Tiempo de invierno

Publicado por: 15/12/2015 0 comments 375 views

Actividades para las tardes de frío con los más chicos

 

Cuando llega el invierno, el frío nos invita a estar calentitos dentro de casa. Cuando sopla el viento frío, lo mejor y más agradable es jugar dentro de casa. Al pasar más tiempo en casa, sentimos que el invierno se hace más y más largo, y que sus tardes son eternas. Para que estar en casa no se convierta en una pesadilla, la familia entera puede entretenerse con ideas originales.

 

Juegos de invierno para niños
Estar más tiempo en casa conlleva, en muchos casos, que los niños se entretengan con la televisión. Según estadísticas, los pequeños pueden pasar entre 3 a 4 horas diarias frente al televisor. Por eso será necesario que un adulto, seleccione la programación que sea más adecuada a la edad de los niños y que controle la cantidad de tiempo que se estará frente a la televisión. La idea es evitar que esta sea la única forma de diversión. Lo mismo debe suceder con las computadoras y tablets.
Lo más indicado para los niños que pasan mucho tiempo en casa, es que jueguen. Solo, con hermanos, amigos, familiares…a las cartas, a dibujar, a moldear, a colorar e incluso juegos de movimiento si en casa se dispone de espacio. Si el niño sabe leer, se puede determinar un horario diario para la lectura, sino es muy importante leerle a diario y tener disponible tiempo para jugar.

 

Actividades caseras
– Moldear plastilinas, arcilla, yeso.
– Puzzles
– Juegos de construcción
– Juegos simbólicos. Títeres, muñecos, cocinita, cuentos
– Juegos educativos: adivinanzas, trabalenguas, “Veo veo”, memoria.
– Pinturas: colorear dibujos, camisetas, ventanas, vasos, cuadros, etc.
– Juegos interactivos.
– Hacer collage, dibujos, etc.

 

Diversión aire libre
Los niños también pueden divertirse al aire libre, durante el invierno. Pueden y deben, ya que no es conveniente que ellos respiren solamente el aire del interior de su casa y estén expuestos a los gérmenes con mayor frecuencia. Es importante que salgan y respiren el aire de fuera.
Hay que abrigarlos bien, proteger fundamentalmente cabeza, cara, cuello y manos.
Aun cuando es necesario salir de casa, el tiempo no debe ser prolongado.