Mente y alma

Cómo ser un poco más feliz

Para ser un poco más felices, tenemos que aprender a sentir placer desde nuestro interior. La felicidad depende exclusivamente de uno mismo.

Quien bloquea su felicidad tiene cero autocrítica y es incapaz de mirarse a sí mismo para ver si hay algo que necesite cambiar. También se autoboicotea y no puede disfrutar de nada y muchas veces pierde aquello que le costó conseguir. Reconcerse como tal es bueno para revertirlo.

El poder de una buena estima

Tu autoestima, es decir la forma es que te ves a vos mismo/a, es un arma poderosa que, cuando está equilibrada (ni más arriba ni más abajo) hace que tu vida fluya con facilidad y que todo lo que hagas te salga bien.

Las mejores oportunidades llegan cuando uno menos las espera y en los lugares más insólitos. Solo tenemos que creernos merecedores e ir detrás de ellas con pasión, humildad y tenacidad.

Nunca te des por vencido

Siempre hay que mirar hacia adelante. Nunca hacia atrás ni a los costados. No importa el tamaño del enemigo que haya que superar; para no renunciar antes de tiempo. No te des por vencido, aunque la vida parezca apretarte y no darte respiro.

Para lograr un amor verdadero, no alcanza ni la buena figura, ni la capacidad de empatía ni el magnetismo, porque no se trata de una serie de cualidades que se consideran deseables, sino que consiste más en una disposición, una capacidad, una habilidad que se construye con esfuerzo.