Ser médico es tener vocación de servicio

Publicado por: 11/12/2020 0 comments 159 views

El 3 de diciembre se conmemoró el Día del Médico. En ese marco, Viví Mejor conversó con algunos para destacar la vocación de servicio de todos, y de todo el personal de la salud en general, en este tiempo de pandemia.

Mónica Ritacca

«Llevo tres mudas de ropa cuando voy al hospital. La última que uso es para irme y regresar a casa». «Cuando entro a trabajar me visto con una chaqueta, me coloco un barbijo N 95, luego un barbijo quirúrgico, sobre eso antiparras y una cofia, y por encima de todo una máscara facial. También doble guantes. Para cada cosa que me pongo hay un lavado de manos».

«Cuando me descambio para irme a casa la sensación que me agarra es la de miedo al contagio, porque sabés que tenés toda la ropa contaminada. Por cada elemento que me saco lo descontamino y me lavo las manos. Todo ese proceso me lleva una hora».

«El momento de mayor cansancio es al terminar, que te tenés que quedar una hora haciendo todo el proceso de descontaminación. Pero el que se apura pierde. Busco la manera de bajar un cambio y no cometer el error de que por querer irme rápido me termine contagiando. La sensación es miedo, que no es malo porque te da reflejos, mientras que el miedo no te domine a vos». «Cuando te sacas todo es impresionante como te queda la cara y ahí tomás dimensión de que estamos preparados para ir a una guerra».

EL 3 de diciembre se conmemoró el Día del Médico. Aunque no hubo mucho para celebrar, la fecha sirvió para destacar y valorar el trabajo de ellos, y de todos los profesionales y personal vinculado al área de la salud, en el marco de una pandemia por un virus desconocido que generó incertidumbre, preocupación, millones de contagios en el mundo y muchísimas muertes.

Este 2020, sin lugar a dudas, puso de manifiesto la vocación de servicio que tienen los médicos, enfermeros, camilleros, conductores de ambulancias, mucamas y todos los profesionales de la salud en general. Viví Mejor conversó con algunos médicos en su día. A través de ellos, un reconocimiento infinito a todos y un millón de gracias por todo lo que hicieron, hacen y seguirán haciendo en esta pandemia por Covid-19.

«Aprendí a replantearme la vida»

Dr. Francisco Villano, director del Hospital Iturraspe

«En el marco del Día del Médico no puedo dejar de decir que es admirable verlos trabajar en este momento. Es la oportunidad para decirles mil gracias. La del médico es una hermosa profesión. Nos permite curar y compartir la alegría cuando un paciente se va de alta porque ya está bien. También nos hace conmover y compartir el dolor de las personas. Los médicos aprendemos mucho de los pacientes. Es recíproca la ayuda. Nosotros los curamos con nuestra intervención y ellos nos humanizan con lo que les pasa. Cuando uno elige esta profesión es porque quiere darlo todo en ayudar a alguien. De todas formas no se logra solo. Lo que yo soy hoy es gracias a al esfuerzo de muchas personas. Llegué acompañado de mucha gente. Sin dudas volvería a elegir Medicina si volviese a los 18 años. Uno aprende todos los días. Va más allá de lo que uno percibe económicamente. La satisfacción del alta de un paciente, de un objetivo logrado no tiene precio.

Respecto del Covid-19 no tengo dudas de que nos deja muchos aprendizajes, más cuando uno lo padece que fue mi caso. Yo aprendí a replantearme la vida, a confirmar que las cosas importantes van más allá de lo material. Valorás la familia, los amigos… Entendí que las prioridades son diferentes a las que uno creía.

Al personal de salud le quiero decir ¡gracias! ¡mil gracias! porque ponen en riesgo su propia vida y están al frente de una batalla. La gente está necesitando de todos nosotros. Esta pandemia nos tiene que encontrar a todos juntos unidos más que nunca».


«Del Covid-19 aprendí que se puede vivir más lento»

Dra. Mercedes Sañudo, médica y especialista en Diagnóstico por imágenes.

«Me siento orgullosa de la profesión que elegí y de los que están en la primera línea atendiendo. También de los médicos, enfermeros… que fallecieron a causa del Covid-19 o estuvieron graves. Orgullosa de todos los médicos y profesionales de la salud en general. Yo elegí la medicina porque siempre sentí vocación de servicio, de ayuda a los demás. Además mi padre es médico y mame este mundo desde chica. Esta profesión es tan hermosa como ingrata, porque llevás una vida muy sacrificada y a veces poco reconocida; pero la volvería a elegir.

De la pandemia aprendí más como persona que como profesional. Aprendí que se puede vivir más lento, que se puede estar más tiempo en casa, que muchas veces descuidamos tesoros valiosos como la familia, los amigos… Al personal de salud en general no tengo más que decirle gracias».


«Trabajando en equipo las cosas son mejores»

Dr. Luis Ranieri, médico clínico y de terapia intensiva.

«Lo primero que me nace decir en el marco del Día del Médico, en un año atravesado por una pandemia, es gracias a mi familia. El apoyo que me dan y la contención es fundamental. Sin eso es muy difícil estar en este lugar. Por momentos estamos desbordados, por otros más calmos…. Sin el apoyo de la familia es imposible sostener ésto.

Ser médico fue algo que pensé de chico y elegí de grande. Me gusto siempre el ayudar del otro y la forma que encontré fue ésta. Hice Clínica Medica como primera especialidad y luego Terapia Intensiva, donde actuar es lo primordial. Sin dudas que volvería a elegir la profesión.

Del Covid-19 confirmé que la mejor manera de trabajar es en equipo. Este virus nos trajo incertidumbre, preocupación… pero trabajando en equipo las cosas son mejores. Al personal de salud en general le diría que todo pasa, todo termina y volveremos a nuestras normalidades. Mientras tanto tenemos que acompañarnos y formar el mejor equipo para siempre».


«Es un año triste, donde se fueron muchos colegas»

Dra. Samira Cornaglia, médica obstetra.

«Lo primero que me nace decir es que fue un año particular, donde no hay mucho para festejar. Los médicos nos hemos dado cuenta de lo poco que somos valorados y que vivimos en un país donde se le hacen más homenajes a un jugador de fútbol que a un médico como Favaloro, que sí fueron las manos de Dios.

Es un año triste en verdad. Se fueron muchos colegas, otros quedaron con secuelas…

Yo siempre quise ser médica para ser obstetra, que lo soy. Acompañar a las mujeres en su embarazo, sentir la vida adentro es hermoso. Sin dudas volvería a elegir esta profesión.

Del Covid-19 aprendí a valorar lo importante que es un abrazo, un beso, una visita a la casa de mi mamá, una reunión con amigas, el contacto con los pacientes. Como todo eso estuvo vedado y faltó, ahí te das cuenta cuánto vale y cuánto se necesita.

Al personal de salud le diría que no baje los brazos porque es lo que elegimos. Tenemos que seguir peléandola. Tenemos que dar lo mejor aunque no seamos gratificados como corresponde. El reconocimiento es interno».


«Estoy 100 % seguro de que volvería a elegir la carrera de medicina»

Dr. Juan Pablo Poletti, director Hospital Cullen

«Lo primero que me nace es homenajear a cada uno de los médicos caídos en el Covid, porque dejaron su vida en el frente de batalla, y también a las familias de todos los médicos del país que están atendiendo. Todos nosotros necesitamos del apoyo familiar, porque ellos también tienen que hacer aislamientos, extremar medidas, contenernos, etcétera.

Elegí esta profesión un poco por mi padre, también médico. El volver a casa con una sonrisa y feliz de lo que hacía me fue gustando. En 2do. año del secundario supe que iba a ser medico.

Estoy 100 % seguro de que volvería a elegir la carrera de medicina. Amo esta profesión.

Lo que aprendí del Covid-19, sobre todo en el hospital, es la importancia del trabajo en equipo, aprender a delegar, a confiar en el de al lado. Es un virus muy dinámico que nos hizo armar dos hospitales: uno el tradicional de la emergencia, con cirugías, partos, trasplantes, accidentes, y el otro para el covid. Esto requirió un trabajo en equipo.

Así como en marzo le escribí una carta a mi equipo de salud que decía te necesito, hoy cambiaría el titulo por un gracias con mayúsculas. La gente no se imagina el esfuerzo, el compromiso, no solo física sino mental, que hacen los médicos y todos los del área de la salud para darle batalla a esta pandemia. Estamos 24 hs. pensando en el covid, viendo la forma para no contagiar a nadie ni contagiarnos».