Trampolín, una actividad que trae beneficios a la salud

Publicado por: 11/04/2017 0 comments 109 views

Saltar sobre una cama elástica, también conocida como trampolín, es un ejercicio que proporciona numerosos beneficios de bienestar cardiovascular y de salud. Es una actividad aeróbica superior que puede ayudar a quemar calorías e impulsar tu metabolismo, tu sistema inmunológico y muchos otros órganos vitales.

Para desintoxicar el cuerpo no solo se puede seguir una dieta; también es muy importante mover el sistema linfático. Para ello tenemos que hacer ejercicio, mover el cuerpo. El sistema linfático se encarga de bañar cada célula de nuestro cuerpo, transportar nutrientes hacia ellas y eliminar las toxinas que no necesitamos. Sin el ejercicio físico el sistema linfático no puede realizar sus funciones y las células se quedan estancadas, les faltan nutrientes y enferman, dando lugar a enfermedades como la artritis, el cáncer y otras enfermedades degenerativas. Hacer ejercicio físico, y en particular, saltar en el mini trampolín, hace aumentar la actividad del sistema linfático 15 o 30 veces más.

El movimiento vertical de arriba abajo que se hace saltando en el mini trampolín es muy efectivo porque los fluidos del sistema linfático se mueven a través de los canales llamados “vasos”, que están llenos de válvulas unidireccionales, por lo que el sistema linfático se mueve siempre en la misma dirección. Los principales vasos linfáticos corren por las piernas, los brazos y el torso.

Trampolín es una actividad que en la actualidad ofrecen muchos gimnasios. Quienes la practican cuentan que es buenísima para quemar calorías. Son clases fuertes, por lo que quien quiera hacerla es importante que consulte antes con un médico si se lo aconseja de acuerdo a su historia clínica y antecedentes.

 

Beneficios

Se recomienda saltar en el mini trampolín durante 10 a 30 minutos diarios, según la intensidad. Los beneficios de hacerlo serán:

-Hacer circular el oxígeno a los tejidos.

-Aumentar la circulación linfática, así como el flujo de la sangre en las venas del sistema circulatorio.

-Ayudar a respirar más profundamente.

-Normalizar la presión arterial.

-Puede ayudar a combatir la depresión.

-Estimular el metabolismo.

-Promover el tono muscular.

-Aumentar la actividad de la médula ósea en la producción de células rojas de la sangre.

-Reducir los niveles de colesterol y triglicéridos elevados.

-Mejorar los procesos de digestión y eliminación.

 

Cuerpo tonificado

Un entrenamiento estricto en el trampolín puede ejercitar con eficacia los músculos de los abdominales, las piernas, los muslos y las nalgas. Rebotar varias veces en un trampolín te proporciona un ejercicio de cuerpo completo, más que otros entrenamientos, para áreas localizadas. Tus piernas, muslos y nalgas son especialmente acondicionados y tonificados por los movimientos de salto consistentes. Además, puedes ejercitar los brazos con los movimientos de balanceo en cada salto.