Tres meses de actividad física para lucir bien en el verano

Para transformar tu cuerpo y despedirte de los kilos de más, el momento es ahora. ¡Arrancó la operación biquini!

 

 

Practicar deporte es importante, no sólo para estar en forma sino por la larga lista de beneficios emocionales que trae. Sin embargo, la realidad es que no siempre hay tiempo. A veces las actividades del día hacen que uno olvide lo bueno que es ir al gimnasio.

Cuando se aproxima el verano, viene la preocupación. La operación biquini necesita entre 10 y 12 semanas, como mínimo, para que los cambios físicos sean lo suficientemente notorios y visibles.

La fórmula

La constancia es la clave del éxito de cualquier operación biquini. Asumida esta idea, llega la pregunta eterna: ¿cuántas veces a la semana es necesario hacer ejercicio para conseguir resultados? Si la persona es sedentaria o con poca experiencia a la hora de ponerse en movimiento es recomendable que al menos tres veces por semana, en sesiones de 60 minutos, combine ejercicios cardiovasculares con resistencia. Por otro lado, si la persona posee un nivel de fitness superior, la rutina se puede dividir en 5 días de 60 minutos y dejar al menos dos días de descanso alternados para dejar reposar los músculos.

Descanso

Querer compensar el abandono del invierno en materia de fitness con sesiones larguísimas en el gimnasio sin descanso, 7 días a la semana, no sirve. Los músculos reciben estímulos a través del ejercicio físico y necesitan periodos de descanso para que se adapte a la actividad y se transforme. Por lo tanto, resulta fundamental intercalar ejercicio y descanso.

Cambiar de rutina

El cuerpo es sabio y se adapta rápidamente, por lo tanto, es necesario variar el entrenamiento con regularidad. ¿Cada cuántas semanas debo cambiar la rutina de entrenamiento? Lo ideal, como norma general, es hacerlo cada 5 semanas.

Adiós a la balanza

Es fundamental que la persona se guíe sólo por lo que diga el porcentaje de grasa corporal. Cuando uno hace ejercicio físico y dieta, la masa muscular generalmente aumenta y la masa grasa disminuye. Sumado a ésto, el músculo pesa más que la grasa. Por lo tanto, si tenemos esto en cuenta, el peso no reflejará los cambios físicos, pero el porcentaje graso sí.

Modificado por última vez en 18/08/2016

Share this article