Último mes de la Campaña Nacional de Seguimiento contra Sarampión y Rubéola

Publicado por: 15/11/2018 0 comments 116 views

La vacuna es gratuita, obligatoria y la deben recibir todos los chicos que tienen entre 13 meses y cuatro años. El objetivo es reforzar la protección contra una enfermedad que tuvo brotes importantes en Venezuela, Brasil y en algunos países europeos. Se llevará a cabo hasta el 30 de noviembre.

 

Hasta fines de este mes los chicos que tienen entre 13 meses y cuatro años deben colocarse una dosis adicional de la vacuna contra el sarampión, una enfermedad que había prácticamente desaparecido de los países desarrollados pero que volvió con fuerza en los últimos años, con muchos casos en Europa y brotes importantes en países cercanos como Brasil y Venezuela.

El calendario oficial de vacunación establece que se aplican la primera dosis de la vacuna triple viral al año (también inmuniza contra rubéola y paperas) y la segunda a los cinco años, antes de ingresar a primer grado. Esta dosis adicional estaba programada y tiene la meta de reforzar la inmunización. Es gratuita, obligatoria y se coloca en los centros de salud y hospitales.

“El sarampión y la rubéola son enfermedades virales muy contagiosas que se trasmiten por vía aérea. Si bien ambas fueron eliminadas de Argentina, siguen estando presentes en otros países y la permanente movilidad de personas genera riesgo de reintroducción de estos virus en el país. Por ello es necesario realizar campañas periódicas de vacunación”, explicaron desde el Ministerio de Salud de Santa Fe.

 

Tres virus

El sarampión es una enfermedad viral altamente contagiosa que provoca exantema (pequeñas manchas rojas en la piel), fiebre y síntomas respiratorios, además de una importante disminución de la inmunidad, lo que facilita la aparición de otitis, neumonía, convulsiones, encefalitis e incluso la muerte. Se transmite por vía aérea y contacto directo por gotas de saliva.

La rubéola también es causada por un virus y se caracteriza por síntomas como la fiebre, ganglios agrandados (principalmente en el cuello y detrás de las orejas) y erupción en la piel que dura de 3 a 5 días, la cual se inicia en la cabeza y luego desciende al resto del cuerpo. También pueden aparecer dolores en las articulaciones del cuerpo en adultos. Se transmite por contacto con las personas que se han contagiado con el virus. La vía de transmisión es respiratoria, por la salida del virus en las gotitas de saliva que se producen al hablar, toser o estornudar, o con los objetos contaminados con las secreciones.

Casi el 50% de las personas infectadas por el virus de la rubéola no presentan síntomas. Sin embargo, aún sin ninguna manifestación, transmiten la enfermedad, lo que representa un riesgo para las personas y sobre todo para las mujeres embarazadas. Si una mujer se infecta durante el primer trimestre de gestación, existe un 90% de probabilidades de que el recién nacido presente las manifestaciones del Síndrome de Rubéola Congénita.

La parotiditis (paperas) también se transmite de persona a persona a través de las secreciones que se eliminan al hablar, toser o estornudar, o bien por contacto directo con cualquier objeto contaminado con esas mismas secreciones. El período de incubación se puede extender de 12 a 25 días. En casos graves, las paperas pueden afectar el sistema nervioso central, el páncreas, los testículos y los ovarios.