Vacuna contra el VPH: todo lo que los padres deben conocer

Publicado por: 11/05/2017 0 comments 218 views

Además de las nenas, ahora también tienen que vacunarse los varones a partir de los 11 años para reducir la mortalidad por cáncer de cuello de útero y para prevenir en ellos otros tipos de afecciones y cánceres asociados a este virus.

Este año se incorporó en el Calendario Nacional de Vacunación la del VPH para varones de 11 años,  es decir nacidos a partir del 2006. Muchos padres preguntan por qué, si el cáncer de cuello de útero afecta a las mujeres.

El Virus del Papiloma Humano (VPH) es la enfermedad de transmisión sexual más frecuente y puede adquirirse tempranamente con el comienzo de la actividad sexual. Por eso la vacunación en la preadolescencia es la estrategia principal para su prevención. Esta iniciativa de vacunar a los varones se suma a la estrategia implementada para las niñas en 2011 por el Ministerio de Salud de la Nación para reducir la mortalidad por cáncer de cuello uterino.

La cartera sanitaria nacional y el Centro de Control de Enfermedades Infecciosas (CDC) de Atlanta informan todo lo que hay que saber sobre esta vacuna.

¿Qué es el VPH?

Las siglas VPH significan Virus del Papiloma Humano. Los VPH son un grupo de más de 100 virus relacionados. Algunos tipos de VPH causan verrugas o papilomas (tumores no cancerosos) en la piel, el cuello uterino, la vagina, el ano, la vulva, la cabeza del pene, la boca y la garganta. Los tipos del VPH no crecen en otras partes del cuerpo. Los VPH de bajo riesgo no causan cáncer, pero los de alto riesgo sí.

¿Para qué sirve la vacuna contra VPH?

Para prevenir el cáncer cérvico-uterino (CCU), disminuir su mortalidad y reducir las enfermedades asociadas al VPH, como verrugas genitales y otros cánceres asociados.

¿Quiénes tienen que vacunarse?

Las niñas de 11 años nacidas a partir del año 2000 y los varones de 11 años nacidos a partir del año 2006. También se indica la vacuna a todas las personas (varones y mujeres) con VIH o con trasplantes de órganos de entre 11 y 26 años.

¿Por qué tienen que vacunarse los varones?

Porque así se disminuye la mortalidad de las mujeres por cáncer de cuello de útero (efecto indirecto) y se previenen en los hombres otros tipos de afecciones y cánceres asociados a este virus (efecto directo). Además se contribuye con la equidad de género, ya que tanto hombres como mujeres son responsables de la transmisión de este virus.

¿Por qué se debe colocar a los 11 años?

La vacuna sólo previene el VPH si se administra antes de que la persona se exponga al virus a través de las relaciones sexuales. Se recomienda para niñas y niños de entre 11 y 12 años, ya que a esta edad la mayoría no empezó a tener relaciones sexuales. Además, a esta edad también reciben otras vacunas contra la tos convulsa, tétanos, difteria y rubéola.

¿Cuáles son los beneficios de la vacuna?

Es la principal herramienta para la prevención del cáncer de cuello uterino y de las verrugas genitales, junto al análisis del Papanicolau.

¿Es segura la vacuna?

La Organización Mundial de la Salud (OMS), en su último reporte del 22 de enero de 2016, reafirma la seguridad de las vacunas contra VPH disponibles y mundialmente distribuidas con más de 200 millones de dosis aplicadas en todo el mundo. Las vacunas utilizadas en Argentina son seguras y eficaces. Sin embargo pueden presentarse eventos adversos después de la administración, generalmente leves. Pero los beneficios de la inmunización son mayores que los posibles riesgos.

¿Se registraron efectos adversos?

Las reacciones adversas más frecuentes fueron en el sitio de inyección, de intensidad leve o moderada, transitorias y de resolución espontánea, como dolor o inflamación en el lugar del pinchazo. los estudios post-comercialización no demostraron asociación entre las vacunas contra VPH e inicio de enfermedades crónicas especialmente autoinmunes.

¿Cuántos efectos adversos por vacunación de VPH se registraron en Argentina?

Entre 2011 y 2016 se aplicaron en el país 3.576.108, de las cuales hubo 300 eventos supuestamente atribuibles a la vacunación e inmunización (Esavi). Es decir que la tasa de efectos adversos es de 8,39 cada 100.000 dosis aplicadas. Sólo 10 casos fueron graves: 7 convulsiones, 1 rash generalizado y 2 broncoespasmos; todos se recuperaron.

¿Las mujeres vacunadas tienen que hacerse el Papanicolau?

Sí, ya que la vacuna no previene todos los tipos de VPH que pueden causar el cáncer de cuello uterino. Este estudio permite detectar cambios tempranos en las células del cuello uterino, de manera que puedan ser tratados antes de que se conviertan en cáncer cervical.

 

¿Por qué a los 11? Porque la vacuna sólo previene el VPH si se administra antes de que la persona se exponga al virus a través de las relaciones sexuales.