Psoriasis: una enfermedad más allá de la piel

Publicado por: 15/11/2018 0 comments 40 views

La psoriasis, típicamente asociada con su manifestación visible en la piel, inflama múltiples órganos y sistemas, por lo que incrementa las chances de desarrollar enfermedades de todo tipo. En Argentina afecta a un millón de personas.

La psoriasis se manifiesta fundamentalmente en la piel a través de placas y escamas blancas y rojas. Sin embargo, es una enfermedad sistémica e inflamatoria que impacta en múltiples áreas del organismo, aumentando el riesgo de desarrollar otras enfermedades como artritis psoriásica, diabetes, obesidad, enfermedad cardiovascular e inflamatoria intestinal, cáncer y depresión.

En el marco del Día Mundial de la Psoriasis, que se conmemoró el 29 de octubre pasado, la Asociación Civil para el Enfermo de Psoriasis (AEPSO) hizo hincapié en la gravedad de las comorbilidades asociadas a esta enfermedad bajo el lema “tratemos seriamente la psoriasis, porque la vida de los pacientes depende de ello”.

“La piel es el órgano más expuesto que tenemos y es la que pone nuestra psoriasis a la vista del mundo. Sin embargo, en esta oportunidad queremos dejar en segundo plano lo que le pasa a nuestra piel y hablar del impacto invisible de esta enfermedad, de todos aquellos sistemas que se ven alterados y van poniendo en riesgo nuestra salud”, sostuvo Silvia Fernández Barrio, fundadora y presidente de la asociación civil AEPSO.

Las cifras son preocupantes y hablan por sí solas. Las personas con psoriasis, sobre todo en su variante de moderada a severa, presentan más riesgo de desarrollar otras condiciones graves. Como ejemplo, aumenta entre un 20 y un 58 por ciento el riesgo de enfermedad cardiovascular y un 43% las chances de sufrir un accidente cerebrovascular.

Como si esto fuera poco, incrementa un 50% el riesgo de melanoma y cánceres de la sangre, y septuplica el riesgo de desarrollar enfermedad inflamatoria intestinal (Crohn y colitis ulcerosa). El 10 por ciento de las personas con psoriasis sufre depresión, pudiendo ascender al 30% en los casos de artritis psoriásica, una enfermedad que desarrollarán 3 de cada 10 pacientes con psoriasis, en la que se ven afectadas sus articulaciones y puede llegar a ser invalidante.

Enfermedad reumatológica

Respecto de esta enfermedad reumatológica, el Dr. Enrique Soriano, presidente de la Sociedad Argentina de Reumatología, advirtió que “todo paciente con psoriasis debe estar atento a la aparición de síntomas como dolor en las articulaciones, en los músculos, en la columna lumbar baja o inflamación en tendones. Es importante que se lo comente a su dermatólogo, quien evaluará la derivación a un reumatólogo y, en caso de que se confirme el diagnóstico, ambos especialistas comenzarán a tratar conjuntamente al paciente, dialogando entre sí para llevar adelante el abordaje más conveniente”.

En la misma línea, el Dr. Luis Mazzuoccolo, médico dermatólogo, remarcó que en la mayoría de los casos el dermatólogo es el primer contacto del paciente con psoriasis con un médico, “por lo que éste es el encargado de buscar constantemente indicios de cualquier comorbilidad asociada y trabajar en conjunto con médicos de otras especialidades para hacer el diagnóstico y tratamiento necesario. Esta red de sostén ayudará al paciente a tener confianza en que el control de la enfermedad y sus comorbilidades es posible”.

Por todo esto, Silvia Fernández Barrio remarcó que desde AEPSO trabajan enfáticamente para que “se deje de considerar a la psoriasis como una inocua enfermedad de la piel, para reconocerla como lo que es: una condición crónica, autoinmune, sistémica, inflamatoria y no contagiosa”.

Algunas cifras

Recientemente, se presentaron los resultados de una nueva encuesta que incluyó a 1469 pacientes argentinos con psoriasis de moderada a severa. Ésta fue llevada adelante entre diciembre de 2017 y marzo de 2018.
Entre los principales resultados, se vio que, llamativamente, el 69% de los participantes tenía sobrepeso, 1 de cada 4 fumaba y la mitad no realizaba actividad física. Esto debe representar un verdadero llamado de atención. Cuanto antes, los pacientes -en conjunto con sus médicos- deben desarrollar un plan para adoptar hábitos saludables, lo que sin lugar a dudas redundará en una mejor calidad de vida y ayudará a prevenir los riesgos antes mencionados.

En términos del impacto de esta enfermedad a nivel físico, familiar y social, el relevamiento reveló que el 26% asegura haber sufrido alguna incapacidad física (fundamentalmente dolor, dificultades para movilizarse o para realizar actividades cotidianas). Además, 4 de cada 10 experimentaron problemas con su pareja a raíz de su enfermedad y 1 de cada 4 pasó vergüenza por su psoriasis (inhibición, necesidad de esconder partes del cuerpo o sentirse observado y cuestionado).

Todo paciente con psoriasis debe estar atento a la aparición de síntomas como dolor en las articulaciones, en los músculos, en la columna lumbar baja o inflamación en tendones. Es importante que se lo comente a su dermatólogo, quien evaluará la derivación a un reumatólogo.

CONTACTO
Para comunicarte con la Asociación Civil AEPSO, podés llamar de lunes a viernes, de 9 a 16, al 0800 222 3776. AEPSO, Asociación Civil para el Enfermo de Psoriasis, es una organización sin fines de lucro creada en el 2005 por personas con psoriasis y artritis psoriásica para ayudar a las personas que también la padecen y sus familiares.