Resonancia magnética nuclear: un estudio seguro e indoloro

Publicado por: 15/06/2016 0 comments 123 views

En la Resonancia Magnética se utiliza un campo magnético y ondas de radiofrecuencia para obtener imágenes detalladas de los órganos
y las estructuras del cuerpo.

 

En la resonancia magnética NO se utiliza radiación y esta es una de las principales diferencias con la tomografía computada. Se pueden realizar estudios de resonancia desde un niño a un adulto.

¿Por qué se realiza?

La resonancia magnética se utiliza para detectar una gran variedad de afecciones entre las que se encuentran problemas cerebrales, de la médula espinal y columna vertebral, del abdomen, de las articulaciones, del tórax y de la pelvis. Proporciona imágenes muy claras y permite resaltar los contrastes en los tejidos blandos, que no pueden verse con tanta claridad con las radiografías, las tomografías computadas o las ecografías.

¿Cómo se realiza?

El paciente debe recostarse en una camilla móvil mientras el técnico lo coloca en la posición correcta y mueve la mesa de manera que el área de estudio se situé en el centro geométrico del imán. Durante el examen se escuchan una serie de ruidos rítmicos que genera el equipo mientras se adquieren las imágenes. No es un procedimiento doloroso. El paciente debe permanecer muy quieto cuando las imágenes se obtienen para evitar la degradación en la calidad de las mismas. El estudio dura entre 20 a 40 minutos. Las imágenes de resonancia magnética serán analizadas por un médico especialista en diagnóstico por imágenes capacitado para leer e interpretar los registros, y el médico derivante hablará con el paciente acerca de los resultados y le explicará qué significan.

Riesgos

Las resonancias magnéticas son seguras, sencillas e indoloras. El campo magnético o las ondas de radio no revisten riesgos para la salud, ya que no se utiliza radiaciones. El estudio se puede repetir todas las veces que sean necesario sin efectos colaterales. Las reacciones adversas a los medios de contraste (gadolinio) son muy inusuales.

Contraindicaciones.

La más importante es ser portador de marcapaso cardiaco (contraindicación absoluta). Además está contraindicado en pacientes con clips por aneurisma cerebral, válvulas cardíacas, stents, filtros venosos, implante de oídos (todos ellos dependiendo del material del que están formados y del tiempo transcurrido desde la colocación). El uso de un campo magnético potente impide ingresar al recinto con objetos metálicos (relojes, tarjetas de crédito metálicas, monedas, llaves, ect).