Refrescantes y originales: Las sopas frías

Publicado por: 16/11/2016 0 comments 215 views

¿Sopa fría? El nombre puede sonar raro, pero detrás de las sopas frías hay varias recetas originales que valen la pena probar, desde el clásico gazpacho hasta las sopas más dulces. Son ideales para esta estación del año, y geniales para el verano.

 

 

Entre las sopas frías más tradicionales se cuentan la Vichysoisse francesa, de papas y puerros, y el gazpacho español, que lleva aceite de oliva, vinagre y hortalizas crudas como tomates, pepinos, pimientos, cebollas y ajo. Sin embargo, la cosa no tiene por qué terminar ahí: las sopas frías son un gran plato que incentiva la creatividad y permite probar nuevos sabores.

Una propuesta diferente es el gazpacho de moras y remolacha. Como los dos ingredientes tienen un ligero sabor dulce, se combinan muy bien con calamares. Además, por su nota frutal, es un plato ideal para los días de calor.

FRÍA Y REFRESCANTE

También es muy refrescante la sopa fría de almendras y pepinos. Para prepararla hay que mezclar dos partes de almendras blancas y peladas con una parte de pepinos y medio litro de leche de almendras. Los pepinos deben estar pelados y sin semillas para evitar que la sopa quede muy acuosa. Luego hay que colocar los pepinos y las almendras con medio diente de ajo en la licuadora hasta que se forme un puré. Finalmente se añaden la leche de almendras, sal y pimienta.

Muchas especias, hierbas y verduras saben incluso mejor en sopas frías que calientes, ya que el frío destaca su sabor. Además, estas sopas son una oportunidad para asegurarse una buena ingesta de frutas y verduras.

La sopa fría también es ideal como postre o tentempié dulce entre comidas. En las versiones dulces, la base suele estar conformada por una fruta. Frambuesas, fresas o moras son las frutas ideales. La preparación es fácil: hay que caramelizar azúcar en una olla y añadir un chorrito de vino blanco o tinto. Si no se quiere emplear alcohol, se puede echar un chorrito de vinagre. Luego hay que añadir las frutas y algo de jugo de uvas y volver a calentar la preparación. Finalmente se hace un puré con la  preparación y se la filtra.

Una sopa especialmente refrescante es la de duraznos y frambuesas con albahaca. Para cuatro porciones hay que hacer un puré con seis duraznos, unos 300 gramos de frambuesas y 250 mililitros de agua helada. Decorar con un poco de albahaca y enfriar.

Más allá de la variedad de recetas deliciosas que hay para sopas frías y sus ingredientes sanos, es inevitable que dejen un regusto un poco extraño, y eso se debe a los receptores en la lengua, que reaccionan de forma distinta cuando, de repente, perciben un sabor familiar a una temperatura claramente más baja.

PREPARACIÓN

-2 cucharadas de coñac

-4 tazas de frutillas

-2 cucharadas de azúcar

-1 naranja (jugo y ralladura)

En una olla pequeña, cocinar a fuego lento todos los ingredientes durante 45 minutos. Colar y separar la sopa de los sólidos. Dejar enfriar y luego servir.