Sacá una lengua saludable

Publicado por: 15/06/2016 0 comments 529 views

Es indispensable en algunos de los hábitos más necesarios de nuestro día a día: masticar, saborear, hablar. La lengua es el único conjunto de músculos voluntarios que no se fatiga y, al igual que las huellas digitales, es diferente en cada persona.

 Su cuidado es muy importante y, sin embargo, muchas personas la excluyen de su higiene bucodental. La lengua, por su anatomía, es la parte de la boca donde se acumulan más bacterias, y si no la limpiamos correctamente nuestro cepillado no habrá servido de nada.

Tres consejos sobre cómo limpiar la lengua

• Hay que utilizar el cepillo de dientes o el raspador lingual. Intentar colocar el cepillo en la parte posterior del dorso de la lengua, es decir, lo más al fondo posible, y desde ahí realizar un barrido suave hasta la punta. No es necesario apretar. Si se sientes náuseas al hacerlo, se puede usar un raspador lingual (disponible en farmacias), que disminuirá ese reflejo nauseoso. No obstante, esta sensación irá desapareciendo conforme se vaya acostumbrando a limpiar la lengua, y poco a poco alcanzar zonas más lejanas de la lengua.

• Conocer la lengua. No todas las lenguas son iguales, algunas requieren un cuidado especial. Los fumadores o las personas que respiran por la boca o toman medicamentos que secan la boca son más propensas a tener una lengua seca o blanca. Si la lengua está muy seca cuando se limpia o raspa, se puede dañar el tejido, por lo que es aconsejable hacerlo justo después de cepillar los dientes. 

• Prestar atención. Una inspección regula de la lengua puede ayudar a detectar el cáncer bucal. Sacar la lengua frente al espejo y revisar bien su parte superior, inferior y los lados.