Ecografía de cadera en bebés

La ecografía de cadera en bebés es un método que no produce radiación. Se utiliza ultrasonido para el diagnóstico más confiable de displasia de cadera. Puede practicarse desde el período neonatal hasta el año de vida.

 

 En general recomendamos no hacer la ecografía de cadera antes de la tercera semana de vida, ya que en ese período la articulación puede aún ser inestable y crear un falso diagnóstico. Se recomienda hacerla en grupos de riesgos como:

  • Primer nacimiento de sexo femenino.
  • Antecedentes de escaso líquido amniótico durante el embarazo.
  • Embarazo Gemelar.
  • Presentación podálica.
  • Antecedentes familiares de displasia de cadera.
  • Otras alteraciones en el niño de tipo muscular y ortopédica.
  • Si el pediatra considera necesario por examen clínico dudoso o con gran sospecha.


Mientras más temprano sea efectuado el diagnóstico mejor será la respuesta al tratamiento ortopédico. De ahí la importancia de efectuar el estudio de manera precoz.

Dr. Guillermo Fernández
Pediatra
Esp. en Diagnóstico por Imagen Pediátrico SAP 

M.P 4.239

Diagnóstico por Imágenes Junín. Santa Fe.

 

 

 

Modificado por última vez en 09/09/2016

Share this article

Inicia sesión para enviar comentarios