Una sanación chamánica para empoderar a la mujer

Publicado por: 11/06/2019 0 comments 57 views

El ritual de sanar el útero es una práctica cada vez más difundida. Los rituales del chamanismo ayudan a muchas personas que buscan profundizar que necesitan otras respuestas.

La herramientas y saberes sagrados del chamanismo están siendo recuperados e integrados a nuestras vidas urbanas. Ayudan a profundizar el autoconocimiento, la sanación. Es una práctica cada vez más extendida entre las mujeres de las ciudades es el ritual de sanación del útero.

Es tiempo de la reivindicación de lo femenino, del redescubrimiento de su potencia y de toma de conciencia del daño que nos han hecho los siglos de patriarcado. Por eso ahora, muchas de nosotras, podemos sanar las memorias de dolor, recuperando también la sabiduría ancestral de estas tierras, aquella que siempre estuvo ahí a pesar de haber sido desvalorizada, ridiculizada y vedada para la mayoría.

“El Ritual de Útero es una simple y profunda meditación que nos guía para que podamos sanar las memorias ancestrales y recuerdos inconscientes de dolor, sufrimiento y sometimiento que alojamos en ese órgano. Para muchas mujeres, esta carga es la causante de miedos y limitaciones. A través de este ritual es posible tomar conciencia de ello, liberar y sanar todo lo que arrastramos de generación en generación sin saberlo. La sanación del útero forma parte de los nueve ritos de Munay Ki. Es el último de ellos y se puede hacer de forma individual sin haber participado de los anteriores. Siguiendo el orden cronológico podría ser denominado el número 10 pero se lo conoce como 13 ya que está asociado con las 13 lunas en las que se dividen los ciclos de esta cosmovisión.

Entre muchas otras cosas, nos ayuda a despertar la conciencia sobre el poder del útero a nivel físico y energético ya que es considerado como el centro de poder de las mujeres, donde se encuentra un gran potencial creativo que puede ser utilizado para dar vida a nuestros hijos, a proyectos y o a desplegar los dones y talentos que traemos por nosotras mismas y aquellos que heredamos también de nuestras ancestras”, explica Mariel Siano una facilitadora de este ritual que se ha decidido a ayudar a muchas más después de una interesante experiencia personal con la sabiduría de las mujeres de Perú

Suele hacerse en grupo, ya que la experiencia compartida se potencia en muchas formas, pero también puede realizarse de forma individual. Se efectúa en luna llena. En la siguiente luna nueva se entrega una piedra para que cada mujer la entierre en una maceta o en tierra y es en este acto simbólico donde se termina de soltar el miedo, el dolor, la angustia y la pena para conectar con la libertad, la alegría, la compasión y la paz.

“Esta sanación ayuda a liberarnos de nuestros bloqueos en todos los sentidos. A veces sentimos que no podemos avanzar en lo material, en la pareja, en poder formar una familia. En ocasiones no logramos sentirnos valoradas por el hombre o ellos por una mujer. Nos invade la sensación de que la vida es injusta, que el amor no llega o que vivimos en carencia. Estas emociones y creencias pueden ser propias o las cargamos sin saberlo porque también son heredadas de generación en generación sufriendo las consecuencias de aquello que nuestros ancestros no pudieron resolver. Sanando el pasado desde nuestro presente lo resolvemos para nosotras y para todos los que son parte de nuestro clan familiar. La rito de sanación del útero permite limpiar siete generaciones hacia atrás y liberar a nuestra descendencia.”, explica Rosana Carretta, otra sabia mujer, que lleva adelante estas reuniones en Buenos Aires y es transmisora del Ritual.

Cosmovisión Andina

El ritual del útero o de la Matriz es un rito iniciático de las tradiciones chamánicas. Se transmite y se recibe de mujer a mujer. Proviene de un linaje de mujeres medicina de la tribu Shipibo, un pueblo de la amazonia de Perú. A través de él se reconecta el útero con el meridiano del corazón para poner en relevancia lo sagrado de lo femenino.

Quienes pueden participar

Cualquier mujer, de cualquier edad puede hacer este ritual y recibir la bendición, incluso aquellas que tuvieron una histerectomía, ya que la energía creativa del útero sigue latente. Cada mujer que forma parte de un Ritual de Útero Munay Ki se convierte en “guardiana del útero” y si lo siente puede seguir entregando este ritual a otras mujeres. “También pueden participar aquellos hombres que sientan que tienen que sanar temas vivenciados en el útero de su madre. Los hombres pueden ser parte del círculo o estar enéll como guardianes. Si no sienten el llamado, de todas maneras son invitados a que profundicen en esta sabiduría sagrada y alienten a las mujeres para que participen de alguna sanación del linaje femenino .El apoyo masculino sigue siendo de gran importancia para estos tiempos” afirma Mariel Siano que además de licenciada en comunicación es astróloga y tarotista.

La importancia simbólica y energética del útero
“Nuestro útero recibe información de madres a hijas y por ende de todo nuestro linaje femenino. Allí están las memorias de viejas creencias acerca de cómo se percibía el ser mujer en otros tiempos, como se consideraba a la maternidad, más las historias conocidas y olvidadas de sometimientos y abusos.

Ya desde el vientre materno percibimos también las emociones, deseos, y todo aquello que nuestra madre atraviesa durante el embarazo y se impregna la información acerca de cómo nuestra madre nos percibió al nacer. Esto nos afecta de muchas formas. En el útero está la memoria de cómo fue nuestro despertar del deseo, del amor y del sexo. Allí guardamos información energética de cada relación sexual que hemos tenido. Las mujeres tendemos a retener esa información y por lo tanto hay que limpiar mucha de ella. Según esta cosmovisión sagrada, los resabios de viejas parejas que aún están en nosotras, se liberan a partir de recibir esta bendición. La limpieza energética es de tal magnitud que muchos aseguran que tiene impacto en el sistema endocrino y hormonal”, explica Rosana Carreta que además es una gran lectora de Registros Akáshicos.

Mariel Siano lo cuenta también en forma personal. “Llegué al Ritual de Útero hace unos años porque me llamaba la atención cómo se repetían ciertas temáticas en las mujeres que venían a buscar información sobre sus carta natal y tránsitos. En lo personal también me encontraba repitiendo situaciones amorosas que no podía destrabar. A nivel físico tenía mucho dolor de útero durante mis menstruaciones y había tenido un quiste hemorrágico en un ovario. Un año después de recibir el Ritual de Útero y vivenciar el proceso interno que despertó en mí, conocí a Juliana Dalzotto y decidimos unir nuestro conocimiento y experiencia para facilitar el ritual a otras mujeres”

Roxana Carreta afirma con su dulce y contundente sabiduría: “Necesitamos resignificar lo que es ser mujer en esta época, en paridad con el hombre, logrando un equilibrio energético a través del amor. Para eso es necesario revalorizar nuestros ciclos menstruales, la sacralidad de nuestro útero que es dónde se gesta la vida y recuperar todas las habilidades y dones que hemos recibido. Por siglos los olvidamos o fuimos obligadas a dejarlos de lado, pero ahora es el tiempo en el que podemos recordar lo poderoso de lo femenino, nuestra intuición y reconectarnos con el cosmos y con la madre tierra. Todo esto y mucho más espera e algún momento ser sacado a la luz y puesto en evidencia al servicio de algo mayor”.