión es la consolidación de un ritual de plena índole social.
El mate es prácticamente sinónimo de una reunión de charla entre amigos, nexo conector para estudiantes en una noche de preparación para un examen o testigo de una charla histórica entre un padre y su hijo.

Aporte a la buena salud
El mate contiene nutrientes y aporta diversos beneficios a la salud de sus consumidores.
En primer lugar, la mateína, su compuesto principal, tiene propiedades energizantes que estimulan al sistema nervioso central, brindan lucidez intelectual y aumentan la concentración.
Además, la yerba mate fue revelada como un antioxidante más potente que el ácido ascórbico, de la Vitamina C. Los llamados polifenoles que contiene, además, detienen el envejecimiento celular, ayudan a prevenir ciertos tipos de cáncer, y aumentan las defensas naturales del organismo.
Como si fuera poco, el mate aporta al organismo las vitaminas A, B1, B2, B3, B5, B6, C, E y hasta 15 aminoácidos. En cuanto a minerales, la yerba mate aporta calcio, hierro, magnesio, potasio, sodio y fósforo, mientras que sus saponinas resulta un factor clave para la reducción del colesterol.

En el país, las cifrs del consumo del mate son elocuentes: una investigación del Instituto Nacional de la Yerba Mate indicó que los consumidores de la infusión ingieren un promedio de 100 litros anuales de mate. Un número que deja en el camino a otras bebidas como las gaseosas, vinos y cervezas. En tanto, cada año se compran 240 mil toneladas de yerba mate, mientras que de café se compran 33.400 toneladas y 6 mil toneladas de té.