Tecnología al servicio de la estética

Publicado por: 14/11/2017 0 comments 141 views

Para la reducción y el tratamiento del contorno corporal y para la reafirmación de la piel del rostro, cuello y cuerpo se utiliza el sistema Venus Legacy. Se puede utilizar en cualquier parte del cuerpo.

Maia Vijod (*)

El centro de estética Michelle Farr ofrece en sus instalaciones el sistema Venus Legacy que utiliza tecnología 4D®. Esto quiere decir que combina: Radiofrecuencia Multipolar, Pulso Magnético o campos electromagnéticos pulsados (PEMF), Vacumterapia o tecnología VariPulseÖ (VP) y Retroalimentación Termal en tiempo real. Estas propiedades permiten brindar procedimientos indoloros con resultados superiores a otros dispositivos del mercado.

Venus Legacy se utiliza para la reducción y el tratamiento del contorno corporal y para la reafirmación de la piel del rostro, cuello y cuerpo; por lo que permite reducir el volumen corporal (grasa localizada) de forma no invasiva, reducir la celulitis y reafirmar la piel del cuerpo (glúteos, brazos, muslos, abdomen…), y reducir las arrugas y reafirmar la piel del rostro y del cuello.

Venus Legacy, utiliza radiofrecuencia multipolar con campos magnéticos pulsados que produce una matriz de calor relajante y terapéutica sobre la piel. La radiofrecuencia multipolar ocasiona una reacción térmica en los tejidos que se traduce en contracción de la piel. De esta manera, se podrá apreciar una piel más tensa y reafirmada, una reducción de las arrugas y una disminución de la celulitis.

Este sistema se adapta a las necesidades del paciente y se puede utilizar en cualquier zona del cuerpo: cara, abdomen, brazos, cuellos, piernas y glúteos.

Los efectos que se consiguen a nivel corporal son: reducir el volumen y tensar la piel para definir el contorno de los brazos y el abdomen consiguiendo un vientre plano y definido, reducir el volumen y la celulitis para un piel más tersa y unas piernas más estilizadas, reducir la grasa acumulada y estilizar el área de debajo del pecho, y reducir la celulitis, dar contorno y elevar los glúteos.

A nivel facial se consigue estimular el colágeno y disminuir la flaccidez de los pómulos consiguiendo un contorno definido, remodelar las facciones, reposicionar los pómulos y levantar las cejas abriendo la mirada para definir mejor el contorno facial, reducir el aspecto de cansancio y del paso del tiempo alrededor de los ojos, y reducir las líneas de expresión y las arrugas de alrededor de la boca reduciendo a su vez el volumen y la flacidez del óvalo facial consiguiendo una línea de la mandíbula más definida. Su efecto reductor a nivel facial afina el cuello y el escote, la doble papada, redibuja el contorno facial. Además, la luminosidad de la piel se ve desde la primera sesión como si se tratara de un Efecto Flash.

Si queremos realizar el tratamiento completo Venus Legacy a nivel facial son necesarias de 6 a 8 sesiones, según el estado de la piel de cada persona, y en este caso, además del efecto flash también conseguiremos un efecto reconstructor a largo plazo. En tanto que a nivel corporal serán necesarias de 8 a 10 sesiones según cada caso en particular. El trabajo en cada zona dura 30 minutos aproximadamente y se recomienda realizar una sesión cada 15 días.

(*) Especialista en Medicina Estética. Mat. Prof. N° 7098

Este sistema se adapta a las necesidades del paciente y se puede utilizar en cualquier zona del cuerpo: cara, abdomen, brazos, cuellos, piernas y glúteos.