Un aliado bajo en calorías

Publicado por: 19/10/2017 0 comments 36 views

El apio es una verdura que, además de darle una cuota de sabor a una comida, aporta minerales como potasio, sodio, magnesio, calcio y vitaminas. Además, como el 90 por ciento es líquido, es bajísimo en calorías. Tiene sólo entre 15 y 25 calorías cada 100 gramos. Y pese a ser tan liviano, tiene grandes beneficios.

El apio tiene un alto contenido de potasio (260 miligramos cada 100 gramos), por eso actúa como diurético, y al tener flavonoides y ácido fénico actúa como antioxidante.

Eso sí: es importante no conservarlo demasiado tiempo porque se vuelve muy fibroso. Pero en una bolsa puede estar entre una y dos semanas en la heladera.

Beneficios y propiedades del apio para salud

Es diurético y depurativo. El apio se utiliza para las infecciones en los riñones ya que facilita su funcionamiento. Es un excelente depurativo porque elimina sustancias de desecho con la orina, como el ácido úrico y la urea. Por esto, es recomendable como remedio casero para disolver cálculos, eliminar toxinas y atacar la gota, afecciones articulares o diversos reumatismos.

Contribuye en el descenso de peso. Debido a su bajísimo valor calórico es un alimento ideal para usar en dietas. Al comerlo crudo, su abundancia en fibra obliga a masticarlas bien y proporciona sensación de saciedad.

Tiene efecto antiinflamatorio  de dolores articulares.

Como tratamiento casero, el apio es apropiado para procesos inflamatorios como gota o artritis. Sus diversos compuestos ayudan en la renovación de las articulaciones y el tejido conjuntivo.

Ayuda en la digestión. Esta verdura favorece la secreción de saliva y jugos gástricos, por lo que su consumo está especialmente indicado en personas con inapetencia y digestiones lentas.

Genera beneficios en la piel. El apio aporta sustancias que protegen la piel y se activan con la luz ultravioleta aumentando la disponibilidad de células productoras de pigmento en la superficie de la piel. Es utilizado en casos de psoriasis y para tratar el vitíligo.