¿Por qué nos cuesta recordar dónde dejamos las llaves?

Puede recordar sin dificultad donde está la heladera, el televisor, el cepillo de dientes, etc.; incluso, pueda recordarlos en una casa que habitó hace mucho tiempo. ¿Pero con otras cosas que usamos todos los días, como las llaves, los lentes, la billetera… por qué es más difícil?  

 Dr. Hugo D. Valderrama (*)

Puede recordar sin dificultad donde está la heladera, el televisor, el cepillo de dientes, etc.; incluso, pueda recordarlos en una casa que habitó hace mucho tiempo. ¿Pero con otras cosas que usamos todos los días, como las llaves, los lentes, la billetera… por qué es más difícil? 

Esto se debe a que los primeros objetos nombrados se encuentran fijos; en cambio a los últimos los trasladamos constantemente, sin darle tiempo al “GPS de nuestro cerebro” para ubicarlos en una determinada coordenada.

Poseemos una grilla de neuronas que cumple la misma función que un GPS, creando cuadrantes sobre los cuales memorizamos desde calles hasta situaciones vividas; este descubrimiento ganó el Premio Nobel de Medicina en el año 2014. Dejar objetos que trasladamos sobre otro que se encuentre fijo, es algo que muchos hacen intuitivamente para facilitar el recuerdo, por ejemplo, dejar las llaves del auto, lentes para manejar y billetera, siempre en un mismo recipiente ubicado en la entrada de la casa.

Además, al igual que con todos los tipos de memoria, es necesario mantener la “atención selectiva” al momento de almacenar un objeto en la menoría espacial.

Frente al cambio o disminución progresiva de alguna de estas capacidades  cognitivas, debe consultar al médico neurólogo.

Poseemos una grilla de neuronas que cumple la misma función que un GPS, creando cuadrantes sobre los cuales memorizamos desde calles hasta situaciones vividas.

(*) Médico Neurólogo. Máster en Neurociencias.

Share this article

Inicia sesión para enviar comentarios