Los hombres y el cuidado de la columna

Muchos son los hombres que, a diario, trabajan, practican deporte y luego cumplen su rol de padres en el hogar. Es vital que conozcan lo importante que es el cuidado de la columna vertebral para funcionar al 100% de sus capacidades.

A la hora de realizar un deporte, de iniciar una actividad física o simplemente jugar al fútbol con sus hijos, los hombres suelen descuidar la columna vertebral. Mejor dicho, no creen que les pueda llegar a pasar algo o que cualquier inconveniente que tengan en este juego pueda estar relacionado con la columna. A todo esto se suma que siendo padres, aparece el estrés físico de cargar a los hijos con todo el amor del mundo y creyendo que el cuerpo puede seguir adelante sin ningún problema.  El quipráctico Luciano Martos brindó asesoramiento al respecto.

Una subluxación vertebral, es un desalineamiento en una vértebra de la columna que comprime el nervio que sale entre las vértebras, generando así el mal funcionamiento del organismo. Este problema afecta a más del 95% de las personas desde su nacimiento y es la causa de numerosas las enfermedades, dolores y problemas de salud. Las subluxaciones vertebrales pueden ocurrir por tres tipos de estrés: físico, químico y emocional. Una pequeña caída, una intoxicación o simplemente un disgusto puede generar una subluxación y afectar la vida cotidiana.

Es necesario destacar que la espalda es la zona del cuerpo donde reside la columna vertebral, que es el verdadero eje que rige todo el organismo, que aloja además al sistema nervioso central y lo protege.

El SNC está compuesto por el cerebro, médula espinal, 48 nervios principales, numerosos nervios secundarios y sus ramificaciones a lo que se suman las 33 vértebras, segmentadas en cervicales, dorsales, lumbares, sacro y coxis.

Una columna correctamente alineada, sin subluxaciones vertebrales, es fundamental para que haya una excelente comunicación en el sistema nervioso central, que es el órgano que controla y coordina el funcionamiento de todo el cuerpo. Cuando hay alguna interferencia en el sistema nervioso, se produce el mal funcionamiento de un órgano, tejido o célula lo que provoca diversos síntomas y afecciones, que pueden manifestarse en cualquier parte del cuerpo que habitualmente no se relacionaría con la correcta alineación de la columna.

Con toda esta información entonces es vital que los padres cuiden su columna regularmente con quiropraxia para vivir al 100% de sus capacidades y ser exitosos tanto en su trabajo, practicando actividad física y por último y muy importante, en el hogar para poder desempeñar diariamente sus labores de padres. Una visita regular al quiropráctico, que lleva no más de 10 minutos es suficiente para garantizar este óptimo funcionamiento. Nunca hay que esperar a sentir dolor sino enfocarse en esta visión preventiva de la quiropraxia para garantizar una calidad de vida optima para él y su familia.

Sobre la quiropraxia

La quiropraxia es una profesión de la salud que surgió en Estados Unidos hace más de cien años. Es la profesión más demandada a nivel mundial en el cuidado natural de la salud y se encarga de evaluar, detectar y corregir subluxaciones vertebrales. Es mucho más que el alivio del dolor; corrige la columna mediante ajustes vertebrales, que consisten en la realineación de la vértebra descomprimiendo la interferencia sobre el nervio afectado. Utiliza una técnica específica, indolora y no invasiva, a través de las manos del quiropráctico y solo enfocándose en la causa del problema.

El objetivo es normalizar la función del sistema nervioso en general y por eso se ven clínicamente mejorías con una amplia gama de enfermedades y síntomas. De hecho, esta práctica no trata ninguna enfermedad, sino que la mejoría llega porque el cuerpo recupera su función correcta.

La quiropraxia toma un abordaje integral que busca volver a armonizar el funcionamiento correcto del cuerpo, ya que si funciona al 100% de su potencial, podrá adaptarse al estrés y a los cambios. La propuesta es adoptar, también, buenos hábitos (beber agua, nutrición equilibrada, ejercicio, aire puro, etc.) que sumadas, elevan aún más la capacidad de adaptación, potencian el bienestar general y propician una mejor calidad de vida.

Share this article

Inicia sesión para enviar comentarios