Termoterapia: una alternativa para reducir el tejido adiposo

Publicado por: 15/11/2018 0 comments 38 views

Una nueva incorporación tecnológica llegó a Michelle Farr. Se llama Termocel® Stim, un electroestimulador muscular de corrientes alternas que, combinado con termoterapia favorece el aumento muscular, la reducción del volumen del adipocito individual y del  tejido adiposo general.

 

La termoterapia consiste en la aplicación de calor sobre el organismo. Sus fines son terapéuticos, pero también pueden ser estéticos, en el cual se emplea para la reducción del volumen del adipocito individual, y consecuentemente, del tejido adiposo general.

El calor generado por ese equipo se transmite sobre el tejido conjuntivo de la piel y la grasa subcutánea, estimulando la elevación de la tasa metabólica local y la microcirculación. Como consecuencia de ello, promueve el desencadenamiento de mecanismos de lipólisis (proceso metabólico mediante el cual los lípidos del organismo son transformados para producir ácidos grasos y glicerol para cubrir las necesidades energéticas).

La electroestimulación, además, se utiliza para el fortalecimiento muscular, tonificando y mejorando la estética de la zona tratada.

En síntesis, Termocel® Stim es un tratamiento de doble efecto: tonifica y reduce las adiposidades localizadas. ¡Una combinación perfecta!

Beneficios en general

En termoterapia, el agente térmico debe estar entre los 34 y los 36 grados centígrados, como mínimo, sin llegar a sobrepasar los 58 grados. El calor se expande por todo el cuerpo, por medio de mecanismos de conducción, convención y radiación.

La termoterapia posee propiedades analgésicas, que actúan de manera bastante rápida en el organismo. Su capacidad de acción estará supeditada al grado de temperatura, tiempo de duración de la terapia y el estado de salud del paciente. Este tratamiento es útil para reducir las molestias ocasionadas por las contracturas musculares, tanto si son músculos esqueléticos o vísceras.

 

Cabe señalar, que este tratamiento se encuentra contraindicado para personas que sufren ciertas enfermedades, como cardiopatías, procesos tumorales o bajo tratamiento oncológico, ya sea sistémicos o localizados, heridas abiertas, eritemas, dermatitis, varices o procesos hemorrágicos, pacientes que tomen medicamentos anticoagulantes, entre otros.

 

La termoterapia consiste en la aplicación de calor sobre el organismo. Sus fines son terapéuticos, pero también pueden ser estéticos, en el cual se emplea para la reducción del volumen del adipocito individual, y consecuentemente, del tejido adiposo general