Vacaciones seguras en auto

Publicado por: 11/01/2017 0 comments 601 views

Una serie de consejos básicos para viajar tranquilo y sin riesgos. Los documentos necesarios; el chequeo del auto; y los elementos obligatorios por ley.  

¿Costa atlántica? ¿Brasil? ¿Uruguay? ¿Sierras de Córdoba? Decidirse por alguno, entre otros, destinos turísticos seguramente fue tema de conversación en los hogares de cara a las vacaciones 2017. Después de un año de mucho trabajo no está mal planificar, con tiempo, cuál es el mejor lugar para tomar unos días de descanso. Sin embargo, hay tema que no es menor a la hora de pensar en las vacaciones: el auto.

En nuestra ciudad, los dueños de muchos talleres reconocen que poner el auto en condiciones es lo último que hacen quienes se alejarán de Santa Fe por unos días. En ese sentido es importante generar conciencia y prestar atención a una serie de cuestiones. Entre ellas:

-El auto a punto. Para realizar un viaje en auto, ya sea una distancia corta o larga, es importante revisar el sistema de frenos. También chequear si no son necesarios cambios de aceite o filtro de aire y combustible. Hay que revisar el estado de las correas de distribución y las mangueras, de los neumáticos, de las luces reglamentarias, de las escobillas del limpiaparabrisas y el agua para el limpia vidrios.

-Llevar la documentación necesaria. En el auto, se debe llevar: DNI o Cédula de identidad de todas las personas que viajan, cédula verde o cédula azul, carné de conducir, oblea al día de la Revisión Técnica Obligatoria (RTO) o Verificación Técnica Vehicular,  comprobante de póliza de seguro obligatorio vigente.

-Elementos dentro del vehículo. Matafuegos con control de carga y al alcance del conductor, balizas portátiles, goma de auxilio y llave de ajuste, chaleco fluorescente y un botiquín

Santa Fe y la RTV

En Santa Fe, preparar el auto para salir a la ruta implica un mínimo de $ 3.390. Este es el costo del control mínimo necesario: $650 por alineación, balanceo y rotación de las cuatro ruedas, $1.000 por cambio de pastillas de freno, y $1.100 de cambio de aceite y filtro; y otros $640 por revisión técnica vehicular (RTV) si la antigüedad del modelo es mayor a dos años.

La revisión técnica vehicular controla tren delantero y trasero, y es importante hacerla ya que la oblea que emiten los talleres autorizados será requerida en todos los controles  de tránsito.

Saber si el automóvil está en condiciones de transitar lleva sólo los 20 minutos necesarios para realizar la revisión técnica vehicular, con trámites y documentación entregada.

El chequeo dista mucho de ser sólo un trámite: una línea de trabajo controla puntos claves del vehículo para certificar su seguridad. En detalle, controla el sistema de frenos, freno de mano, tren delantero, sistema de dirección, suspensión, emisión de gases, estado de las cubiertas, luces completas, espejos, elementos de emergencia (matafuego, baliza y botiquín) y cinturones de seguridad. También, que el auto no tenga ningún tipo de polarizado ni film adherido a los parabrisas: las únicas reglamentarias que pueden estar en los vidrios son las obleas de RTV y la del GNC.

La Ley Nacional de Tránsito indica que este control es obligatorios para vehículos con una antigüedad de al menos dos años. Los autos deben aprobar el control para obtener el certificado y oblea que lo habilitan a transitar.

Cuando las anomalías son moderadas se entrega al vehículo un permiso condicional que le permite circular por 60 días para reparar y volver a verificar. El certificado tiene validez nacional, por lo cual podría irse de vacaciones. En ese lapso, el vehículo debe volver con las anomalías reparadas. Si, por el contrario, las anomalías detectadas son graves, el vehículo es rechazado y no puede circular, tiene que ser reparado y volver al taller pero no tiene permiso para circular.

 
Las vacaciones generan una gran circulación de tránsito de ciudadanos que se trasladan a lugares turísticos. Miles de autos, camionetas y micros salen a las rutas con diversos destinos. Todos deben cumplir con ciertas normas de tránsito.
 

Para un viaje seguro:

-Todos los ocupantes del vehículo deben utilizar cinturón de seguridad.
-Los niños deben viajar en el asiento trasero y en los sistemas de retención que corresponda según su edad.
-Mantener las luces bajas encendidas en todo momento.
-Avisar con antelación las maniobras con la luz adecuada.
-Respetar las normas de tránsito y velocidades máximas.
-No realizar adelantamientos indebidos.
-Mantener la distancia intervehicular correspondiente.
-No hablar por teléfono ni mandar mensajes de texto al manejar.
-No fumar.
-No tomar o cebar mate.
-No comer o beber dentro del vehículo mientras se maneja.
-No cambiar de CD o estación de radio al manejar.
-No utilizar dispositivos de reproducción de videos en el habitáculo delantero.
-No usar el mapa mientras conduce.
-No operar el GPS mientras se conduce.
-No escuchar música a volúmenes altos o utilizar auriculares, siempre es necesario captar los sonidos del ambiente.

Apartado

Cómo preparar el baúl del auto

Distribuir correctamente la carga
Antes de salir de vacaciones es muy importante colocar el equipaje de forma segura e inteligente dentro del baúl del auto. Mientras cargues el auto con bolsos y valijas, hay que compararlas y organizarlas. Las piezas más pesadas deben estar abajo de todo y lo más cerca posible de los asientos. De esta manera con un frenazo el equipaje no saldrá proyectado. La regla de oro es: el equipaje pesado abajo y el más liviano arriba. Además, es importante distribuir uniformemente el equipaje para asegurar que las maletas pesadas no vayan de un lado a otro.

No apilar la carga
Aunque es tentador utilizar todo el espacio de almacenamiento tanto como sea posible, no hay que colocar el equipaje apilado de cualquier manera. Si el equipaje apilado aparece por detrás del asiento trasero, no hay ninguna seguridad que el equipaje se mantenga en equilibrio y en su sitio durante el viaje. Puede caer encima de los niños puesto que no hay nada que haga de tope.

Guardar las piezas pequeñas
Las piezas pequeñas, como un baldecito para juntar arena o un libro, que quede suelto en el auto sin asegurar, pueden convertirse en un momento de frenado en proyectiles peligrosos. El peso de estos elementos con la velocidad del coche puede ser hasta 50 veces más grande que su peso original. Por lo tanto, es importante guardar los objetos pequeños y ligeros en cajas u otros recipientes. Los juguetes que los niños quieran tener en el auto  durante el viaje es mejor que no estén sueltos sino que puedan guardarse después de su uso en la guantera, en los bolsillos traseros de los asientos o en los espacios de almacenamiento de las puertas laterales