Vacaciones: asesórate sobre los cuidados a tener en cuenta

Publicado por: 22/01/2019 0 comments 161 views

El Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias de Santa Fe (Cemafe), ubicado en calle Mendoza 2419, brinda asesoramiento sobre los cuidados y prevenciones que tenés que saber en tu plan de vacaciones. Solicitá un turno al correo electrónico turnosmedicinadelviajero@santafe.gov.ar.

Las vacaciones de verano, para muchos santafesinos, ya llegaron o están próximas. Si te vas de viaje, tenés que saber que se encuentra habilitado el primer servicio público de Medicina del Viajero en el Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias de Santa Fe (Cemafe), ubicado en Mendoza 2419, que brinda asesoramiento sobre los cuidados y prevenciones vinculadas con vacunas, alimentos y demás.

La medicina del viajero es una especialidad médica dedicada a la prevención de enfermedades y situaciones potencialmente peligrosas a la que están expuestas las personas cuando realizan un viaje. En este sentido, es importante que quien está por viajar realice una consulta, como mínimo, un mes antes de la partida. Para ello puede solicitar turnos al correo electrónico turnosmedicinadelviajero@santafe.gov.ar.

Tipo de asesoramiento
Evaluación médica del viajero y necesidades individuales de acuerdo a edad, enfermedades preexistentes, medicación habitual, alergias, embarazo y lactancia.
-Precauciones a tener en cuenta, vacunas recomendadas y posibles prevenciones según el destino.
-Características del viaje: tipo de traslado, modalidad de alojamiento y posibles enfermedades frecuentes en la zona geográfica a visitar.
-Recomendaciones generales para viajes con niños, embarazadas, adultos mayores de 65 años, mochileros, turismo aventura, turismo de altura, o buceo.
-Afecciones frecuentes durante el viaje: mareos, accidentes más comunes, agua y alimentos, condiciones climáticas, mordeduras de animales, picaduras de insectos, transmisión sexual, etc.
-Al volver del viaje: cuáles son los síntomas que requieren consulta médica, diagnóstico y tratamiento.

 

A tener en cuenta si tu destino es Brasil
La Fiebre Amarilla es una enfermedad viral que se transmite a través de la picadura de ciertos mosquitos infectados previamente por el virus de la fiebre amarilla. Puede ser grave y provocar la muerte. Quienes viajen a Brasil deben tomar especiales cuidados.
Para viajeros, se recomienda la vacunación a quienes se dirijan a una zona con circulación activa comprobada de fiebre amarilla y no presenten contraindicaciones para recibirla.
Entre los destinos en Brasil que no se recomienda la vacunación están las playas del norte: Fortaleza, Recife, Natal, Maceió, Puerto de Gallinas o Jericoacoara, ya que allí no existe riesgo. Sí se recomienda para los viajeros, a partir de 9 meses de edad, que se dirijan a las a las playas del sureste y sur de Brasil.
Los síntomas de la Fiebre Amarilla comienzan en forma brusca, con mucha fiebre, escalofríos y dolor de cabeza. Además, pueden aparecer dolores musculares, náuseas y vómitos. Muchas veces, las formas graves causan hemorragias, insuficiencia hepática y falla orgánica múltiple.
Es fundamental consultar rápidamente al médico ante la presencia de algunos de los síntomas mencionados y no automedicarse. Los antifebriles de uso habitual pueden ser extremadamente perjudiciales.
La fiebre amarilla no tiene tratamiento específico, pero puede prevenirse siguiendo los siguientes consejos:
-Vacunación. La vacuna contra la fiebre amarilla es la principal medida de prevención contra la enfermedad. Brinda protección a partir de los 10 días de colocada y dura toda la vida. De cualquier manera tiene contraindicaciones que deberías consultar.
-Uso de ropa adecuada. mangas largas, pantalones largos, de preferencia de color claro.
-Empleo de repelente sobre la piel descubierta. Se recomienda los que contengan DEET (N,N-diethil-m-toluamida) entre 15 y 30%). Repitiendo la colocación del repelente cada 4 o 6 horas. Las embarazadas y mujeres lactantes pueden utilizar repelentes que contengan DEET, de acuerdo con la seguridad del producto. La mayoría de los repelentes, incluso los que contengan DEET, pueden usarse en niños mayores de dos meses. Al aplicar el repelente a niños, evitar colocar en manos, ojos y boca
-Uso de insecticidas en el interior de las viviendas. Espirales, tabletas termoevaporables, aerosoles, etc. También es importante alojarse en un lugar que tenga mosquiteros, ventiladores y/o aire acodicionado.
Para mayor información sobre otros países con riesgo de contagio de fiebre amarilla y circulación de otras enfermedades trasmitidas por mosquitos, puede consultarse en www.santafe.gov.ar

La medicina del viajero es una especialidad médica dedicada a la prevención de enfermedades y situaciones potencialmente peligrosas a la que están expuestas las personas cuando realizan un viaje. En este sentido, es importante que quien está por viajar realice una consulta, como mínimo, un mes antes de la partida. Para ello puede solicitar turnos al correo electrónico turnosmedicinadelviajero@santafe.gov.ar