El gateo, una experiencia fundamental para el aprendizaje

Gatear supone para un bebé una adquisición de autonomía frente a los padres y una oportunidad de descubrir y experimentar el entorno. Se trata de un momento evolutivo en su vida, que hay que permitir.

 

Ma. De los Milagros Jobson (*)

El gateo es un momento evolutivo muy importante, pues supone una adquisición de autonomía frente a los padres y una oportunidad de descubrir y experimentar el entorno que el niño no había tenido hasta entonces.

Sin embargo, hoy en día observo en mi trabajo cotidiano que la mayoría de los bebés no se arrastran ni gatean lo suficiente sino que muchos utilizan andador (el peor enemigo de los niños) y hay padres o abuelos, bien intencionados pero equivocados, que buscan hacerlos caminar precozmente agarrándolos en alto de las manos cuando sus piernas aún no están preparadas.

El gateo desarrolla la visión, la tactilidad, el equilibrio, la propiocepción, la motricidad gruesa y la motricidad fina, la orientación y discriminación espacial de fuentes acústicas y la futura capacidad de escritura. Además integra los diferentes subsistemas del movimiento que componen otros muchos más complejos como andar, correr, etc. Por tanto, si el gateo se desarrolla correctamente se favorecen las conexiones futuras de todo tipo entre los dos hemisferios cerebrales. Y de estas conexiones depende el correcto desarrollo de funciones cognitivas (aprendizaje) y de movimiento más complejas.

Por gateo entendemosel acto de desplazarse en cuatro puntos de apoyo, con un patrón cruzado de movimiento. Existen una serie de beneficios que el gateo proporciona, a nivel de aprendizaje para el niño. Entre ellos:

  • El desarrollo del patrón cruzado de movimiento, que esla función neurológica que hace posible el desplazamiento corporal. Ese movimiento consiste en mover brazo derecho y pie del lado contrario, e igual con el otro brazo y pie, en cada movimiento. Cuando gatean se tonifican los músculos que le van a permitir al niño tonificar a su vez la columna, lo cual le ayudará a mantenerse erguido cuando se ponga de pieen la siguiente etapa. 
  • El gateo ayudará al bebé a ejercitar y perfeccionar la visión. Ahora el bebé ha de estar más atento a lo que le rodea, a ver por donde va y lo que está explorando, por tantoaprende a enfocar ambos ojos y a enfocar a una distancia de 30-40 cm aproximadamente, la misma distancia a la que deberá, posteriormente, colocar el libro cuando empiece a leer y escribir en su etapa escolar.
  • Se desarrolla el sistema vestibular que es el encargado de regular el equilibrio, y el sistema propioceptivo, lo que le permitirán al bebéconocer donde están las diferentes partes del cuerpo y a situarlas.
  • Por medio del movimiento, los niños desarrollan su capacidad de comunicación al explorar e interactuar con su mundo;  también promueve una mayor confianza en sí mismos, haciéndolos sentirse competentes física y emocionalmente cuando usan su cuerpo para comunicarse y resolver problemas.
  • Otro de los beneficios que tiene el gateo es que seestimula la tactilidad de la palma de la mano, lo cual beneficia a su vez la motricidad fina que en un futuro se traducirá en un buen control de trazo de la escritura. Al masajear la palma de la mano, ésta envía información al cerebro sobre las sensaciones y texturas que siente el niño. 
  • Mediante el gateo se desarrolla lacoordinación óculo manual. Cuando el niño gatea se establece entre ojo-mano una distancia similar a la que más adelante habrá entre ojo y mano a la hora de leer y escribir.
  • Conecta los hemisferios cerebrales creando rutas de información cruciales para la maduración de las diferentes funciones cognitivas.

Esto explica la estrecha relación que existe entre el gateoy el aprendizaje escolar. La actividad motora del niño es paralela al desarrollo de la inteligencia de éste.

Por todo esto, y simplemente porque es lo natural: demos a nuestros hijos todas las oportunidades de gatear.

El gateo desarrolla la visión, la tactilidad, el equilibrio, la propiocepción, la motricidad gruesa y la motricidad fina, la orientación y discriminación espacial de fuentes acústicas y la futura capacidad de escritura. 

 (*) Lic. En Psicopedagogía

Mat. N° 718

Terapeuta en Estimulación Temprana

Share this article