Método Montessori: una herramienta para repensar la educación post coronavirus

Publicado por: 27/07/2020 0 comments 82 views

Por la pandemia, varias son las cuestiones a repensar de cara al futuro. La educación, sin lugar a dudas, es una de ellas.

Natalia Manuale es profesora de nivel inicial, guía Montessori del Montessori Institute of San Diego, USA. Además, forma parte de la Association Montessori Internationale (AMI) y especialista en Política Educativas de la Universidad Torcuato Di Tella.

Aprovechando sus saberes, la profesora contó que recientemente hicieron “dos charlas con la fundación OSDE, contando cómo se puede acompañar a los niños durante este tiempo en casa”. En ese marco, expresó que “es importante organizar desde las familias un cronograma del día, con flexibilidad pero con estructura, donde el niño sepa los momentos de higiene y de comida, de juegos y de intelecto. También, tiempo de conexión con la familia, de descanso, de relajación y, por supuesto, el tiempo de dormir”.

Y agregó que “todos salimos de la ‘estructura’ y de los hábitos que teníamos antes de esta situación. Ahora nos vamos reacomodando a este nuevo presente. Es importante que los chicos tengan un orden, que sea flexible y dinámico, pero que ellos tengan seguridad y sepan lo que va a venir”.

Educar en la emergencia
Sobre la educación en este tiempo de Covid-19, explicó: “no estamos hablando de una educación a distancia ni “homeschooling”, es una educación en tiempos de emergencia. Se intenta ajustar las mejores posibilidades que tienen las escuelas e instituciones y las posibilidades de la familia”.

“El niño necesita una armonía y balance emocional, hay que cuidar la psiquis del niño, esta es una experiencia que nos enseña un montón a todos”, dijo Natalia Manuale.

Luego, sobre la educación a futuro, manifestó: “Rescato que ha mejorado el vínculo entre las escuelas y las familias, que compartan el propósito de permitir al niño desarrollarse. Esta situación nos permite reflexionar sobre un montón de aspectos de la educación, que debe ser personalizada e integral, que incluya lo emocional, físico, intelectual, espiritual y creativo. Que los niños pequeños, en el Nivel Inicial, aprendan haciendo y, en la primaria, a través de proyectos, donde ya desarrollan habilidades que lo ayudarán en su vida”.