Ser mujer, ser protagonista

Publicado por: 18/03/2019 0 comments 96 views

En el marco del Día Internacional de la Mujer que se conmemora hoy, Viví Mejor eligió a cinco como una forma de homenajearlas a todas y destacar su importante rol en esta sociedad.


Impulsiva, tranquila, sociable, solitaria, analítica, observadora, independiente, madraza… Muchos son los adjetivos que le pueden caber a cualquier persona del mundo de sexo femenino. Pero hay una palabra, una cualidad, que está por encima de todas las mencionadas: MUJER.

Ana María Zancada, comunicadora social y escritora; Virginia Mezzo, del grupo Chicas Pink; Mercedes Sañudo, médica especialista en Diagnóstico por Imágenes, Romina Conti, de la Fundación por las Cardiopatías Congénitas; y Silvana Regner, deportista y médica, fueron las seleccionadas a manera de destacar a la mujer y homenajearla en su día.

No bajar los brazos
Ana María Zancada está por cumplir 80 años. Es una referente de la radio, ya que desde hace 60 está frente a un micrófono. Su voz, inconfundible, se ha escuchado por todas las AM y FM de la ciudad. Actualmente, los miércoles a la noche está al aire con Cacho Galé.
“Arranqué en la radio en el año 1959. Entré en LT9 por concurso, hasta que me casé en 1966 y tuve que dejar porque nos fuimos a vivir a Tostado. Por entonces, las voces masculinas eran más importantes que las femeninas. Tuvimos que pelear mucho para lograr la paridad que hoy tenemos. Cuando volvimos a la ciudad, con dos hijas, mi marido, que es tano, no quería que volviera a la radio. La verdad fueron muchas discusiones las que tuvimos por ese tema. Pero volví, hasta que quedé embarazada otra vez, de trillizas, y tuve que ausentarme otros varios años”, cuenta Ana María.
Hoy, otra de las pasiones de Zancada es escribir. Arranca sus días a las cinco de la mañana, hasta aproximadamente las 8.30, para estudiar e investigar -y luego escribir- nada más ni nada menos sobre las mujeres olvidadas.De hecho, en 2017 presentó un libro al respecto y tiene pensado ir por otro.
En el marco del Día Internacional de la Mujer, Ana María Zancada dejó un mensaje a todas las mujeres: “no bajemos los brazos para reclamar el lugar que nos corresponde pero sin perder la magia, la dulzura, el razonamiento y el sentimiento en todo lo que hacemos porque hemos demostrado que podemos ser protagonistas”.


Remadora de la vida

Virginia Mezzo tienRemadora de la vidae 54 años y es ama de casa. Tiene un hijo, Juan Pablo, y está casada hace 30 años. Es una de las Chicas Pink, agrupación que encontró en el remo una terapia post tratamiento al cáncer de mama pero también un estilo de vida inigualable.

“De chica siempre quise hacer remo. Y sin pensarlo la vida me llevó a él. A los 50 años fui a hacerme el control anual ginecológico, como siempre. Fue ahí donde me detectan un nódulo sólido y arrancaron mis consultas frecuentes al médico. La cuestión es que me hacen la punción y se confirmó el diagnóstico: tenía cáncer de mama. Por suerte tuve y tengo mucha contención familiar. Pero nunca sabés cómo sigue ésto… Hoy, que tengo 54 años, me hago controles y tomo medicación.
Mi mensaje para todas las mujeres, en el marco de este 8 de Marzo en que se conmemora nuestro día internacionalmente, es que respeten los tiempos. Es decir que si la primera mamografía se hace a los 35, que se la hagan. Que no especulen con sentirse bien. Yo no tenía antecedentes, y me tocó. La operación no fue algo tremendo. Fui feliz y hasta me compré una bata con brillos que había. Era la primera operación de cinco, y yo no lo sabía. Pero siempre pensé en positivo, y eso me jugó a favor”.
Chicas Pink (o Chicas Rosa) es una agrupación que nació en Santa Fe en 2016 por iniciativa de dos mujeres. Hoy son 15. Todas tienen un espíritu que contagia y lucen orgullosas el rosa que las identifica y que también simboliza la lucha contra el cáncer de mama.
“Nosotras somos todas mujeres que directa o indirectamente, ya que amigas nuestras también nos acompañan, estamos vinculadas a la enfermedad y decidimos juntarnos para hacer una actividad física post tratamientos por cáncer de mama”, cuenta Virginia Mezzo.
Para las Chicas Pink el remo es la terapia a seguir después de los tratamientos de rayo y quimioterapia. No importa la edad, cualquier mujer que se encuentre en la etapa final del tratamiento y cuente con autorización médica puede remar. Y es remo, y no otra actividad, “porque está comprobado que con un entrenamiento continuo y progresivo se logra fortalecer torsos y brazos y combatir la inflamación y efectos secundarios que te produce la enfermedad, por ejemplo sentir la zona de la axila anestesiada”, agrega Virginia.
Sus dichos están avalados en una experiencia canadiense. Según contó, fue un doctor especialista en medicina del deporte el que armó un grupo experimental con mujeres con mastectomías y comprobó los beneficios del remo.

Querer es poder
>Diagnóstico por Imágenes Junín es el centro más avanzado de Santa Fe, donde se cubren todas las opciones de imágenes que ayuden a los profesionales de la salud a definir un diagnóstico: desde radiografías hasta resonancias magnéticas.
Mercedes Sañudo es una de las médicas especialistas en Diagnóstico por Imágenes. Con 35 años, es la encargada del área de la mujer.
“En tercer año de medicina se ve la materia Diagnóstico por Imágenes, y yo ahí confirmé mi idea de hacer la especialidad. Si bien ya por mi familia conocía de qué se trata -son los referentes y responsables del centro- ya sabía en qué consistía el trabajo y siempre supe que era a lo que me quería dedicar. Lo elegí convencida de dedicarme a lo que me gusta”, cuenta. “De hecho, mi papá no quería que estudiara medicina. Él sostiene que es un ámbito machista”, recuerda con una sonrisa.
“Dentro de la especialidad de Diagnóstico por Imágenes, yo me subespecialicé en la mujer. Antes el médico imagenólogo hacía todo: radiografías, placas, tomografías, resonancias… Hoy en día se tiende a hacer énfasis en las subespecialidades para poder realizar mejores diagnósticos, profundizar los estudios y brindar un nivel más alto de excelencia”, explica. “En el área de la mujer, todo nuestro segundo piso, contamos con el mejor mamógrafo del mercado, que fue el primero con esta tecnología de mamografía 3D en la ciudad. Se llama mamógrafo digital directo con tomosíntesis, que se incorporó en 2013”, agrega la doctora Mercedes Sañudo. Esta profesional, que también es mamá de dos niños pequeños, cuenta que se capacitó mucho para poder desarrollar su vocación a la perfección. Viajó a Chile y a España, que son lugares de referencia, donde hay profesionales que también son referentes en imágenes mamarias. En estos lugares se trabaja 15 horas por día, donde la capacitación, la formación y el esfuerzo son constantes. Además, sigue participando de cursos, congresos y seminarios todo el tiempo.
La profesión es muy sacrificada y demandante, pero Mercedes no se imagina haciendo otra cosa. “Nunca me vi en otra profesión que no sea medicina. Desde muy chica supe que ésta sería mi vida”, afirma. “También implica sacrificios a otro nivel: el médico se forma durante muchos años, y comienza a trabajar más tarde, posterga la familia, la mayoría planifica hijos después de los 30… Nos pasa a muchas médicas. El proyecto personal se dilata en el tiempo. Vivís para la medicina… los médicos no sabemos hacer más que ésto, porque desde los 18 años vivís para la medicina”, confiesa entre risas.
En el marco del Día Internacional de la Mujer, Mercedes Sañudo está convencida que hay que luchar por lo que se desea. En su caso, ser médica especialista en Diagnóstico por Imágenes era una de las cosas que más quería. Y lo logró porque cuando se quiere se puede.

La fuerza de una madre
La Fundación por las Cardiopatías Congénitas es una ONG de nuestra ciudad que nació en 2010 por iniciativa de un grupo de padres de niños con problemas de distinta índole en el corazón vinculados a trastornos en el desarrollo del órgano. A este grupo los reúne el mismo espíritu solidario, el querer hacer algo.
Romina Conti es actualmente la presidenta de esta fundación que año tras año se consolida más en la provincia de Santa Fe, y está en ella desde que se formó. Baltazar es quien la impulsó a formar parte junto a su esposo e hijos, con el propósito de insistir en algo que es clave en este tipo de patologías: la detección precoz en el embarazo.
El por qué de esa insistencia tiene una lógica: Baltazar, su hijo que nació en 2010, tenía una cardiopatía congénita que no fue detectada en el embarazo y falleció . “Baltazar nació con 3,200 kilogramos y aunque aparentaba ser un niño sano murió casi a los 30 días. Su cardiopatía era una transposición de grandes vasos simple. De haberse sospechado su cardiopatía a partir de las ecografías de control obstétricas, el problema de Baltazar se habría diagnosticado y su historia sería otra. Pero los médicos en ese momento no estaban entrenados para sospechar estas malformaciones del corazón. Sumado a ello, se perdió mucho tiempo en concretar el traslado a Buenos Aires a un centro de alta complejidad y la modalidad terrestre del mismo no era la recomendada para esta patología…‘ En el marco del Día Internacional de la Mujer, en Romina Conti hay que destacar la fortaleza. La muerte de un hijo no es fácil, y ella lejos de quedarse de brazos cruzados se cargó al hombro, junto con todos los miembros de la fundación, una causa: que no haya más muertes de bebés con cardiopatías congénitas por la falta de una detección precoz en el embarazo.

Vencer miedos para cumplir metas
Silvana Regner tiene 37 años y es Licenciada en Obstetricia. No tiene hijos, pero sí una hermosa familia con su pareja y sus hijos.
En diálogo con Viví Mejor, cuenta que siempre hizo deportes. Antes hacia carreras Running de cortas y largas distancia como El cruce de Los Andes y Raid de Los Andes… hasta que un día, hace cuatro años, decidió desafiarse y aprender a nadar. Fue así que debutó en la tierra de triatlón en La Paz Entre Ríos. “Fue un antes y después. Lo que comenzó como un desafío para vencer el miedo del agua se convirtió en una gran bendición, al cruzar la llegada me di cuenta que me gustaba y seguí hasta el día de hoy venciendo miedos, cumpliendo metas y sueños”, dice.
En el marco del Día Internacional de la mujer, considera que “todas deben hacerse tiempo para hacer actividad física, no importa cual. Aún teniendo trabajo e hijos, hay q buscar el tiempo y disfrutar es una manera de desconectarse de la rutina y sentirse bien física y mentalmente”.
Sobre los logros alcanzados, Silvana tiene muy en claro la respuesta: “Los logros son todos los días con la constancia, el esfuerzo y nunca detenerme. Lo demás son resultados”.
“¡Mujeres ámense, valórense y respétense! Después de eso, nada es imposible”, finalizó Silvana Regner.

Sobre la fecha
El 8 de Marzo de 1911, en la ciudad de Nueva York, 129 obreras textiles tomaron una fábrica para luchar por sus derechos. Exigían la reducción de la jornada laboral de 14 horas y mejores condiciones de trabajo. La protesta terminó de manera trágica, ya que se ordenó incendiar el lugar con las 129 mujeres adentro. Años más tarde, en 1975, la comunidad internacional instituyó el 8 de Marzo como Día Internacional de la Mujer. Argentina adhirió a esta conmemoración en el año 1983. El Día Internacional de la Mujer se refiere a las mujeres como artífices de la historia y hunde sus raíces en la lucha de la mujer por participar en la sociedad en pie de igualdad con el hombre.