“Mi interés por las aves es prácticamente desde que nací”

Publicado por: 11/05/2018 0 comments 11 views

Martín Rodolfo De la Peña es veterinario hace 50 años. Tiene 76 años, y un currículum que evidencia profesionalismo y amor por los animales, particularmente por las aves.

 Mónica Ritacca

El rol del veterinario ya no es lo que era antes: el de atender la salud de las mascotas en los hogares. Hoy, estos profesionales son una una pieza clave en el desarrollo de las cadenas productivas.

En la actualidad, son más de 17 mil los veterinarios que ejercen en el país y cientos de jóvenes los que buscan ingresar a la carrera. De hecho, en la ciudad de Esperanza, ciudad ubicada a 40 kilómetros de la capital provincial de Santa Fe, está la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional del Litoral.

Martín Rodolfo De la Peña (Matrícula: Folio 17/10) es uno de los veterinarios egresados de esa casa de estudios en el año 1967.  Tiene 76 años, y un curriculum que evidencia profesionalismo y amor por los animales, particularmente por las aves. Este autor de innumerables publicaciones, nació el 19 de octubre de 1941 en San Justo, pero está radicado en la ciudad de Esperanza.

-¿Cuánto hace que es veterinario y por qué eligió esa profesión?

-Me recibí el 7 de noviembre de 1967, a los 26 años. Soy egresado de la Facultad de Agronomía y Veterinaria de Esperanza de la UNL. Llevo 50 años en esta profesión. Particularmente me dedico al manejo y patología aviar.

-¿Cómo surge su interés por las aves?

-Prácticamente desde que nací. Mis primeros recuerdos se remontan a cuando tenía 7 años. Me pregunté siempre, y me han preguntado, el por qué de este hermoso camino que vengo recorriendo por años, abrazado a la naturaleza.

Pienso que es difícil determinar un incentivo excluyente; más bien creo que es un conjunto de razones las que orientan a las personas hacia determinadas actividades.  Entre ellas, vocación, influencia de mis mayores o amigos, espíritu de aventura, inquietud por cultivarme, deseo de sentirme útil a la sociedad…

Quizás un poco o mucho  de cada cosa, pero lo cierto es que desde mi pubertad me sentí primero atraído y luego atrapado por la naturaleza.

-¿Se puede tener un ave de “mascota”? ¿Cuál? ¿Cuáles son los cuidados que requiere?
-Las únicas que se pueden tener  son aquellas domesticadas por el hombre y que se reproducen en cautividad. Canario, diamantes, loritos, entre otras. De todas maneras, mi pensamiento es que las aves, todas las aves, nacen libres y en esa condición deben vivir y morir.

A las personas que puedan llegar a tener un pájaro en jaula les diría que aprendan a ver a las aves en libertad. Eso les dará muchas satisfacciones. Es muy estimulante observar y convivir con la naturaleza.

Los médicos veterinarios son personas que no solamente se dedican a curar y salvar la vida de los animales, sino también al ser humano, a través de la investigación de las numerosas enfermedades transmisibles y actúan en la salud pública previniendo las diferentes zoonosis.

Algunos datos biográficos

Martín Rodolfo de la Peña nació en San Justo y reside en la ciudad de Esperanza. Profesor Honorario de la Universidad Nacional del Litoral (UNL), médico veterinario, ornitólogo y escritor. Honoris Causa de Ornitológo de Campo, otorgado por la Asoc. Ornitológica del Plata. Académico de la Academia Nacional de Agronomía y Veterinaria de Argentina; Académico Honorario de la Universidad de Pilar, Paraguay.

Autor y Co-autor de varios libros sobre aves, los animales y la conservación de la naturaleza. Realizador de películas y videos sobre la vida de las aves. Recibió reconocimientos locales, provinciales, nacionales e internacionales.